Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Marzo 2012

La Iglesia del buen pastor

Por Gonzalo Olmedo Espinoza, Licenciado en Historia, Universidad de Valparaíso. Investigador del Museo O’Higginiano y de Bellas Artes de Talca.
La Iglesia del buen pastor

<strong><em>En el segundo aniversario del terremoto del 27 de febrero, que costó tantas vidas en la zona centro-sur de Chile, el patrimonio arquitectónico de Talca muestra todavía la magnitud de la catástrofe. Dentro del conjunto arquitectónico de la ciudad, uno de los más afectados fue el religioso, evidenciado en el cierre de numerosas iglesias, entre ellas, la del Buen Pastor, concebida originalmente como capilla.</em></strong>

<br class="spacer_" />

<br class="spacer_" />

La Congregación Religiosa del Buen Pastor fue fundada en Francia por la Madre María Eufrasia Pelletier, perteneciente a la Orden de Nuestra Señora de la Caridad (1832). Ella surgió para acoger a las "mujeres extraviadas" y reeducar a las  jóvenes huérfanas o en situación irregular. La orden religiosa francesa se expandió luego por Europa y el resto del mundo, siendo Chile el primer país latinoamericano en contar con su presencia. Instaladas originalmente en San Felipe, a mediados del siglo XIX, se establecieron en Chillán, Concepción, Linares, Rancagua, Santiago, Talca, Temuco y Valparaíso.

<br class="spacer_" />

El 8 de mayo de 1887 comenzó la construcción de la iglesia Buen Pastor, y concluyó en 1900. El 28 de abril, en vísperas de la fiesta del mismo nombre, fueron abiertas sus puertas. De acuerdo con estudios realizados para su declaración como Monumento Histórico Nacional y de restauración en la década de 1990, la orden religiosa francesa traía un modelo arquitectónico para sus templos derivado de los primeros hospitales medievales. Es así como esta construcción corresponde a un edificio con influencias neogóticas y neorománicas. La fachada, de estilo neogótico, no fue utilizada en ningún otro edificio de la congregación en Chile. Lamentablemente, el terremoto que asoló a Talca, en 1928, la destruyó, y su reconstrucción se basó en un modelo neorománico que no acompañaba, en absoluto, la belleza interior del templo<strong>.</strong>

<br class="spacer_" />

La decoración interior original constaba de columnas, pilares, altar y la pila bautismal, así como las pilas de agua bendita, las cuales eran de mármol. Posterior a los terremotos de 1906 y 1928, se incorporó un Vía Crucis, cuyas imágenes en relieve son de un valor tan raro en su género que pocas iglesias en Chile poseen uno semejante.

<br class="spacer_" />

La arquitectura religiosa tradicional en Chile central se ha caracterizado por la uniformidad de sus edificios al basarse en el estilo dórico neorománico. De ahí la importancia que adquiere la iglesia del Buen Pastor, puesto que rompe con el estilo arquitectónico antes señalado, ciñéndose a la influencia francesa de la congregación, siendo por ello la única exponente de la zona de estilo neogótico.

<br class="spacer_" />

La historia de la congregación religiosa francesa es mucho más rica en nuestra ciudad, pero ella dará pie a un próximo artículo.

<br class="spacer_" />

<br class="spacer_" />

<br class="spacer_" />

 

Otras Columnas

India: Curiosidad científica con vocación tecnológica, una combinación perfecta
Asia Dónde Vamos
Desde el Origen
Wine & Gourmet
 Estudiar
Monocitas
¿Marzitis?
Pilar Sordo
Vigno de Gillmore
Wine & Gourmet
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+4+8   =