Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Agosto 2018

Hacia el green

Agustín Márquez, golf
Hacia el green

Con dieciséis años y una expectante proyección en el circuito juvenil, el golfista de Concepción, Agustín Márquez, espera dar el salto en el ranking mundial y seguir la huella de Joaquín Niemann.

Por Érico Soto M. / Fotografía Sonja San Martín D.

La competencia local se le hizo pequeña a Agustín Márquez Giordani (16), joven promesa de Concepción que desde el año pasado decidió tomar las maletas y partir rumbo a Santiago, con el objetivo de entrenar junto a los mejores, participar del circuito Golf Action y mejorar sus argumentos para consolidar su juego y meterse en el ranking internacional.

Una apuesta para nada antojadiza, puesto que sus últimas grandes temporadas avalan un auspicioso futuro para este menor de tres hermanos, hijo de Hugo y Paola, quienes apoyan en todo momento al talentoso Agustín. Brillando desde pequeño en los torneos del sur, y alcanzando primeros lugares en la clasificación menor nacional, viene de salir campeón en su último torneo internacional, en Sao Paulo, Brasil. Un logro que le valió acceder al ranking mundial, por lo que ahora buscará sumar puntos para seguir subiendo. 

Una tarea no exenta de sacrificios, pues la carrera del golfista está llena de viajes, campeonatos y costos asociados, que requieren el apoyo de la familia, talento y fuerza mental.

 

¿Cuándo comenzaste en este deporte?

Muy pequeño, porque ya a los cuatro años había tomado mi primer palo de golf, con mi abuelo, y me gustó de inmediato. Comencé con la escuelita de La Posada, y a los siete años ya tenía mi primer campeonato, en Santiago, donde me fue muy bien. Me di cuenta de que podía seguir jugando este deporte, como lo he hecho hasta ahora.

 

¿Qué es lo que más te gusta del golf?

Todo. La concentración, la estrategia, los factores climáticos que pueden incidir, la cabeza, el talento. Depende de muchas variables y eso lo hace divertido.

 

TORNEOS

¿Qué competencias atesoras en el tiempo que llevas jugando?

Un campeonato junior en Argentina, cuando tenía doce años. Y también el que se hacía en el sur de Chile y sur de Argentina, que también gané un par de veces. Fueron torneos importantes. A esa edad, llegué a número uno en el ranking nacional, y tuve buenas salidas fuera del país, como a Estados Unidos, al Junior World Championship, 2015 y 2017, quizás no con tan buenos resultados, pero con muy buenas experiencias. Fue entretenido conocer a otros jugadores de muy buen nivel, y otras canchas también.

 

¿Cómo fue ese último triunfo en Brasil?

Fue muy entretenido, porque iba con una meta mucho menor, que era terminar top 10, pero salí campeón. Me di cuenta de que podía hacer pelea, no pensando en ganar, sino que hoyo por hoyo. Tuve nervios, pero los usé positivamente. El golf es un deporte de mucha cabeza —yo diría que un setenta por ciento— y el resto es talento. Lo he trabajado y me ha ayudado.

 

¿A qué jugadores del circuito mundial sigues?

Me gustan muchos jugadores: Tiger Woods, Rory McIlroy, Rickie Fowler, por ejemplo. Me gusta como juegan, los movimientos que tienen. Su actitud también, que es algo súper importante y a lo que presto mucha atención.

 

¿Cómo describes tu juego?

Soy de juego recto, de mantener la pelota en la cancha. He mejorado el juego corto, cuando estoy fuera de la zona del green, y soy bueno para dejarla cerca. En el putt, cuando hay que meterla al hoyo, me cuesta un poco, pero he mejorado. ¿Si me falta algo? Pegar un poco más largo, lo que se logra con preparaciones físicas para poder coordinar mejor los movimientos.

 

POR EL GRAN SALTO

Antes de saltar al nivel adulto, Agustín Márquez sabe que debe seguir mejorando para hacerse un nombre e ir por su sueño de convertirse en profesional, jugar el PGA Tour y codearse con los mejores del mundo.

Uno de sus referentes es Joaquín Niemann, el gran golfista chileno que con sus deslumbrantes presentaciones de este año aseguró tarjeta para la temporada 2018-2019 en el PGA, y a quien conoce de cerca, por haber viajado a varios torneos con él. Por lo mismo, cree que su sueño no es tan lejano, y que con trabajo y constancia puede unirse a deportistas de su nivel.

Luego de formarse en La Posada, con el entrenador Luis Henríquez, hace un año que Agustín vive en Santiago y entrena diariamente en el Sport Francés, dejando de lado los viajes para ir por todo en este, su primer año como juvenil.

 

¿Cómo ves lo que ha pasado con Joaquín Niemann?

Es un genio, y es muy bueno para todos que le esté yendo bien. Lo conozco, he viajado dos o tres veces con él, a los mismos campeonatos, y lo encuentro muy talentoso, con una gran actitud, además de pegarle muy bien a la pelota.

 

¿Qué crees que te falta para seguir sus pasos?

Lo mejor que tiene es la forma de enfrentar los juegos, súper tranquilo, y eso es algo que se trabaja. Mi papá dice que es como un “Chino” Ríos del golf, porque tiene un don y atrae a más personas a este deporte. El nivel del golf ha mejorado mucho en Chile, lo que se nota en las categorías juvenil y prejuvenil, que son muy buenas, y detrás de Joaquín hay varios jóvenes que siguen sus pasos. Él pudo ser primero en el ranking mundial amateur, y eso le hizo más fácil llegar donde está, con invitaciones a campeonatos profesionales, en los que tuvo buenos resultados.

 

¿Cuáles son tus desafíos futuros?

Seguir mejorando y ganando puntos. Vienen los diferentes abiertos, que son campeonatos que se disputan el resto del año, una semana tras otra: Cachagua, Marbella, Brisas de Santo Domingo, Rocas de Santo Domingo... Con el campeonato que gané en Brasil, pude entrar al ranking mundial, y ahora todos los torneos me ayudan. He mejorado mucho, estoy con muy buen ánimo después de los últimos buenos resultados. He llegado a tener un juego más regular, y eso me ha permitido que sea todo más fácil.

 

¿Cuáles son tus metas?

Una de ellas es irme a estudiar a Estados Unidos, por el golf. Conseguir una beca, para ir a jugar golf a la universidad, y en algunos años más entrar al circuito. Es la mejor escuela para meterse al circuito mayor. Pero quiero ir paso a paso, torneo a torneo, mejorando los resultados del año pasado. Mi sueño es jugar el PGA, y para eso quiero ir a Estados Unidos y ver qué pasa allá. Dedicarme al golf como profesional o ejercer la carrera que estudie.

 

“He mejorado mucho, estoy con muy buen ánimo después de los últimos buenos resultados. He llegado a tener un juego más regular, y eso me ha permitido que sea todo más fácil”.

“Quiero ir paso a paso, torneo a torneo, mejorando los resultados del año pasado. Mi sueño es jugar el PGA, y para eso quiero ir a Estados Unidos y ver qué pasa allá”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+3+2   =