Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Espacio Inmobiliario

EDICIÓN | Agosto 2018

EL ARTE DE INTEGRAR ESPACIOS

Casa FOA

Integrar y decorar espacios pequeños es todo un desafío, en Casa FOA 2018 lo solucionan a la perfección. Aquí lo mejor de una muestra que cada año sorprende porque trae a colación problemas de la vida diaria, resueltos con buen gusto y un toque de imaginación.

Por Carolina Vodanovic G. / Fotografías  Andrea Barceló A.

En plena Providencia y en una casona que ya de por sí merece ser visitada, desde el 10 de agosto, y por cuatro semanas, se lleva a cabo la tercera versión de Casa FOA, la muestra de diseño, arquitectura, interiorismo y paisajismo más relevante de Latinoamérica.

Emplazada en Bellavista 594, en el exconvento de las Monjas Carmelitas de Santa Teresa, o Montecarmelo, con una arquitectura colonial chilena, muros de adobe pintados en rojo, corredores con pilastras de madera, además de cientos de tejas musleras —llamadas así pues fueron moldeadas en los muslos del artesano—, la casona de 1894 fue refaccionada para la ocasión y su tono criollo contrasta apenas uno ingresa a la muestra: suspendido hay un columpio calipso comunitario, contemporáneo y urbano, que Wework Design propone buscando la interacción de sus usuarios.

El recorrido interior da paso a un refinado comedor del diseñador Bito Feris y la iluminadora María Ignacia Matte. Se roban la película dos grandes sillas rústicas, unos tronos de mimbre color amarillo, además del papel mural geométrico del cielo y unos cuadros del autor nacional Matthew Neary. “Propusimos un comedor surreal, cuya idea fue conectar lo sofisticado, con algo más relajado y silvestre. La iluminación es dramática, con muchos focos de luz directa que conmueven en tanto resaltan elementos de arte y crean sombras que dejan entrever los helechos” comenta Bito. 

Avanzamos y en cada uno de los treinta y siete espacios ambientados de la feria, unos más grandes que otros, se deja ver el sello personal de cada artista; las directrices iniciales fueron claras, el espacio asignado cumplía cierta funcionalidad, de ahí en adelante, las ideas volaron.

En ochenta metros cuadrados, Sien Design resuelve un loft minimalista que destaca por su simpleza y continuidad, “se trata de una propuesta arquitectónica que va desde el mobiliario hacia el espacio. En el muro hay un mueble de once metros que a la vez es logia, abastecimiento de cocina, torre de hornos, refrigeración, despensa y finalmente clóset. Por el lado contrario, hay dos nichos, el primero da luz y el otro es un baño. Al centro de ambos un mueble empotrado, con puertas correderas, que esconde un televisor y un equipo de música… aquí hay grandes pasillos, grandes flujos, el programa de los muebles es en isla y hay un clóset vidriado en 360º que se puede iluminar y forma parte de la arquitectura del espacio, donde está todo absolutamente integrado”, explica Javier Ramírez.

Y es que la integración de los ambientes parece ser la clave de esta muestra, que sin duda responde a una necesidad mundial. “Hoy día los espacios tienen más de un uso, son versátiles, hay un juego de duplicidad en ellos; quisimos transformar nuestro espacio y darle más usos, que es lo que sucede en todas partes”, cuenta Hugo Grisanti. Junto a Kana Cussen, en el espacio nº11, propusieron una bibioteca-bar, con paneles de color liso —tendencia conocida como color block— que consiste en jugar con colores planos, sin texturas, sin cuadros ni decoración, solo paneles y muebles de color. “La idea fue trabajar un espacio más conceptual, no como el clásico imaginario de una biblioteca, seria, llena de madera, fome, sino que planteamos un lugar donde uno pueda estar con más gente, un lugar integrado donde tomarse un trago y sentarse a leer… nosotros desarrollamos muchos proyectos relativos a bibliotecas, y nuestro enfoque es sacarla de esa seriedad que la caracteriza; explícitamente lo hicimos muy colorido, muy alegre, un lugar de encuentro frente a la lectura, más que de concentración”.

Lo mismo sucede con el “Estudio de Laura”, un espacio pequeño, donde Consuelo Pérez y Asociados proponen un escritorio que integra una tina de baño. “Laura es una fotógrafa que viaja por el mundo, sibarita, amante de la naturaleza y del vino; este es su único lugar estable y aquí guarda los pequeños tesoros que consigue en cada uno de sus viajes. Es un lugar pequeño, pues ella pasa poco tiempo acá… Hoy, la escasez de espacio ha provocado la integración de los ambientes y es así como elementos como la tina han salido de los baños; es sin duda una forma muy armónica de aprovechar los espacios”, explica Macarena Pérez.

Si de espacio se trata, quien sí tuvo el desafío de diseñar y decorar uno de los ambientes más grandes de la muestra, fue el español Jorge Fuentes. En cincuenta y cuatro metros cuadrados, desarrolló un dormitorio-living muy teatral y elegante, donde sin duda se nota la mano del autor: “trabajé mucho el tono sobre tono, los matices de maquillaje, el nude, los grises y los marrones, y fui marcando la diferencia con las texturas”. A nivel de los materiales, destacan los acabados con bronceado —entre un bronce y un cobre—, los cueros, el nacarado, un jarrón grande hecho con cáscaras de huevo, y veladores que son de diseño propio.

 

CASAS MODULARES

Pero no toda la muestra se desarrolla en la casona central, en el patio se instalaron casas modulares, de no más de quince metros cuadrados, que resolvieron perfectamente el planteamiento original demostrando que, en pocos metros, se pueden hacer grandes cosas.

Karla Rocha nos cuenta que es nueva en esto y, sin embargo, su propuesta es de las más jugadas. Un papel mural veneciano con terciopelo, un sillón curvo con cojines con cadenas, una lámpara italiana que cuelga con prestancia, y unas hormigas doradas grandes que caminan por el techo, se roban la atención. Se respira un aire a Julio Maturana. “Hoy en día todo es minimalista, y mi apuesta es lo contario: aquí más es más; apuesto por el lujo y logro demostrar que puede haber mucho lujo en pocos metros cuadrados…. Hay sin duda una vuelta al dorado y creo que eso pasa porque levanta los espacios y les da mucha importancia”.

Caminamos unos pocos metros y nos topamos con una ambientación de María Francisca Sáenz de Villarreal, denominada: Pieza ¿niño o niña? En 12.7 mt/2 logra un espacio lúdico y acogedor que, gracias a la correcta elección de los colores, es completamente unisex. “Las construcciones hoy son cada día más chicas y aquí busqué zonificar. Por una parte, está el sector lúdico y de escritorio, y por el otro lado, la cama. Hice la cama en suspensión, con una escalera con cajones, con el objeto de lograr que los niños debajo hagan su club. Yo soy de mucho color y aquí dejé un lienzo blanco donde fui incorporando amarillo, azul y rojo, sumado a un poquito de metal”. Los canastos de algodón, las lámparas con un diseño pampa, y los cuadros de la Pantera Rosa dan el toque final a esta propuesta que resulta simplemente maravillosa.

La invitación es a venir, el espacio en esta feria da cuenta que, con creatividad y buen gusto, todo tiene solución.

 

La casona de 1894 fue refaccionada para la ocasión y su tono criollo contrasta apenas uno ingresa a la muestra: suspendido hay un columpio calipso comunitario, contemporáneo y urbano, que Wework Design propone buscando la interacción de sus usuarios.

“Propusimos un comedor surreal, cuya idea fue conectar lo sofisticado, con algo más relajado y silvestre. La iluminación es dramática, con muchos focos de luz directa que conmueven en tanto resaltan elementos de arte y crean sombras que dejan entrever los helechos”, Bito Feris.

“Hoy día los espacios tienen más de un uso, son versátiles, hay un juego de duplicidad en ellos; quisimos transformar nuestro espacio y darle más usos, que es lo que sucede en todas partes”, Hugo Grisanti.

“La escasez de espacio ha provocado la integración de los ambientes y es así como elementos como la tina han salido de los baños; es sin duda una forma muy armónica de aprovechar los espacios”, Macarena Pérez.

“Hoy en día todo es minimalista, y mi apuesta es lo contario: aquí más es más; apuesto por el lujo y logro demostrar que puede haber mucho lujo en pocos metros cuadrados…. Hay sin duda una vuelta al dorado y creo que eso pasa porque levanta los espacios y les da mucha importancia”, Karla Rocha.

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+9+7   =