Tell Magazine

Columnas

EDICIÓN | Marzo 2018

El Santo Padre visita el Norte Grande

María Canihuante
El Santo Padre visita el Norte Grande

Chile ha sido un país bendecido: en dos oportunidades el papa ha venido a visitarnos al Norte Grande. La primera vez visitó Antofagasta. En la segunda, correspondió a Iquique disfrutar de su estadía.

JUAN PABLO II VISITA ANTOFAGASTA

En abril de 1987, Antofagasta vivió una gran experiencia: la llegada de Su Santidad, Juan Pablo II, Karol Wojtyla. Todos los habitantes nos sentimos alcanzados por el magnetismo de la presencia del Santo Padre.

El testimonio de la profesora Victoria Fuentes es notable. “Junto a la Hermana Elsa Abud Yáñez formamos parte de la Comisión de Liturgia para la visita del Papa”. Victoria cuenta: “El Arzobispo de Antofagasta, Monseñor Carlos Oviedo Cavada, solicitó a Andrés Sabella escribir los textos de las canciones para la Gran Misa del Desierto. Esos poemas fueron musicalizados por Raúl Ortega, uno de los creadores musicales nortinos más calificados. Así nació la Cantata Nortina. He aquí una estrofa del Canto de Bienvenida:

Bienvenido Hermano Juan /bienvenido a nuestro Norte

Porque nos traes la Paz / que es la fortuna del Hombre.

Victoria Fuentes dirigió el coro, con voces de distintas parroquias. “Grabamos un casete en el Colegio San Luis: El Norte Grande canta a Juan Pablo II. Llevaba en la carátula un dibujo de Andrés y destacaba las voces de David Barril, Jacqueline Díaz, Erika Flores, Victoria Fuentes, Juanita Miranda, Mireya Veneros. Participación especial del maestro Rafael Ramos, en órgano, y Fernando Guerra, en trompeta”. La dedicación y compromiso de Raúl Ortega fue admirable.

Con poemas de Andrés Sabella y música andina, el Santo Padre recibió un gran mensaje de nortinidad y nos dejó un mensaje de paz y amor:

 

FRANCISCO I VISITA IQUIQUE

Es 2018 y nos visita el papa Francisco I, Jorge Mario Bergoglio. Esta vez la ciudad elegida es Iquique.

Hace veintiocho años que Andrés se despidió de nosotros. Raúl Ortega también lo hizo. Si hubieran estado aquí el poeta y el músico, habrían escrito canciones para Su Santidad Francisco I. Me imagino un coro monumental cantando un armonioso “BIENVENIDO HERMANO PANCHO”

Bienvenido Hermano Pancho/ bienvenido al Norte Grande./

Te recibe el desierto ardiente y ancho/bendito, al pie del Andes/

Francisco I ha buscado una mayor cercanía de la Iglesia con el pueblo, con los olvidados. Donde ha ido, al norte y al sur, sus mensajes conciliadores, profundos, nos han llegado al alma. Indudablemente, debemos aquilatar en lo que valen estos mensajes de sabiduría.

En 1987, en la despedida, la cacharpalla: sonaron tarkas, charangos, bombos, pinquillos, en tono de alegría… pero a la vez de profunda tristeza… Se iba el Padre, el Hermano, el Amigo…

Ya te vas, Hermano Juan,/tú nos dejas para el bien /

más que el júbilo del pan,/una alegre luz de Hermanos,/

Brillando en todas las manos,/ con Cristo vivo en la sien/

 

¿Cómo habría despedido Andrés Sabella a Francisco I?

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+6+1   =