Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Mayo 2018

Viajeros Low Cost

Milena Carvacho y Francisco Pollak, Periodistas y Mochileros

Aburridos de la ajetreada rutina laboral, Milena y Francisco tomaron sus ahorros y decidieron partir por un año a recorrer Asia, Europa y parte de África. Un viaje en el que ambos pudieron cumplir su sueño de dar la vuelta al mundo y, además, trabajar en lo que más les gusta. 

Por María Inés Manzo C. / Fotografía Teresa Lamas G. y gentileza de Periodistas y Mochileros

Treinta y ocho países y más de cien ciudades en un año, esa fue la travesía que hicieron Milena Carvacho (28) y Francisco Pollak (34); pololos y periodistas que se aburrieron de no tener tiempo y de las largas jornadas de trabajo. Con sus mochilas y mucho ingenio lograron viajar por Asia, Europa y parte de África, pero no sólo para turistear, sino que para hacer reportajes que ya se han emitido por TVN y Viajes Falabella.

Mimi estudió periodismo en la Universidad de Playa Ancha de Valparaíso y se fue a Santiago a trabajar en CHV, primero en prensa y luego en el matinal. Pancho salió de PUCV, se fue de Viña del Mar e hizo su práctica en Canal 13; pero luego emigró al canal 24Horas y pasó al departamento de prensa de televisión abierta. Se conocieron el 2013, cuando ella reporteaba como corresponsal de prensa en el Congreso, mientras él cubría política para TVN. Tras ese encuentro, la química entre ellos fue inmediata y ya llevan cinco años pololeando. Son cómplices, amigos y coinciden que desde octavo básico ambos ya querían ser periodistas.

Fueron unas vacaciones mochileando por Europa, lo que detonó hacer un cambio radical en sus vidas. Con toda su experiencia en televisión, aprendieron a editar y grabar con la ayuda de camarógrafos amigos; vendieron desde ropa hasta su auto y comenzaron a juntar dinero. Pero el concepto tenía que ser distinto a lo que ya había en la TV chilena, aquí ambos iban a ser periodistas y camarógrafos; filmándose uno a otro en distintos destinos. Así nació su marca “Periodistas y Mochileros” que hoy cuenta con un blog (periodistasymochileros.blogspot.cl); Instagram y Facebook (@periodistasymochileros) para dar los mejores tips a otros viajeros como ellos y donde se pueden ver sus reportajes completos.

¡NOS VAMOS!

El viaje comenzó el 13 de febrero del 2017, partiendo por Australia. La ruta incluyó Malasia, India, Maldivas, Singapur, Indonesia, Tailandia, Rusia, Alemania, España, Francia, Islandia, Escocia, Irlanda, Dinamarca, Bélgica, República Checa, Hungría, Austria, Croacia, Bosnia, Marruecos, China, Japón, Vietnam, Camboya, Filipinas, Hong Kong, entre otros.

M: “Nos llevamos una canon full hd, micrófonos y un computador para editar, sin equipos ni productores. Estábamos solos y todo lo elaborábamos nosotros. Eso fue muy enriquecedor, además de que se fortaleció más la relación. Averiguamos miles de datos que no saben los turistas y nos encontramos con otros chilenos que viven fuera… ahí estaban las mejores historias. No fuimos sólo a mirar cosas lindas, teníamos que entender bien el lugar que estábamos visitando. Por ejemplo en Bali conocimos a Raimundo, él tenía una empresa de transportes en Chile y lo dejó todo para cumplir su sueño: ir a hacer surf en las mejores olas del mundo”.

F: “Nuestro primer destino fue Sidney, estuvimos sólo cinco días, porque es bien caro.  Pero es necesario para pasar al Sudeste Asiático. Después llegamos a Malasia por Kuala Lumpur, una ciudad bien desarrollada, con varios chinos e hinduistas. La verdad es que no sentimos ‘un choque cultural’ hasta que llegamos a Katmandú... se siente como otro mundo e impacta. Nepal es un país súper pobre, es parecido a India en la lógica de cómo se mueve, pero se le suma a que tuvieron terremoto hace un par de años y aún están la mitad de sus estructuras en el piso. Es como viajar unos cincuenta años atrás en el tiempo”.

M: “El transporte aquí es complicado, el aeropuerto es chiquitito y nos bajamos del avión a negociar con un taxista, entre medio de un griterío gigante. Porque hay unas micros muy raras, que no dicen dónde van. La recomendación es juntarse con otros turistas, así sale más barato y se pueden ayudar entre todos. Nosotros nos fuimos con unos españoles, ellos ya habían estado en Nepal y nos dieron una mano”.

F: “En general un buen dato es informarse antes de dónde está la estación de bus más cercana, desde el aeropuerto a la ciudad, o si es más barato viajar en taxi o tuctuc. Así no se llevan sorpresas”.

MOCHILEROS

El sello de “Periodistas y Mochileros” son los reportajes para viajeros low cost, pero que quieren conocer el mundo sin restricciones. Por eso, aunque fueron a trabajar, viajaron con lo justo, se hospedaron en hostales y ahorraron en todo lo que pudieron. El financiamiento salió de sus bolsillos y pudieron reembolsar parte de este con los dieciocho reportajes que vendieron. No había pauta de editores ni canales, ellos elaboraron toda la ruta a su antojo.

F: “India es un país difícil de recorrer, sobre todo mochileando, y es muy distinta la experiencia de quienes van en tour y a hospedarse en hoteles. No es peligroso, pero sí muy caótico y te tratan de sacar la mayor cantidad de dinero cuando ven que eres turista. También cuesta regatear, puedes estar una hora en eso”.

M: “Hay que tener ojo con los alojamientos, nosotros los elegimos muy mal y no nos queríamos tapar ni con el cubrecamas (ríe) y en general los baños no tienen duchas, sino unos tarros para lavarse en cuclillas. Los hoteles baratos, estilo indio, muchas veces no tienen ni agua caliente y fue uno de los países donde Pancho más se enfermó junto con Indonesia, donde le dio una infección estomacal. Yo también me enfermé, pero en Filipinas. La mejor recomendación es no comer pescados ni mariscos en las islas, aunque sea muy tentador, porque no se controla la cadena de frío. Es mejor preferir pollo o carne”.

F: “Pero India tiene su encanto, fuimos a ocho ciudades, hicimos la famosa Ruta del Triángulo Dorado (Nueva Delhi, Agra, Jaipur), que incluye la visita al Taj Mahal. Después nos fuimos un poco más lejos a Udaipur, que tiene unos lagos artificiales preciosos. Seguimos al norte a Rishikesh y luego Varanasi, ciudad santa a orillas del río Ganges. Aquí hicimos un reportaje, donde pudimos ver cómo tiraban sus muertos a las aguas. India en general impacta, pero al segundo día te acostumbras y se normaliza ver tanta pobreza, por eso no es un lugar recomendado para vacacionar, pero sí como una experiencia”.

ISLAS SOÑADAS

F: “De ahí nos fuimos a las Islas Maldivas, el sueño de la Mimi y un destino totalmente opuesto a India. Es un país musulmán súper conservador, pero las grandes cadenas de resort compran islas completas, donde alojarse sale trescientos mil pesos por noche, en el lugar más económico. Es un destino de lujo, donde van todas las estrellas de Hollywood. Aquí están las famosas villas en el agua, donde el mar es color turquesa, y te encuentras con mil doscientas islas maravillosas. Malé es la más grande y se puede recorrer en una hora a pie”.

M: “Se puede ir a Maldivas low cost, pero hay que ser estratégico. Nosotros encontramos uno de los grandes secretos, dos islas que tienen guest houses u hoteles chiquititos: Maafushi y Rasdu, ideal para mochileros. La gracia es que aquí viven los locales, separados de los resorts y no van los turistas, porque es complicado trasladarse. Si tomas un speed boat, te cobran muchísimo, unos cien dólares por persona. En cambio, los ferris cuestan alrededor de cuatro dólares, pero pasan día por medio y a horas específicas. Por eso estuvimos todo un día esperando para irnos de Maafushi a Rasdu. En nuestro blog pueden ver todo el detalle para tomar los ferris y que salga más económico”.

F: “Para conocer los hoteles de lujo desde Maafushi, puedes pagar una visita diaria desde sesenta mil pesos chilenos, por persona. No te puedes quedar a alojar, pero sí tener todos los beneficios all inclusive: usar piscinas y playas; bar abierto, desayuno, almuerzo y cena incluida. Desde las siete de la mañana hasta las siete de la tarde. Entre más exclusivo el resort más caro es, por supuesto”.

SIGUE LA RUTA

F: “Hasta Maldivas fue la primera parte en el Sudeste Asiático. Seguimos en Singapur, Indonesia y Tailandia, en el primer semestre. También fue donde más grabamos, porque son destinos espectaculares”.

F: “Singapur es como nos gustaría que fuera el desarrollo, tiene sólo tres milllones habitantes, pero es una ciudad moderna, con muchísimas áreas verdes que se preocupan de proteger. Aquí visitamos los Gardens by the bay, unos increíbles jardines públicos para hacer deporte o pasear. Hay muy buena calidad de vida, la gente disfruta mucho el entorno”.

M: “Un destino totalmente diferente a Hong Kong, que es un caos. Y carísimo, porque ya no hay espacio para construir nada. Las piezas son claustrofóbicas, literalmente de dos por dos. Si bien es entretenido, porque hay mucho que mirar, alojarse es caro e incómodo”.

M: “Igual hay que tener precauciones. En el Sudeste Asiático, en general, no te piden licencia de conducir... yo choqué en moto con un auto en Indonesia, en medio de una procesión que paró para mirarme a mí, y fue muy vergonzoso (ríe), pero menos mal no pasó a mayores. La gente allá está acostumbrada y es muy amable. Otro tema por lo que no hay que asustarse es que si te detiene la policía sólo te van a dejar continuar si les das dinero. Esos ‘sobornos’ te los avisan, incluso, donde arriendan motos”.

F: “Es importante ir con licencia y atreverse a andar en moto, porque en Bali no hay muchos taxis y son carísimos. Una moto sale sólo cinco dólares diarios y puedes moverte libremente toda una semana. Como turista te da la facilidad de parar donde quieras”.

CUMPLIENDO SUEÑOS

F: “De ahí nos fuimos a Rusia a ver a Chile en la Copa Confederaciones, porque soy un fanático del fútbol y pude ver dos partidos. Aquí la Mimi trabajó para CHV, haciendo despachos para el matinal, pero no grabamos reportajes, porque estaba lleno de canales chilenos y aprovechamos de descansar”.

F: “Otro de nuestros sueños era ir a Islandia, uno de los países más caros del mundo. El alojamiento salía unos doscientos mil pesos por pareja. Entonces nos ingeniamos y arrendamos un auto, full equipado con colchón y cocinilla. Una camper con la que dimos la vuelta a la isla completa. Llevamos comida enlatada y dormíamos ahí mismo, lo bueno es que en el camino hay muchos baños públicos tipo caseta. Es muy común esta opción, porque hay poca hotelería y muchos pueblos chicos. Por eso mucha gente acampa”.

M: “El mejor dato que les podemos dar es que lleven o arrienden el cable para hacer puente, porque los autos no los traen y te cobran muchísimo si quedas en pana, en medio de la nada”.

F: “También Croacia fue un destino que nos gustó muchísimo. Y es un poco más barato que el resto de los países. El parque Plitvice tiene unos lagos maravillosos, además las islas que son como del Sudeste Asiático; con playas con aguas cristalinas y frescas. Muy recomendado”.

F y M: “Después de Europa estuvimos en Vietnam, China, Japón, Camboya y Filipinas, nuestro último destino, donde empezamos a pensar nuestra próxima aventura. Queremos replicar la experiencia en África, ya que sólo conocemos Egipto y Marruecos. Soñamos con ir a las reservas naturales; a Sudáfrica, Kenia, Tanzania, Madagascar. Y para un tercer viaje, por qué no recorrer Sudamérica. Tenemos mucho por conocer”.

 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+5+3   =