Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Septiembre 2018

Innovador

Arturo Rock, CEO y fundador de Konafuel
Innovador

La empresa de Arturo Rock, Konafuel, se ha transformado, luego de dos años, en la principal revalorizadora de neumáticos fuera de uso de Chile. Con una planta en Talcahuano, con capacidad para procesar quinientas sesenta toneladas al mes, ya planean expandirse más cerca de Santiago.

 

Por Soledad Posada M. / Fotografías Sonja San Martín D.

Un neumático abandonado demora mil años en degradarse y desaparecer de la naturaleza. Y aunque algunas personas les suelen dar otros usos utilitarios y decorativos, la mayoría termina acumulándose en algún patio trasero. Eso hasta ahora. La empresa liderada por Arturo Rock, Konafuel, transforma estos desechos, entre otros productos, en un sustituto del diésel. “En Chile, la cultura del reciclaje está partiendo. Hay que ir de a poco disponiendo de los residuos. Mi objetivo es producir energía de forma económica, optimizando los recursos al ocupar los desechos, lo que además, trae un beneficio ambiental importante”, señala el emprendedor.

Arturo Rock es ingeniero mecánico de la Universidad de Concepción, y MBA en Producción en combinación con Wright State University. Al terminar sus estudios, trabajó en empresas de ingeniería, donde siempre tuvo contacto con la innovación. En Antofagasta Minerals, participó en el desarrollo de un proyecto de extracción de carbón por medio de gasificación subterránea, para que el carbón saliera del subsuelo en forma de gas a la superficie; y también trabajó en el proyecto BioLantánidos, que busca explotar tierras raras, que son los metales para uso tecnológico.

Esos años de aprendizaje, investigación y desarrollo, le bastaron para ir moldeando su proyecto personal de empresa, que hace dos años se convirtió en Konafuel. “Lo más entretenido de la innovación es partir sin saber, estudiar e ir de a poco haciéndose experto. De niño desarmaba los artefactos y los arreglaba, y lo sigo haciendo en mi casa”.

PROCESO RECICLADOR

La empresa de Arturo empieza la ruta del reciclaje, primero recogiendo los neumáticos en desuso desde el sitio de acopio de los clientes, quienes pagan por obtener el certificado de disposición final que Konafuel entrega, y que asegura el cumplimiento de la nueva Ley de Responsabilidad Extendida del Productor, REP, que define los productos prioritarios, donde el que fabrica o importa debe hacerse cargo del ciclo de vida completo del producto. “Esta ley, que debería entrar luego en vigencia, establece un porcentaje de reciclaje para cada producto. Nosotros formalizamos una industria y trabajamos con volúmenes importantes. En este sentido, nuestros principales clientes son empresas como Good Year y Recauchaje Atlas”.

Luego, los neumáticos son traídos a la planta de revalorización, ubicada en Talcahuano, donde se procesan y enfardan en volúmenes 1 metro x 1 metro x 2 metros, con una prensa gigante. Después, en un reactor, se descompone térmicamente el caucho, obteniendo acero, carbón y un combustible líquido similar al diésel. “Entre un quince y treinta por ciento es caucho natural, por lo que es un combustible renovable en ese porcentaje”.

Este combustible sirve para calderas industriales y también para alimentar las máquinas de Konafuel. “Se pueden utilizar neumáticos de autos y camiones y estamos haciendo pruebas con neumáticos de minería, que pesan más de cuatro mil kilos. Además, estamos trabajando para mejorar los combustibles y que sirvan para equipos de generación eléctrica, con procesos físicos para filtrar que sean competitivos. Como somos independientes, podemos establecer un precio fijo de combustible a más largo plazo para industrias de la zona”.

¿De qué sirvió tu experiencia laboral anterior para desarrollar tu proyecto de innovación?

Fue muy importante ya que siempre mi trabajo estuvo asociado a innovación, lo que me permitió desarrollar competencia, contactos y conocimientos. Lo otro relevante es que trabajé en empresas pequeñas, lo que implicó tener que desarrollarme en distintas áreas, no necesariamente en ingeniería. Lo anterior es indispensable para hacer frente a un proyecto que está partiendo. Hay que hacer de todo.

¿Cuál es el proceso para lograr el reciclaje de un neumático?

Los neumáticos son recepcionados en la zona de acopio, en donde son enfardados para luego ingresar al reactor. Por medio de un proceso de pirólisis se descomponen térmicamente, permitiendo la obtención de un combustible líquido, carbon black y alambre. Lo interesante del proceso es que permite que los neumáticos sean completamente revalorizados convirtiéndose en nuevos productos.

LEY REP

¿Cómo afecta a tu negocio la nueva ley de Responsabilidad Extendida del Productor?

La ley es muy importante, ya que va a generar la obligación a fabricantes e importadores a hacerse cargo del ciclo de vida completo de los neumáticos, desde su fabricación / internación al país hasta su disposición final. Lo anterior, si las cuotas de reciclaje son las adecuadas, va a producir un aumento en la demanda por entidades que revaloricen este producto, lo que puede ser muy interesante para nuestro plan de crecimiento.

¿Cuáles son las claves para lograr éxito en un emprendimiento innovador?

Primero que todo, es muy importante que te guste lo que haces, ya que a ratos no es fácil y hay que aprender a no perder la motivación. Lo otro, que para nosotros ha sido muy importante, es trabajar con gente capacitada y motivada, así como tener socios que te apoyen en todo momento. Sin duda, dar trabajo a otros también es muy motivante. En la planta trabajan diecisiete personas.

¿Cuáles son las mayores dificultades que has enfrentado?

Para nosotros el mayor desafío ha sido el tema comercial, pues no es fácil incorporar al mercado productos nuevos y generar una demanda interesante.

¿También realizan campañas de reciclaje?

Sí, las municipales tienen sus puntos limpios, y participamos de campañas cada cierto tiempo para que las personas se deshagan de sus neumáticos en desuso.

¿Qué otras ideas estás desarrollando?

Actualmente, nos encontramos consolidando el modelo de negocio en nuestra planta de Talcahuano, pero ya con miras en los próximos lugares en los cuales nos instalaremos, como la zona central más cerca de Santiago y generar una solución para la gran minería, desafío que desde el punto de vista técnico ya está resuelto.

 

“Mi objetivo es producir energía de forma económica, optimizando los recursos al ocupar los desechos, lo que además, trae un beneficio ambiental importante”.

“Siempre mi trabajo estuvo asociado a innovación, pero en otras empresas, lo que me permitió desarrollar competencia, contactos y conocimientos”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+1+3   =