Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Mayo 2018

Proyecciones a gran escala

Bordemar Gran Valparaíso

Metrópoli del Mar y Espesores de Ribera fueron los proyectos ganadores del concurso público “Actuaciones sobre el Bordemar del Gran Valparaíso”, iniciativa de Valparaíso Puerto Plus, que ha venido desarrollando en los últimos tres años, y que espera cambiar la visión del borde costero.

Por María Inés Manzo C. / Fotografías Teresa Lamas G. y gentileza De la Cuadra Aldunate Arquitectos + Allard Partners, Shift Arquitectos

¿Qué pasará con el borde costero en los próximos treinta, cincuenta o cien años? Esa fue una de las grandes interrogantes que surgieron del concurso público “Actuaciones sobre el Bordemar del Gran Valparaíso”, una iniciativa organizada el 2016 por Valparaíso Puerto Plus (www.valparaisopuertoplus.cl), e impulsada por la Empresa Portuaria de Valparaíso, que logró unir a actores del mundo público y privado con el fin de ampliar el marco territorial de análisis en torno a las potencialidades de toda la bahía.

“En la primera etapa se debatieron las propuestas de cuatro universidades locales: Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Técnico Federico Santa María, Universidad de Playa Ancha y Universidad de Viña del Mar. Esas ideas fueron sometidas a la opinión de las municipalidades y asociaciones gremiales; y terminó esa actividad con un simposio internacional. Luego, en la segunda etapa se convocó a un concurso público, donde participaron equipos multidisciplinarios no solo de arquitectos y urbanistas, sino que de historiadores, ingenieros, geógrafos, biólogos, entre muchos otros, que lo hizo mucho más enriquecedor. Y para ambas etapas se finalizó con un libro, que reúne todos los antecedentes de los proyectos”, cuenta Cristián Moreno, arquitecto urbanista de EPV y coordinador del certamen.

El objetivo de Valparaíso Puerto Plus es abrir la visión metropolitana del borde costero como “un todo” donde Valparaíso, Viña del Mar y Concón forman una sola bahía. Entendiendo que cualquier acción que se realice en esa franja de tierra y mar afectará a las tres comunas.

“En la segunda etapa tuvimos cinco proyectos finalistas de carácter internacional que participaron, el 2017, en la Bienal de Arquitectura de Chile, instancia en la que expusieron sus proyectos en un stand permanente y también participaron en un panel de expertos de los bordes costeros a nivel internacional. De este grupo tuvimos dos ganadores que compartieron el primer lugar: Metrópoli del Mar y Espesores de Ribera, propuestas bastante complementarias, pues ambas apuntan a la re-naturalización de las ciudades”, agrega Moreno.

METRÓPOLI DEL MAR 

“Ciudad puerto, ciudad jardín, ciudad paisaje”, así se presenta el proyecto liderado por De la Cuadra-Aldunate Arquitectos junto a Allard Partners, en el que se plantea que el Gran Valparaíso del siglo XXI necesita un cambio de paradigma que potencie su matriz ambiental, productiva y social, en base a la recuperación de su paisaje originario e incrementar su capital humano para entenderlo como una gran metrópoli. Este se enfocó en cuatro puntos centrales:

-“Regeneración Urbana de Puertos”: recuperar la conectividad del sistema de puertos del Gran Valparaíso y su progresiva reconversión a usos mixtos urbanos cuando entre en operaciones el Puerto a Gran Escala Longotoma–La Ligua.

-“Paseo de Las Delicias”: recuperación ecológica del estero de Las Delicias, proponiendo descubrir el tramo entubado y generar un parque corredor urbano desde el cerro hasta Barón. Considera la arborización del eje y la relocalización de las tradicionales ferias libres.

-“Marga Marga–Avenida Perú”: considera una reingeniería de la configuración hidráulica de desembocadura y la creación de un sistema de control de marejadas y rompientes en base a un molo y enrocado que avanzan hacia el mar, generando una serie de lagunas y espacios de transición que permiten controlar las marejadas y repoblar la flora y fauna.

-“Humedal Laguna Aconcagua”: propone un plan de recuperación de la desembocadura del río Aconcagua con un rediseño del Parque Ecológico la isla en los humedales de la Boca de Concón.

ESPESORES DE RIBERA  

 “Al encuentro de las aguas” fue la otra propuesta ganadora de Shift arquitectos junto a Boza Wilson arquitectos, que cuenta con cinco intervenciones a gran escala (Laguna Verde, Eje Av. Francia, Marga Marga, Reñaca y Aconcagua) y doce estaciones intermedias donde el agua está entendida como centro y no como límite.

El equipo quiso proyectar nuevas riberas en vez de sólo crear nuevas áreas verdes. Las riberas son prestadoras de servicios ambientales, por lo tanto obligan a una comprensión global del territorio que las conforma. La estrategia central fue pensarlas como espacios públicos, aumentando lo más posible su espesor.

DIALOGANDO SOBRE LA BAHÍA

“Lo interesante de este concurso fue la metodología de trabajo, pues en el jurado participó la Intendencia, representantes de los alcaldes de las tres comunas, el Colegio de Ingenieros y el Colegio de Arquitectos. Además de cuatro empresas emblemáticas de la zona: ENAP, Chilquinta, Merval y EPV. No es menor que esta fue la primera instancia donde se juntaron los tres alcaldes a conversar sobre el fututo borde costero, por ello hoy el trabajo está enfocado en las autoridades para que empiecen a hacer gestión sobre el territorio metropolitano”, Cristián Moreno.

“Esta fue una oportunidad única de mirar la ciudad, más allá de las barreras políticas o físicas, y entenderlo desde la perspectiva medioambiental, social, de infraestructura, movilidad o economía. Creemos que una solución específica en el borde costero puede responder a muchas otras necesidades que, quizás, antes no estaban atendidas debidamente”, Francisco Allard de Allard Partner.

“Era necesario entender el crecimiento a futuro; las estrategias de movilidad y ecología como un macro proyecto y no de comunas por separado, ya que cada una posee su propia complejidad y potencial. Esas conurbaciones las concebimos como una ciudad paisaje (Concón), una ciudad productiva (Valparaíso) y una ciudad turística (Viña del Mar) y desde ahí fuimos visualizando distintas estrategias para desarrollar”, Felipe De la Cuadra, De La Cuadra-Aldunate Arquitectos.             

“Sin duda, cada comuna posee su historia, legado e identidad. Pero, a su vez, todas actúan en una  costa que se articula como uno de los ejes más relevantes a nivel nacional e internacional. Hoy hay una real necesidad de infraestructura portuaria, vial y turística. Por eso es tan relevante cómo rescatamos el patrimonio ambiental y minimizamos el riesgo en el mar, de las zonas inundables de las quebradas, de la vegetación y de los corredores ecológicos. El borde es del mar, pero también es lo que ocurre hacia los cerros; y cómo integramos esta ciudad haciéndola más humana, pero también que nos permita mirar hacia adelante”, Francisco Allard.

DOS GANADORES, UNA GRAN MIRADA

“El concurso nos planteó como desafío: ‘borde costero, cien metros hacia el mar, cien metros hacia el territorio’. La estrategia que tomamos ambos ganadores, fue no sólo pensar en esos cien metros, sino que en el resto de la ciudad. Creemos que hay ciertos proyectos detonantes que van a hacer que la ciudad se articule con más dinamismo y movimiento”, Felipe De la Cuadra.

“Ambos equipos coincidimos en detectar ciertos problemas centrales en lo ambiental, la movilidad y el espacio público (lo urbano) a través de estaciones estratégicas desde Laguna Verde a la desembocadura del Aconcagua. Se proyectó como un sistema integrado del territorio, es decir, participación de las aguas dentro del territorio y del mismo mar”, Roberto Barría.

“Recuperar el componente medioambiental de las ciudades tiene que ver con la calidad de vida y con el confort de las personas que viven, trabajan y se mueven allí. Las dos propuestas son muy potentes en ese aspecto, y tienen profesionales muy destacados en esos rubros. Buscaron optimizar y recuperar las aguas, ya sean lluvias o subterráneas o cauces para el beneficio de todos los habitantes. Hoy la tendencia es a esconder esos cauces bajo las calles, cuando el aporte a la ciudad es enorme. Por ejemplo, generar más humedad en el ambiente ayudaría a prevenir incendios u otro tipo de catástrofes. Además, ambos tomaron la premisa del concurso de que la relación con el mar tenía que ser en tres ejes estratégicos: mirar, pasear y llegar al mar”, Cristián Moreno.

“Planteamos también lo que hoy no existe: conectividad o movilidad por el mar. Antiguamente existía el Argonauta en Valparaíso, motonave que se movía por el litoral, y por qué hoy no podemos pensar en un ferribus que nos conecte en pocos minutos por el territorio marítimo”, Felipe Aldunate, De La Cuadra-Aldunate Arquitectos

“Otro punto muy interesante son los teleféricos, propuesta de Espesores de Ribera, que conecta Curauma con Av. Francia. Hoy las ciudades funcionan multiconectadas y debemos apuntar hacia allá, como ocurre en Medellín o La Paz”, Cristián Moreno.

“Debido a las complicaciones en la conectividad pensamos soterrar el tren (que conecte Valparaíso-Santiago) y soterrar también el metro para liberar la explanada y dejar de vivir la ciudad en dos partes, un espacio que sin duda se quiere recuperar”, Felipe De La Cuadra.

A CIEN AÑOS

“Uno de los desafíos más interesantes como arquitectos fue pensar en este Gran Valparaíso a largo plazo, incluso a cien años más. Eso nos permitió crear instancias para proyectar cambios reales y recuperar el daño provocado en distintas zonas de la ciudad. Además, contempló un plan de gestión, para ver cómo financiar nuestras ideas y que no quedara en bocetos de arquitectura, por eso tener un equipo multidisciplinario fue fundamental como el caso de PRDW en ingeniería, Soledad Ramos en Patrimonio; y otros asesores en distintas áreas. Nosotros contamos con la experiencia water front (reconvertir el puerto industrial en uno multifuncionalque aprendimos de países como Australia, Sudáfrica, China, Dubái y Estados Unidos. Además, nos involucramos en todo el desarrollo, entrevistando a vecinos, pescadores, feriantes, etc., pues para hacer cambios sustanciales hay que conocer a la ciudadanía”, Felipe Aldunate.

 “Los equipos se enfrentaron a entender que hay que mirar esto como un cambio de paradigma para crear espacios públicos. Al mismo tiempo, al querer volver al equilibrio natural a través de parques fluviales, la naturaleza, por sí sola, nos entregará los recursos, como es el caso de las aguas”, Roberto Barría.

“Cómo somos capaces de materializar nuestras ideas, entendiendo la ciudad y sus cambios, es la invitación que hace Valparaíso Puerto Plus, a crear esta plataforma común de discusión, no sólo para las empresas o gobiernos, sino que para la ciudadanía. Una herramienta única para poder mirar hacia delante el Gran Valparaíso y que nos llama a que esto no quede sólo en una promesa”, Francisco Allard.

 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+8+8   =