Tell Magazine

Entrevistas » Mujer

EDICIÓN | Abril 2018

COLORES DE DIVERSIDAD

Lupe Gajardo, diseñadora de vestuario
COLORES DE DIVERSIDAD

Acaba de presentar su propuesta para esta temporada otoño-invierno en una pasarela que desbordó diversidad e inclusión.  Una invitación que busca reflejar el nuevo Chile, donde el fenómeno de la migración vino a aportar formas y colores diferentes. Y lo hace desde su país, porque está segura de que Latinoamérica tiene mucho que decir en el mundo de la moda.

Por María Jesús Sáinz N. / Fotografías Andrea Barceló A.

El If Blanco de Recoleta es un enorme galpón industrial que normalmente funciona como espacio colaborativo, pero que hace unas semanas se llenó de moda, belleza y propuestas nuevas. Hasta ahí llegaron los entusiastas seguidores del trabajo de Lupe Gajardo, destacada diseñadora chilena, que en esta ocasión no sólo propuso una colección novedosa en sus diseños, sino además la presentó con modelos que buscaron reflejar a mujeres reales, que representan lo que ella llama “el nuevo Chile”, un país donde la diversidad se ve en las calles. Tomando la escasez de materiales como motor creativo, trabajó incansablemente en su nueva colección.

Sus días transcurren entre su taller en Santiago, el Instituto AIEP, donde es la directora de la carrera de vestuario, y los múltiples viajes, normalmente invitaciones, que se multiplican tras haberse convertido en la primera chilena que expuso en la Semana de la Moda de Nueva York.


A pesar del ajetreo constante, ella no se agobia. En un mundo que es vertiginoso, donde la producción de moda se ha acelerado, al retail es imposible seguirle el ritmo y a las habituales selecciones de otoño-invierno y primavera-verano se han sumado las colecciones crucero, que son las que reflejan las tendencias de la misma temporada, ella parece ir a su propio paso, proponiendo estilos que refresquen la moda y representen artísticamente la realidad. Siempre local, acompañando a la creciente movida de diseñadores chilenos a los que ve con mucha fuerza y con “cada vez más gente pudiendo vivir de esto”, pero siempre mirando hacia afuera, queriendo proyectar su propuesta.


 

CHILE DIVERSO

La nueva colección de Lupe Gajardo incluye diferentes telas, pieles y texturas, con insinuaciones a la cultura inglesa y, lo que más llamó la atención en el desfile, mujeres diversas sobre la pasarela.

 

¿Por qué quisiste incluir modelos de talla grande en tu desfile?

Yo no me siento responsable socialmente con lo que hago a través de mi trabajo. En absoluto. Es decir, si es que hago un aporte, bienvenido, pero no condiciono mi trabajo en pos de una mejoría social. En este caso, tomé la decisión de incluir modelos de talla grande porque iba en función del concepto de la colección que trataba sobre una mirada muy personal de lo que es la realidad hoy.

 

¿Y cuál es esa realidad?

Hago una interpretación artística de lo que veo. Para mí la realidad es así. Variada. Siempre en la realidad ha habido todas las tallas, todos los portes, todos los colores.

 

Pero no es lo mismo en la calle que en una pasarela...

La moda tiene esa capacidad, y en general las artes visuales, de crear realidades a través de la imagen y cuando uno ve una pasarela en que se incluyen mujeres de todas las razas, de todas las tallas, de todas las alturas, es un manifiesto de lo que a mí como diseñadora me gustaría. Es una postura, finalmente.


¿Ha cambiado mucho el país?

Chile hoy, que es de donde viene mi mayor inspiración, es un país con muchos inmigrantes, lo que me fascina. ¡Muchos colores! Hay un cambio muy notorio visualmente del que antes nosotros no éramos parte, que es el fenómeno de la migración. Desde hace cinco años hasta ahora, Chile es otra realidad, completo, porque no es solo Santiago. Entonces eso a mí me parece muy cautivante. Me gusta, porque me inspira.


 

DE CHILE PARA EL MUNDO


A pesar del enorme éxito que ha tenido y el reconocimiento internacional, Lupe se mantiene con su taller en Santiago e inspirándose en los colores y formas de nuestro país. “Yo siento que el mejor lugar para estar hoy en el mundo, es Latinoamérica”, dice tajante.


¿Por qué?

Porque en términos de moda y de tendencias, ha sido un continente bastante postergado históricamente, y desde hace ya dos décadas viene tomando una fuerza particular, una fuerza latinoamericana y que hoy se manifiesta en las muchas mujeres jóvenes que están haciendo tanto. Entonces desde ese punto de vista, del que yo me siento totalmente parte, me gusta quedarme acá.

 

¿Estar en Chile no te aleja del mundo?

A mí me llegan invitaciones todo el tiempo, de todas partes. No es que me sienta aislada. Ya no es así desde la era de internet. No me margino de participar de la semana de la moda en Ámsterdam, por ejemplo. Seguramente si estuviera instalada y con base allá, quizás participaría más, pero mis colecciones no serían las que son.

¿Y cómo son?

En las críticas que se han hecho a mi trabajo lo que más se resalta es, justamente, esa frescura que no se había visto, porque claro, es una novedad para el mundo que esta propuesta venga desde acá y no desde Milán y París, que han sido capitales de la moda durante siglos.


¿Qué viene esta temporada?

Yo creo que viene mucho el café en todas las tonalidades, desde el beige súper clarito, hasta el café moro, que en esta temporada va a reemplazar al negro, incluso, lo que no es muy fácil, pero vamos a ver qué pasa. Y con destellos rojos. De materiales, mi propuesta siempre son materiales nobles, eso significa que vienen de origen natural, que son el algodón, el lino, la seda, en el fondo nada que venga del petróleo que es el poliéster, pero claro, hay mucha innovación. En las pasarelas de otoño-invierno se vieron materiales inteligentes que surgen de la mano del avance tecnológico, pero no sé si eso finalmente va a ser una tendencia comercial. No al menos por ahora.

 

“La moda tiene la capacidad, y en general las artes visuales, de crear realidades a través de la imagen, y cuando uno ve una pasarela en que se incluyen mujeres de todas las razas, de todas las tallas, de todas las alturas, es un manifiesto de lo que a mí como diseñadora me gustaría”.  

“Chile es un país con muchos inmigrantes, lo que me fascina. ¡Muchos colores! Hay un cambio muy notorio, visualmente, del que antes nosotros no éramos parte, que es el fenómeno de la migración”.

“Yo siento que el mejor lugar para estar hoy en el mundo es Latinoamérica, porque en términos de moda y de tendencias, ha sido un continente bastante postergado históricamente, y desde hace ya dos décadas viene tomando una fuerza particular”

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+7+2   =