Tell Magazine

Columnas » Pilar Sordo

EDICIÓN | Mayo 2018

Segundo de coraje

Pilar Sordo
Segundo de coraje

Es muy probable que algo te esté pasando en tu vida que te fuerce a tomar alguna decisión. Esto puede ir desde empezar una dieta, para dejar de consumir azúcares y harinas, hasta tomar la dolorosa decisión de separarte. Seguramente debes pensar todo el día en los pros y en los contras de todo lo que te gustaría decidir.

Se dice, además, que para cualquier sueño que tengas en tu vida debes ponerle voluntad para transformarlo en algo real. Puedes querer empezar a ser cariñoso (a), a ir a un gimnasio, a juntarte con tus seres queridos y tantos otros objetivos que nos proponemos todos los días. Cualquiera sea el desafío que enfrentes se necesita “un solo segundo de coraje”, para que quizás toda tu vida pueda cambiar.

Es un segundo antes de mandar un audio, antes de decir “no puedo más”, o “no quiero hacer esto”; o tal vez un segundo para empezar a lograr esa meta que te tiene con esa sensación de algo pendiente en la vida. Seguramente al leer esta columna vas a recordar cuántos segundos de coraje has tenido en tu vida, desde aquel segundo que te llevó a formar pareja hasta tantas otras que acompañan tu historia y donde algunos deben haber estado marcados por un vértigo tremendo.

Es claro que ese segundo no es suficiente, hay que ser capaz de mantenerlo en el tiempo si es que consideras desde el amor y no desde el miedo que vale la pena hacerlo. En todo caso, sea que lo mantengas para siempre o lo cambies por conciencia absoluta de tu ser, igual todo comienza por ese segundo de coraje que necesitas.

A nivel emocional, cuando uno ha vivido ese segundo, se experimenta, según lo que dice la gente en los talleres y por experiencia personal, un vértigo increíble, miedo pero al mismo tiempo mucha paz cuando se visualiza el otro lado o costado de ese segundo. Algo que hemos descubierto es que cuando ese segundo es apropiado hay silencio en el alma. Puede haber miedo, pero hay vacío de ruido en la cabeza; junto con el segundo hay como un suspiro que genera alivio al imaginar el cambio o el logro que se pondrá en marcha.

Imagina esa llamada o esa conversación que cambiará tu vida, esa conversación que está pendiente y que necesitas abordar, esos cambios en tu vocación para empezar a hacer lo que amas, ese “No” que estás que gritas y que no puedes hacerlo, o ese “Sí” que te puede hacer latir tu corazón fuerte y sentirte vivo (a).

Te invito a revisar tus segundos de coraje, esos dados por el alma y que seguramente no te generarán arrepentimiento, sino orgullo hacia ti mismo (a). Junto con revisar esos antiguos segundos te invito a pensar en los que tienes que vivir para empezar o terminar algo en tu vida. Ojalá tengas el coraje de hacerlo, vencer el vértigo y escuchar ese silencio que, si es correcto, seguramente inundará tu alma.

Un abrazo

 

Otras Columnas

YING – YANG y la unidad coreana
Asia Dónde Vamos
Uvas amargas
Cine Paralelo
Bienvenidas las cocinas del mundo
Rodrigo Barañao
DESTINO
Monocitas
DESASTRES NATURALES Y PATRIMONIO
Archivo Histórico
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+1+1   =