Espacio Inmobiliario » Espacio Inmobiliario

EDICIÓN | Octubre 2012

TEMPORADA DE JARDINES

Carolina Urzúa y Úrsula Renftel

Una reconocida paisajista y su alumna trabajan juntas desde hace un año para promover una nueva forma de hacer jardines. En la época en que la gente vuelve a encantarse con las plantas y a disfrutar del aire libre, proponen “mirar los cerros” y construir espacios que sean armónicos con nuestra geografía.

Por Mónica Stipicic / fotografía José Luis Salazar

Llegó la época de disfrutar el jardín. Las tardes más largas invitan a sentarse en la terraza, al aperitivo y la conversación. Y las plantas y flores juegan un papel fundamental en este entorno. No importa si es una parcela, una casa o la terraza de un departamento, cualquier espacio puede ser intervenido para darle una nueva vida.

“Durante el invierno se hicieron todos los arreglos, se plantó y se podó lo necesario; ahora es tiempo de aprovechar esos espacios”, explica Carolina, experimentada paisajista y dueña de Viveros Liray en Chicureo, junto a su socia Úrsula Renftel.

En el paisajismo también imperan las modas, ¿cuál es la tendencia para esta temporada?
La tendencia está muy cruzada por el tema del agua. Con el clima que tenemos no podemos aspirar al siempre verde ni a seguir manteniendo plantas que requieren mucho riego, como los helechos. Hoy estamos aprendiendo a usar elementos de nuestro entorno, a rescatar la vegetación silvestre: peumos, quillayes, maitenes y arbustos como el michay. El paisajismo debe mirar la cordillera y buscar perspectivas, enmarcarse en ellas y desde ahí dirigir el trabajo.

¿Y los jardines “útiles”, con frutales y huertos?
Yo solo recomiendo este tipo de espacios si tienes a alguien que pueda darle una mantención permanente. Los huertos necesitan cuidado casi diario, si no se transforman en algo horrible.

En diseño, ¿hay algo que recomendarías especialmente?
Para mí, la mejor opción siempre es tener jardines con rincones. En cinco mil metros, por ejemplo, se pueden tener espacios de bosque, pérgola, terraza, hamaca, piscinas, caminos. Si se trabaja con buenas proporciones, los espacios se ven sin la necesidad de tenerlos al frente, se pueden “esconder” camas saltarinas, juegos, gallineros y hasta caniles de perros.

¿Pero qué pasa cuando se tiene un jardín de doscientos metros o derechamente un departamento?
Los rincones se pueden hacer en cualquier lugar; en terrenos más pequeños puedes delimitar con plantas distintos espacios y en una terraza de departamento, usando maceteros, puedes dividir o enmarcar vistas, incluso tapar a los otros edificios y quedar mirando solo a la cordillera.

¿Cuáles son los errores más frecuentes al momento de planificar un jardín?
El más común es tener más plantas de las necesarias. Muchas veces se colocan árboles tan cerca que no se les permite crecer como debieran. La gente no conoce cómo crecen las plantas ni sus necesidades de agua y luz y nos encontramos con plantas de sol puestas a la sombra u otras que requieren poca agua en zonas de alto riego. También es importante reducir el pasto: todavía hay quienes creen que vale la pena tener miles de metros tipo alfombra sin conciencia de lo complejo y caro que es mantenerlo. El pasto solo debe usarse en algunas zonas y entender que un jardín se puede ver mucho más lindo con arbustos, flores y zonas con maicillo, durmientes o piedras.

¿Te ha tocado rehacer jardines por esa razón?
Sí, bastante. Desde hace un par de años, muchos empezaron a tomar conciencia de que el agua es un bien escaso y que no se puede regar diez mil metros de pasto.

EL JARDÍN DESDE EL COMIENZO

Diseñar profesionalmente un jardín puede ser caro. Pero existen alternativas para embellecer nuestro entorno, sin que eso afecte demasiado el presupuesto. “La mejor recomendación es que el jardín se planifique al mismo tiempo que la construcción de la casa, no solo para que vaya acorde con el estilo, sino porque puede incluirse dentro de los gastos que cubre el crédito hipotecario”, dice Carolina.

Una ventaja en términos económicos…
Sí, pero también influye mucho en el resultado final. Lo ideal es que el paisajista y el arquitecto trabajen en conjunto temas como la ubicación y orientación de la casa, en qué espacio del terreno se va a construir y otro tipo de detalles. Es básico tener claro cómo y cuándo llega el sol, cuál será la iluminación de los diferentes espacios y de qué forma el jardín puede contribuir a buscar perspectivas diferentes en los distintos horarios.

¿Crees que existe mayor conciencia de la importancia de una planificación de los jardines?
De todas maneras, cada uno dentro de sus capacidades está entendiendo que no se trata de llegar y plantar. Muchas veces, la gente llega acá con dibujos y planos y nosotros los asesoramos, les mostramos las mejores especies para cada lugar. Otros vienen con fotos de sus jardines y resolvemos en conjunto las necesidades. Lo importante es ser honestos al momento de ayudar al cliente, explicarle bien cuáles son sus opciones, lo que puede o no colocar y no tratar de vender más plantas de las necesarias.

Tampoco se puede descansar en las decisiones del jardinero…
Eso es básico, las personas tienen que saber cómo crece y se poda una planta. Al jardinero hay que guiarlo y para eso hay que saber. Si no se pueden tomar clases, es posible pedir asesoría de un experto que entrene a la persona que hará la mantención.

¿Qué necesitan los jardines en esta época?
Estamos empezando la temporada en que todos se preocupan de arreglar y embellecer sus jardines. Básicamente, hay que fertilizar y empezar la transición del riego hacia el verano. Como el clima está muy variable hay que ir calibrando el agua y para eso lo mejor es tocar la tierra para definir si la humedad no es solo superficial. Vamos prendiendo los regadores de a poco hasta llegar al verano, donde hay que regar dos veces al día.

¿Cuáles son las plantas que “la llevan” en este momento?
La reina absoluta es la corona del poeta, pero también recomiendo el boj, el taxus y la mahonia. Son plantas para toda la vida, además de ser preciosas y en sintonía con el entorno.

“Hoy estamos aprendiendo a usar elementos de nuestro entorno, a rescatar la vegetación silvestre: peumos, quillayes, maitenes y arbustos como el michay. El paisajismo debe mirar la cordillera y buscar perspectivas, enmarcarse en ellas y desde ahí dirigir el trabajo”.

 

OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+6+3   =