Tell Magazine

Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Junio 2018

Búsqueda constante

Scarlett Christiansen, orfebre
Búsqueda constante

Viajó a Barcelona para continuar sus estudios en administración turística, pero la vida le mostró otro camino. Descubrió su habilidad con el alambre y con la técnica wire wrapped dio rienda suelta a su creatividad. Dejó de lado su formación profesional, tomó cursos de orfebrería en Santiago y, desde entonces, ha desarrollado una línea de diseños de su propia autoría.

Por Verónica Ramos B. / Fotografía: Francisco Díaz U.

Que un viaje puede cambiar la vida, bien lo sabe esta administradora turística de la Universidad de La Serena. Complementar sus estudios en una escuela de negocios en Barcelona era el propósito de su breve estadía en esta ciudad, sin embargo, tras cumplir su objetivo, su permanencia en España se extendió por dos años. Conoció allí a una orfebre francesa que le enseñó a trabajar el alambre con la técnica wire wrapped, un entorchado de piedra sin soldadura y así comenzó a crear una serie de piezas estilo troyano, grandes y recargadas.

“Estar en Barcelona y descubrir la orfebrería fue para mí un despertar. Tuve una reflexión más espiritual de cuál era el sentido de mi vida y de qué era lo que quería hacer, porque el ritmo de mi trabajo era muy estresante. La elaboración de joyas se convirtió en mi sustento y viajé por diferentes lugares visitando carnavales y fiestas. Fui aprendiz de dos orfebres y con ellos conocí varias técnicas. Aprendí a trabajar con fuego, a engarzar piedras, hacer engastes, etc”, recuerda Scarlett Christiansen (38).

 

¿Qué ocurre cuando regresas a Chile?

Llegué a Santiago, en el 2013, empecinada en que mi camino era la orfebrería. No fue fácil porque la venta de las joyas no es lo mismo que en Europa y tuve que adaptarme a la realidad. En ese entonces trabajaba con alambre de alpaca, cobre, bronce y piedras que me traje desde Barcelona. Como decidí dedicarme a esto, surgieron otras inquietudes porque sabía que existía un mundo por descubrir en la orfebrería y mi intención era desarrollar una nueva línea creativa de joyas.

 

¿Eso implicó una mayor formación?

Estudié durante dos años en la Escuela de Joyería de Pamela de la Fuente, en Santiago, y me siento muy orgullosa de ello porque ahí conocí a maestros muy bien preparados y a mujeres con un alto bagaje de conocimientos en joyería contemporánea. Aquí se me abrió una puerta gigante para conocer no solo las técnicas, sino también el ambiente y las diferentes instancias de la joyería en Chile. Seguí una metodología de trabajo, participé en workshops y en talleres específicos con artistas joyeros de diversas partes del mundo. Luego, hice dos cursos de especialización con Judy McCaig, una joyera escocesa que hace clases en la Massana, una reconocida escuela de arte y diseño de Barcelona.

 

ESMALTE Y TRANSFERENCIA

Plata, bronce y piedras naturales son sus materiales predilectos y su inspiración está principalmente en los elementos de la naturaleza, en sus propias vivencias y en el arte. Motivada por realzar la identidad local, realizó también una serie de piezas de plata inspiradas en la cultura diaguita. “Todo sirve para generar creatividad, incluso las experiencias diarias y la observación del entorno. Generalmente hago un dibujo o escribo para poder ordenar las ideas. No puedo sentarme en el taller si no tengo pensado lo que haré. Siempre planifico”, acota Scarlett.

 

¿Cuál es el sello de Scarlett Christiansen?

En la primera etapa de mis diseños en alambre siento que la mayoría de las personas me identificaban fácilmente porque es una técnica poco común en Chile y porque la manera que tengo de trabajar tiene un sello muy personal, muy limpio y minucioso. Con lo nuevo, aún no lo sé… (toma un collar y lo describe). Esta pieza es de bronce con una piedra labradorita en una caja de plata y tiene una inspiración mágica… es para una mujer empoderada y que quiera definir un estilo.

 

Tu propuesta forma parte de un grupo de orfebres locales ¿de qué se trata?

Es un proyecto de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo. Seis orfebres, entre ellos yo, fuimos convocados para exponer nuestros trabajos en un espacio muy valioso y de muy buen nivel, llamado Valle y Estrellas Joyería de Autor, ubicado en el Mall Plaza de La Serena. Esta ha sido una gran oportunidad porque nos permite acercar nuestro trabajo a los clientes y, en lo personal, una excelente vitrina para dedicarme a mi nueva línea de diseño.

 

¿Y qué diseños estás desarrollando actualmente?

Es una línea de diseños minimalista. Son piezas sencillas y elegantes a la vez. En esa etapa estoy ahora, lo que no significa que siempre será así y esto es precisamente lo que me atrae de la orfebrería, porque hay un mundo de materialidades y técnicas que todavía no he experimentado. He comenzado a trabajar, también, con aplicación de transferencia de imágenes y con esmaltes a fuego para poner más colorido a las piezas. Con esta técnica tengo como proyecto elaborar broches de plata para las solapas de abrigos o chaquetas.

 

En esta búsqueda permanente, ¿cómo definirías hoy tus creaciones?

Lo que hago actualmente es joyería contemporánea y mi marca es Scarlett Christiansen Joyas de Autor porque mis joyas son creaciones propias e intento que mis piezas sean únicas. Existe una autoría detrás en la que se plasma un significado, un contenido y un sentido.

 

“Estar en Barcelona y descubrir la orfebrería fue para mí un despertar”

“Todo sirve para generar creatividad, incluso las experiencias diarias y la observación del entorno”.

“He comenzado a trabajar, también, con aplicación de transferencia de imágenes y con esmaltes a fuego para poner más colorido a las piezas”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+7+7   =