Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Julio 2018

Delicias caseras

Claudia Gajardo, fundadora de Tortas Claudia Gajardo
Delicias caseras

Recién este año, Tortas Claudia Gajardo se ha incorporado a Facebook e Instagram. Pero desde hace veinticinco años que el comentario de la buena mano de Claudia Gajardo se ha mantenido de boca en boca, lo que ha permitido que ya dos generaciones de penquistas hayan probado sus sabores.

Por Soledad Posada M. / Fotografías Sonja San Martín D.

En un negocio donde cada año surgen más personas que se dedican a la preparación de tortas, destaca Claudia Gajardo, quien fue la primera en Concepción en utilizar el fondant hace ya veinticinco años. Uno de los primeros aprendizajes que tuvo fue, precisamente, el de fondant, en Buenos Aires, guiado por Marta Ballina, una reconocida cocinera y conductora de televisión por cable trasandina. Le siguieron, entre otros, cursos en Miami, de Pastelería y Tortas; en Los Arrayanes de Mendoza, de Pastillaje y Caramelo; y en INACAP, de Bases de masas. Al volver a Concepción, adecuó los sabores de las diversas mezclas dulces aprendidas en el extranjero al gusto de los penquistas, y dio en el blanco, porque no se detuvo más en la elaboración de repostería.

Claudia empezó su emprendimiento haciendo postres para los restaurantes de su familia, Sureste y Jalapeño, el año 1994. Paralelamente, estudió Técnico en Administración de Empresas y Finanzas y Secretariado Ejecutivo. Nunca ejerció, pero sin duda estas carreras le han servido para administrar su empresa todos estos años. Hoy, Tortas Claudia Gajardo reparte sus productos en la Fuente Alemana, Restaurante Baviera, Café Avisol, Panadería Nogales, Café Dulce Tentación y Astoria; además de estar presente en el listado de banqueteros del Club Concepción, Estancia Andalué, Estadio Español, Llacolén, Los Castaños, Mitrinco, La Posada, Espacio Marina y Casino Marina.

ÉPOCA DE NOVIOS

Claudia entrega tortas todo el año, pero la temporada de novios es la más fuerte, y va desde septiembre a mayo. Primero, se entrevista con los futuros esposos para conocer sus pretensiones y combinar sus deseos con las posibilidades que da cada tipo de torta. Finalmente, pasan la prueba de sabor con una degustación de todas las propuestas. En esto, Claudia destaca que ella es muy flexible, porque ha conseguido que muchos sabores de tortas puedan incorporar fondant. “Con mi experiencia, me puedo adecuar a los requerimientos de los novios, para conseguir lo que quieren en diseño”. Generalmente, debe preparar cuatro tortas de matrimonio a la semana. “Nosotros llevamos la torta y la desmontamos, así nos aseguramos que quede instalada como corresponde y estamos pendientes ante cualquier inconveniente”. En este punto, Claudia siempre debe estar al día en la decoración y estética, porque cada cierto tiempo las tendencias van cambiando. Ahora, están de moda las tortas de pisos verticales, temáticas, rústicas y naked cake. También, fabrica cupecakes y galletas alusivas a la torta para complementar la decoración de la mesa.

 

 

INVENTOS CULINARIOS

 

Entre las tortas preferidas de Claudia, destacan las de su propia invención, como la de chocolate nuez, rellena con trufa y guindas maceradas en almíbar, estas últimas elaboradas por ella misma; también, la torta de bizcocho amapola, rellena con manjar nuez y chocolate; y la exquisita torta de castaña, rellena con crema de castaña y chocolate negro, todas listas para ser el centro de atracción en baby showers, aniversarios, cumpleaños, etc., donde siempre se admira una torta personalizada. Además, en su catálogo nunca faltan los postres, como tiramisú, suspiro limeño, suspiro del Elqui, parfait de frambuesa y mousse de maracuyá y limón; o kuchen, como el de frambuesa con arándanos, de yogur; o pie de limón casero.

¿Cuál es tu secreto?

Uno de mis secretos es que mis bizcochos tienen ese sabor de antaño que el penquista aún recuerda con entusiasmo. Un bizcocho que pesa, porque lleva los catorce huevos que corresponden; son ciento por ciento caseros; Y mi amplia variedad, donde se incluyen tortas sin lactosa, veganas y para diabéticos.

¿Cuántas personas trabajan contigo?

Somos tres personas fijas y cinco cuando hay mucho trabajo. Incluso mis hijos colaboran bastante y mi mamá me ayuda a decorar.

¿Cuál fue tu primer encuentro con la cocina?

Desde pequeña veía cómo mi abuela y mi madre cocinaban una deliciosa comida italiana casera. Además, de asistir a las preparaciones de comida internacional de los restaurantes de mi familia.

¿Qué es lo que más te gusta de tus tortas?

Mis tortas me han dado mucha satisfacción, sobre todo cuando veo al cliente marcharse con la torta y pensar en cómo la disfrutará con su familia e invitados. Es una sensación muy agradable, porque yo sé que cuando una preparación dulce es de primera calidad y casera, siempre es bien acogida por los comensales.

¿Eres perfeccionista al decorar?

Sí, porque para mí cada torta es especial, la fabrico y decoro con dedicación como si fuera para mi propia familia, siempre trato de dejarlas perfectas. Pongo especial atención en cada factor que pueda resultar en un problema posterior.

¿Cuáles son los tipos de coberturas que se pueden hacer?

Los tipos de coberturas pueden ser con fondant o masa elástica. Para hacer decoraciones de flores o figuras en 3D, es necesaria la “pasta de goma”. Y, para piezas macizas, como una casita, el pastillaje es lo ideal.

¿Cuáles han sido las tortas especiales que has hecho?

Las tortas fuera de lo común que he hecho son, en general, las de despedida de soltera, otra de cubo Rubik, una con forma de barco, de placa dental y otra con distintos emojis.

¿Cuáles son las favoritas de los penquistas?

Los penquistas, en general, piden las tortas de bizcochos caseros, lo más remojado posible; por ejemplo, bizcocho nuez manjar, chocolate y la infaltable en hoja, torta Amor.

¿Cuáles son tus planes?

Mi proyecto es seguir creciendo, posicionarme cada vez más en el gusto de los penquistas y ampliar mi vitrina, como por ejemplo, implementando un showroom con mis tortas decoradas, donde mis clientes puedan degustar trozos de diversos sabores junto a un rico café.

 

“Con mi experiencia, me puedo adecuar a los requerimientos de los novios, para conseguir lo que quieren en diseño”.

“Mis bizcochos tienen ese sabor de antaño que el penquista aún recuerda con entusiasmo. Un bizcocho que pesa, porque lleva los catorce huevos que corresponden; son ciento por ciento caseros”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+1+6   =