Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN |Julio 2012

Recuperando la arqueología del Maule

Por Alejandro Morales Yamal, director, Museo O
Recuperando la arqueología del Maule

Hoy el Museo de Talca se encuentra abocado a recuperar el patrimonio arqueológico maulino que está fuera de sus dependencias y fuera de las fronteras de nuestro territorio y que, en algunos casos, está olvidado y disperso. La idea es incorporar los vestigios arqueológicos en la renovada exhibición histórica permanente, que nos permita conocer y comprender los orígenes de nuestra región, y así completar nuestro cuadro cronológico de desarrollo y evolución local.

Para lograr ese cometido es que solicitamos al Consejo de Monumentos Nacionales la conservación y preservación de todos los bienes culturales asociados a las excavaciones y prospecciones arqueológicas que se han desarrollado en los últimos años en el Maule, según lo establecido en la Ley de Monumentos Nacionales 17.288. Un ejemplo de ello es el material arqueológico encontrado en Pirque, Duao, comuna de Maule. Asimismo, solicitamos al Museo Nacional de Historia Natural los hallazgos arqueológicos efectuados por Hans Niemeyer, Arturo Rodríguez y Ramón Morales en la comuna de Villa Alegre.
La idea es incorporar los vestigios arqueológicos en la renovada exhibición histórica permanente, que nos permita conocer y comprender los orígenes de nuestra región, y así completar nuestro cuadro cronológico de desarrollo y evolución local. Todo ello con el fin de recrear ambientes, ecosistemas, asentamientos indígenas, patrones de consumo, expresiones rituales, y otros que reflejen la ocupación de las poblaciones aborígenes de la zona, pre y post conquista hispano europea. Lo anterior permitiría responder a una anhelada demanda ciudadana que solicita mayor y mejor información sobre la prehistoria maulina.
En ese sentido, recientemente se incorporaron a las colecciones del museo los restos indígenas de Huenchullamí, encontrados en el patio de la iglesia del lugar, la más antigua de la Región del Maule (que data de 1585), producto al menos de tres excavaciones realizadas en el lugar, entre los años 2004 y 2006.

Los restos arqueológicos están representados por líticos como raspadores, tajadores, percutores, manos de moler, puntas de flechas y torteras; ceramios monocromáticos y policromáticos pertenecientes a ollas y vasijas utilitarias para contener alimentos y/o bebidas, además de restos de pipas ceremoniales. A estos restos materiales se podrían sumar los bienes arqueológicos relacionados con los contextos de ocupación —temprana y tardía— de las primeras poblaciones de la cuenca del Mataquito, asociado a otros asentamientos y pueblos de indios; como Lora, Vichuquén y/o Gonza.

Ojalá pronto estas colecciones ayuden a los maulinos a culturizarse sobre sus propias raíces.

OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+3+4   =