Tell Magazine

Columnas » Sabella

EDICIÓN | Octubre 2012

ANDRÉS SABELLA AD PORTAS DEL CENTENARIO

Por María Canihuante Vergara
ANDRÉS SABELLA AD PORTAS DEL CENTENARIO

Andrés Sabella, poeta mayor del “Norte Grande”, nació en Antofagasta el 13 de diciembre de 1912. Pronto conmemoraremos el centenario de su nacimiento.

Hijo de doña Carmela Gálvez Tello y de don Andrés Sabella Signora, Andrés perdió a su madre cuando sólo tenía seis años. Asumieron su crianza su abuela Delfina y sus míticas tías Delia y Martina, venerables señoras, con sus moños tejidos de tiempo y poesía. Esta orfandad de madre llevó al niño a una intensa vida interior, que se tradujo en creación literaria: a los diecisiete años publicó Carcaj, primera antología poética de Antofagasta. Y luego Rumbo indeciso (1930), su primera obra a nivel nacional. Por sus escasos años, la crítica lo llamó “poeta niño”. Luego vendrían otras obras destacadas, hasta superar las cuarenta.
Pero es necesario hacer algunas precisiones. Existen muchos artistas antofagastinos que, habiéndose destacado, hoy nadie recuerda. ¿Cuál es la importancia de Sabella? ¿Por qué trasciende al tiempo y al olvido? Veamos:

Andrés es el antofagastino por antonomasia: nació, creció, estudió, amó a Antofagasta. Solo se alejó para ir a estudiar Leyes a Santiago. Durante esta etapa y con toda la nostalgia del norte, su norte, dedicó por lo menos tres años a estudiar, analizar, cotejar, revisar libros, documentos, fotografías, en suma, todo aquello que le permitiera un conocimiento cabal de su querida Antofagasta, la industria salitrera, la problemática social. Se hizo asiduo visitante del Archivo Nacional, de la Biblioteca Nacional. Sumó a esto viajes a las oficinas salitreras, donde vivió parte de sus vacaciones estivales, compartiendo, conociendo a los esforzados trabajadores de este desierto productor de salitre, sus luchas sindicales por las reivindicaciones sociales y salariales. De esta época y de estos estudios surge la novela Norte Grande, novela del salitre, en 1944, una de las primeras novelas de la literatura social de Chile. Y para los habitantes del norte, es una novela fundamental, porque bautiza esta extensa zona del país, que era conocida como Región del Salitre o del Caliche. Luego, Andrés Sabella dio el nombre a esta extensa zona: NORTE GRANDE.

Y eso no es todo. Sabella es también el creador del gentilicio antofagastinidad, que él define “como sentimiento de amor integral por nuestra ciudad”. Aunque hemos buscado, no hemos encontrado otra ciudad que tenga un gentilicio propio.

Andrés Sabella es el Primer Caballero del Ancla, ya que, junto al doctor Antonio Rendic, recibieron, en agosto de 1953, el galardón Ancla de Oro, que es la máxima distinción que entrega la Municipalidad de Antofagasta a sus hijos distinguidos.

Sabella fue un incansable luchador por los derechos del Norte. Integró, junto a José Papic y otras destacadas personalidades, el mítico Centro para el Progreso, de importantes logros en beneficio de los habitantes de Antofagasta.

Andrés Sabella es uno de los creadores de la Carrera de Periodismo de la Universidad del Norte, institución que le otorgó la calidad de Doctor Honoris Causa, en 1977. También fue destacado miembro de la Academia Chilena de la Lengua, ingresando a ella en 1978.

Como Comisión del Centenario, entre los recientes logros, destacamos el bautizo de la Casa de la Cultura Andrés Sabella. Además, está en segundo trámite constitucional el proyecto de ley para bautizar el aeródromo local como Aeropuerto Andrés Sabella.

Nos hemos impuesto la misión de poner su obra al alcance de educandos, profesorado, público en general. Para ello estamos empeñados en reeditar obras de Sabella y poner su legado al alcance de las nuevas generaciones. Este proceso ya se inició con el lanzamiento, en junio de 2012, de la Antología de tierras y de aguas.

Hacemos presente, además, que para celebrar otro centenario de algún destacado escritor antofagastino de talla internacional, deberemos esperar hasta el 2050, Hernán Rivera Letelier, o 2074, Patricio Jara.
Luego, ¿nos acompaña a celebrar el centenario de Andrés Sabella?

 

Otras Columnas

Voy a dormir afuera
Presta Oído
Verano interminable
Presta Oído
TIEMPO DE APRENDER
Pilar Sordo
¿Pa`onde va la moto, ah?
Nicolás Larrain
APERITIVOS O PICOTEOS
Rodrigo Barañao
China: salto (o asalto) a la diplomacia del Mar del Sur
Asia Dónde Vamos
Viña Casas del Bosque, carmenère reserva
Wine & Gourmet
THE BIRDS
Especial Inmobiliario
THE RED HOT CHILI PEPPERS PHENOMENON
Especial Inmobiliario
TRES ACTOS
Forward
Reconstrucción desde el alma
Amalia Cubillos
LOS MUNICIPIOS DEL DESIERTO
Archivo Histórico
Chinchorros milenarios: Su presencia en la Costa Norte
Patrimonio Iquique
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+2+3   =