Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Julio 2013

Casino Municipal Patrimonio y sustento de Viña del Mar

Por Emilio Toro Canessa, Profesor de Historia y Geografía. Investigador Archivo Histórico Patrimonial, Ilustre Municipalidad de Viña del Mar.
Casino Municipal Patrimonio y sustento de Viña del Mar

La obra de Ibáñez trajo para Viña del Mar un sinfín de beneficios turísticos, destacando entre ellos la creación del Casino de Juego, que se convirtió en un centro político de notable influencia en el acontecer nacional.

Los comienzos del Casino Municipal de la ciudad se remontan hacia el 28 de Febrero de 1914, momento en que el intendente Alberto Mackenna señalaba que la creación en Viña del Mar de un casino era el único medio para darle vida, prosperidad, alegría y movimiento a un balneario. Pasarían catorce años para que su proyecto tomara vida a través de la creación, en 1928, de la Ruleta en el balneario del Recreo. Dos años después, bajo la presidencia de Carlos Ibáñez, esta idea comenzaría a tomar cuerpo junto con la Junta Pro Balneario. El primer mandatario expresaba que la comuna, al ser la primera ciudad balneario y una de las más importantes, debía ser un ícono y símbolo en el país, Latinoamérica y en el mundo. Para ello, señalaba que debían existir obras que lo ratificaran; de este modo se autoriza la construcción del Teatro Municipal, del Casino Municipal y la residencia presidencial del Cerro Castillo.
 
Indicaba el jefe de estado que este palacio de verano de los presidentes de Chile honraría a la ciudad, para lo cual firmará y promulgará la Ley 4.283, la cual dará recursos económicos extraordinarios a Viña del Mar. Ibáñez, en sus discursos, señalará que esta ciudad será el faro turístico de Chile a nivel internacional, siendo el Casino Municipal el que dará el impulso y recursos necesarios para la continua transformación y crecimiento.
 
La obra de Ibáñez trajo para Viña del Mar un sinfín de beneficios turísticos, destacando entre ellos la creación del Casino de Juego, que se convirtió en un centro político de notable influencia en el acontecer nacional. Gracias a las ganancias que generaba este centro de entretenimientos, la municipalidad pudo adquirir una serie de bienes inmuebles, entre los que se cuentan el Palacio, la Quinta y Pinacoteca de la familia Vergara, el Palacio y Quinta Rioja, el Castillo Wulff y el Palacio Carrasco. Además, financió obras de urbanización tales como la pavimentación del camino a Concón, la avenida Perú, la avenida San Martín y el mejoramiento de Santa Inés. Por último, los dividendos entregados por el Casino contribuyeron económicamente para generar algunas obras de infraestructura turística, el Hotel O ́Higgins y Miramar, y de salubridad, parte del Hospital Gustavo Fricke.
 
Es así como el Casino Municipal se convierte en la piedra angular del prestigio y fama a nivel internacional de la ciudad, de su infraestructura, patrimonio y cultura. Este se ha transformado en un importante generador de ingresos para el continuo desarrollo de Viña del Mar y Valparaíso. Así llega a ser el más emblemático del país y está a la altura de casinos europeos tales como Montecarlo, Ostende, Deauville, Biarritz, San Remo, creados para potenciar económicamente a estos balnearios y sus municipios, los cuales, al igual que en la ciudad jardín, son pilares fundamentales de su economía y políticas sociales.
 

Otras Columnas

Voy adelante
Presta Oído
Viejito paga más
Presta Oído
Viva Chile
Nicolás Larrain
Vértigo
Cine Paralelo
Unas ricas vacaciones de invierno en Chile
Rodrigo Barañao
Poesía haiku y minimalismo japonés
Asia Dónde Vamos
La bella Italia
Look Urbano
Blanco en Invierno
Look Urbano
George Harrison: Living in the material world
Especial Inmobiliario
Los Puentes de Madison
Especial Inmobiliario
Perros, gatos, ratones y termitas
Brújula Porteña
Leer
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+4+3   =