Tell Magazine

Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Junio 2018

Naturaleza viva

Pascale-Marie, ilustradora
Naturaleza viva

Su especial predilección por la flora y fauna autóctona, se ha transformado en el leiv motiv de su obra, que enseña en talleres de ilustración botánica. Cada dibujo es una pieza de arte en sí, que demanda mucha investigación y tiempo. Cada trazo, cada línea, ilustra no solo pedazos de su mundo interior, sino cómo ha calado en ella la naturaleza como musa inspiradora. Tanto talento tiene fecha: su primera exposición en El Internado está programada para el 30 de este mes.

Por Macarena Ríos R./Fotografía Teresa Lamas G.

Como por arte de magia y con santa paciencia, Pascale Sabelle (26) le va dando vida a huemules y guacamayos, pasifloras y filodendros. Cada especie es fruto de un intenso proceso investigativo, que luego traspasa a diversos soportes como cuadros, libretas y telas. Solo necesita un portaminas Rotring 0,5, papel Fabriano, goma y… voilá.

“Lo mío es muy autodidacta y pasa por tener distintas experiencias, como ir de excursión al jardín botánico o un paseo al sur de Chile. No es una carrera, es algo que se nutre de viajes, observación y estudio, que luego retratas”.

Mientras estudiaba diseño gráfico en la Universidad Viña del Mar, Pascale se fue de intercambio a Santa Fe University of Arts & Design, en Nuevo México, Estados Unidos. Y le cambió la vida. “Había una biblioteca hermosa con vista al desierto. Pasaba tardes enteras leyendo libros de flora y fauna de toda esa zona. Ahí empecé a interesarme en todo eso”.

Inspirada en su viaje, creó su primera colección que se llamó The Southwest Collection. En ella estaba concentrada la flora y fauna de Arizona, Texas y Nuevo México. Osos, pumas, carneros fueron ilustrando sus primeros dibujos lineales.

¿Qué aprendiste en tu paso por esa escuela de arte?

Allá tenía mucha libertad, y el hecho de haber trabajado en un proyecto tan artístico fue una oportunidad increíble. Aprendí la diversidad artística y que puedes hacer lo que quieras si lo haces con fundamentos.

 

ILUSTRACIONES MÁGICAS

En el living de su departamento, de paredes blancas y altas, hay muchos cuadros que hablan de su pasión. En uno de ellos hay dibujados a lápiz dos huemules de la Patagonia, rodeados por las plantas y flores que ellos comen: orquídeas, anémonas, chauras.

¿Cómo es el proceso?

Cuando me interesa una especie de animal, investigo, veo videos, saco fotos a los detalles, busco información, su nombre científico, con qué tipo de flora se relaciona, en qué lugar geográfico vive, qué come, para poder tener contenido. La idea es enseñar, hablar del ecosistema donde está inmerso. Lo anoto todo en cuadernillos.

Su taller está lleno de esos cuadernillos, decenas de librillos donde escribe y dibuja todo lo que le pueda servir para desarrollar, de la mejor forma, cada una de las especies. Ahora está trabajando con insectos. Tiene un bastidor con algunos de ellos —libélulas, arañas, abejorros—, que un amigo le trae de su campo.

“Me gusta enseñar sobre las especies a través de imágenes atractivas que sean apreciadas por la gente. Me gusta acercar la naturaleza a las personas de alguna manera. Cuando empecé ilustrando, les ponía el nombre científico a las especies”.

Lo tuyo va más por el lado de la ilustración científica

Me gusta mucho, siempre me ha llamado la atención. Estoy leyendo un libro de (Alexander) Humboldt, que habla de cómo se empezó a retratar la naturaleza a través de la ilustración. Tengo ganas de estudiar ilustración botánica en Inglaterra, pero también me gusta la zoología, así que quizá podría ampliarlo a la ilustración científica. Hay varias opciones. Es algo que estoy viendo.

¿Cuánto te demoras en hacer una ilustración?

Un par de meses.  Soy muy exigente con mi trabajo y el proceso creativo demanda tiempo e investigación.

¿Por qué en blanco y negro?

Porque me gusta el lápiz. Dibujo con tiralíneas o estilógrafos, que son lápices de tinta delgados con distintos grosores.

¿Qué necesitas para dibujar?

Tranquilidad, que nada me perturbe, que nadie me moleste. Necesito estar con la casa ordenada, con mis problemas resueltos.

¿En qué te inspiras?

Me inspiro en las formas de las plantas y en los animales, en lo que expresan los ojos. Eso es lo primero que me llega al corazón. Me gusta retratar. Junto piezas de distintos modelos, a veces me doy la libertad de inventar detalles y formas que no son tan reales.

¿Has pensado en otros soportes?

Me encantaría hacer cortinas y papeles murales con mis obras.

¿En qué influyó el diseño en tu veta como ilustradora?

Mucho, me da las herramientas para poder aplicarlo, darle más utilidad, no solo que sea una obra, sino trabajar con programas que me permitan aplicarlo a distintos soportes. Una vez que tengo el boceto de la composición, lo calco al original y sobre ese empiezo a dibujar con el tiralíneas. Después lo escaneo y lo junto en el computador en Photoshop y lo pinto.

¿Cualquiera puede dibujar?

Absolutamente, es cosa de que te inspires. A mí nadie me enseñó.

 

“Tengo ganas de estudiar ilustración botánica en Inglaterra, pero también me gusta la zoología, así que quizá podría ampliarlo a la ilustración científica”.

“Me inspiro en las formas de las plantas y en los animales, en lo que expresan los ojos. Eso es lo primero que me llega al corazón”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+9+2   =