Tell Magazine

Columnas » Especial Inmobiliario

EDICIÓN | Agosto 2018

Antofagasta Futuro: desafíos de una ciudad sostenible

Andrew Trench Fontanes Presidente Cámara Chilena de la Construcción Antofagasta
Antofagasta Futuro: desafíos de una ciudad sostenible

El crecimiento de nuestra ciudad hace indispensable la toma de decisiones importantes para el desarrollo sostenible y con calidad de vida para todos sus habitantes. En esta línea, la Cámara de la Construcción Antofagasta inició, en 2016, un trabajo de relacionamiento con actores claves del sector público-privado y la academia, que tuvo por objetivo recoger una visión de largo plazo sobre la ciudad y región que queremos desde el punto de vista de la diversificación de la matriz económica-productiva con foco en la sostenibilidad.

 

Esta idea se transformó en un desafío que recibió el nombre de Antofagasta Futuro, y las reuniones con estos actores relevantes derivaron en un trabajo sistematizado que permitió delinear una visión estratégica de desarrollo urbano y económico para Antofagasta, desde la perspectiva de dos iniciativas que se articulan por una mejor ciudad. Una de esas iniciativas es “regeneración urbana”, concepto clave que no solo incorpora la calidad de vida urbana, sino que, en el caso de nuestra capital regional, apunta hacia una ciudad integrada social y territorialmente.

 

Nuestra Perla del Norte, las últimas décadas, ha crecido extendiéndose hacia los extremos sur y norte; sin embargo se mantiene dividida en dos realidades dispares una de otra, que van de cerro a mar. Hoy, mediante la regeneración urbana, tenemos la oportunidad de integrar la ciudad aprovechando procesos puntuales como la actualización del plan regulador, consenso en una visión de ciudad proveniente del sector público, privado, ciudadano, la academia, que se plasman en instancias, por ejemplo CREO Antofagasta.

 

No obstante, para aplicar regeneración urbana debemos también generar las condiciones óptimas para asegurar la continuidad de la actividad productiva característica de nuestra región. En este punto, proponemos la creación de una ciudad empresarial a la altura de las necesidades que actualmente exige la industria globalizada, y que garantice sustentabilidad a la ciudad. Para lograrlo será fundamental lo que el plano regulador pueda hacer en cuanto a los terrenos ubicados en sectores pericentrales, como el barrio industrial, que dada su buena ubicación permitirían dar espacios para soluciones habitacionales de tipo social y para la clase media, equilibradas con equipamiento, áreas verdes, espacio público de calidad, infraestructura urbana y comercial. Un escenario como tal provocaría una presión positiva para que las empresas ubicadas en ese sector, puedan relocalizarse en esa ciudad empresarial situada fuera del radio urbano, y ser de esta forma un gran aporte a la integración y desarrollo.

Debo reconocer que se ha ido generando cierto nivel de expectativas gracias al trabajo conjunto con organizaciones públicas, privadas, académicas y ciudadanas, que se alinean con los ejes definidos por el Gobierno Regional. Unidad y coherencia que no puede quedarse solo en el discurso y debe materializarse en hechos, sin perder de vista que el crecimiento de las ciudades debe enfocarse en las personas, conectando los cambios culturales demográficos con el crecimiento económico y la innovación.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+3+5   =