Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Junio 2012

Fierro reciclado

Tomás Gacitúa, escultor

Su arte es tan único y tan fino que nadie podría creer que sus esculturas están hechas de clavos, tuercas, y todo tipo de desechos de fierros que consigue en desarmadurías y bodegas de chatarras. El resultado, cuadros con personajes espectaculares y pequeñas figuras que surgen de su eterna imaginación, esa que nace en el taller que creó en su casa en San Francisco de Mostazal.

Por María José Pescador D. / Fotografías Danny Bolívar U. 

Tomás Gacitúa (69) es un nombre reconocido en el área artística, sobre todo en la escultura, y aunque él se dice un simple artesano, la gente que conoce su arte sabe que es mucho más que eso. Pero lo que no saben es que Tomás lleva en el rubro de la escultura sólo seis años y ya ha conseguido lo que a otros les ha costado muchos más.

Este hombre de ojos profundos y tremenda sabiduría, es santiaguino, estudió en el Instituto Nacional, y pronto empezó a trabajar en las más diversas actividades: de junior en un banco pasó con los años a ser agente. En esta actividad estuvo por dieciséis años hasta que decidió renunciar, estaba cansado del escritorio y de la banca. Su espíritu libre decidió incursionar en diferentes empresas hasta que decidió hacer un cambio; en un principio no supo bien qué es lo que quería, entonces un amigo de la infancia le aconsejó que se fuera al campo, cerca de él, en San Francisco de Mostazal.

De eso hace ya dieciocho años. En este lugar compró una parcela, construyó su casa, y un pequeño departamento con la idea de traer a sus padres, quienes finalmente no alcanzaron a ver este lugar. Igualmente se vino junto a su segunda señora y dos hijos, a la región del Libertador.

Una vez aquí, y luego de haber tenido trabajos muy exitosos, se encontró con un señor que cuidaba autos, y decidió que eso era lo que quería hacer. “La idea era trabajar medio día cuidando autos y luego medio día en los fierros”. Sí porque a esa altura, Tomás, ya había conocido en la calle a un artesano que vendía pequeñas esculturas en fierro, y le interesó tanto que se hicieron muy amigos. Él le enseñó los primeros pasos en este rubro.

“Cuando le conté a mi señora lo que quería hacer, me dijo inmediatamente que no. Le hice caso, pero para mí cualquier trabajo remunerado es digno y no hay por qué avergonzarse de nada, si ella no me hubiese dado tan buenas razones para no trabajar cuidando autos, lo habría hecho sin problemas”. De esta manera, y ya con un taller e implementos básicos para soldar las piezas de sus primeras figuras, empezó a trabajar prolijamente día y noche en su nueva afición.

ARTESANO Y ARTISTA

Pronto conoció a otro artesano del fierro en Santiago, quien le enseñó nuevas técnicas más específicas y le vendió un casco que como dice Tomás “me lo puse y se me abrieron los ojos”. Poco a poco empezó a participar en ferias y bazares por todo Chile. Y fueron los extranjeros quienes primero vieron en Gacitúa una promesa del arte. Vendió piezas para Italia, Francia, Estados Unidos, entre otros. De esta manera su primera apuesta fue la de instalarse con un espacio en Gran Casino Monticello, lugar en donde sus figuras y cuadros se encuentran hasta el día de hoy.

Por otro lado, Tomás ha salido en diversas notas en casi todos los canales nacionales, e incluso extranjeros de televisión, además del programa de TVN: “Chile Conectado”.

¿Cuál es tu fuerte en la escultura?
Los cuadros. Me gusta, sobre todo uno que tengo en el casino donde hice la imagen del Quijote y Sancho Panza. Este trabajo tiene mucho esfuerzo, ya que instalar cada figurita dentro de una enmarcación de madera no es fácil.

¿El material que más utilizas?
Los clavos.

¿Cuál es tu recompensa?
La satisfacción que se demuestra en el amor con el que haces las cosas, y que se traduce en la alegría y las felicitaciones que se reciben de las personas. Eso te deja mucho más que lo económico.

El fierro es un material frío, difícil de vender, ¿Cómo lo has hecho para vivir de tu arte?
El fierro sí, es frío, pero cuando lo transformo y lo mezclo a través de la soldadura, se produce un efecto que deja de lado esa frialdad. Mucha gente pasa por el casino y no se da cuenta de que esas figuras que ven están hechas de tuercas y clavos, de fierro reciclado, y cuando les explicas, no lo pueden creer, y lo compran.

¿Proyecciones?
En el mediano plazo poder exportar a Estados Unidos. Los extranjeros tienen esa cultura que a nosotros los chilenos no nos enseñan de chicos. Para los otros países más desarrollados el tema del reciclaje está muy en boga, por la ecología y el cuidado del medio ambiente.

¿Para conocer tu trabajo?
Mi página web www.arteenfierro.cl , la tienda del casino y mi mail contacto@arteenfierro.cl

¿Una enseñanza que te haya dejado la vida y quieras compartir?
Que se puede lograr todo lo que uno quiera. Trabajé en computación, vendiendo ropa, y en miles de otras cosas. Lo importante es lograr lo que uno quiere sin importar el tipo de trabajo que se tenga. Fui agente en un súper banco, me iba regio, viajé por todos lados, estudié, hice de todo para hoy ser un artesano, algunos dicen artista….en fin el que quiere, puede.

 

“En el mediano plazo poder exportar a Estados Unidos. Los extranjeros tienen esa cultura que a nosotros los chilenos no nos enseñan de chicos. Para los países más desarrollados el tema del reciclaje está muy en boga, por la ecología y el cuidado del medio ambiente”.

OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+1+9   =