Tell Magazine

Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Marzo 2018

Ficción y realidad

Cristián Palta, escultor
Ficción y realidad

Varias de sus coloridas obras parecen juguetes de colección. Otras tantas, interpretan el lado oscuro de nuestra sociedad. Seres mitológicos y fantásticos se entremezclan también, entre próceres y personajes históricos de nuestro país. Claramente, para este joven escultor no existen límites en la creatividad.

Por Verónica Ramos B. / Fotografía: Francisco Díaz U.

De la plasticina pasó a la arcilla, luego a la arcilla polimérica y en su búsqueda por la perfección, especialmente en las facciones, se quedó con la plasticina de escultor, a la que aplicó su propia fórmula. La mezcla de parafina, aceite y cera de abeja ultra virgen le ha permitido, hace dos años, crear con una textura firme y suave una serie de esculturas que van desde el realismo a la ciencia ficción. Con un lenguaje sencillo y directo, sin mucha introspección, Cristián Palta (35) interpreta de manera lúdica todo lo que ve, observa e investiga.

No cuenta con una formación académica en arte, tampoco se considera autodidacta, pues desde que se dejó llevar por su talento y por la necesidad de liberar el estrés causado por la presión constante de su cargo en una empresa minera, Cristián nunca más dejó de esculpir. Sus estudios de derecho y de ingeniería quedaron en el pasado y lo que partió como una vía de escape se convirtió en su mayor vocación y sustento de vida.

¿Cómo fue el proceso de dejar la empresa para convertirte en artista?

Hoy uso el pelo largo porque antes se me caía. Estaba muy estresado y este punto fue un factor determinante para seguir el rumbo del arte. Descubrí, además, que sí se puede vivir de esto, porque no solo vendo mis obras, sino que también puedo postular mis proyectos a una serie de fondos estatales.

¿Cuáles, por ejemplo?

El año pasado, a través del CNCA me adjudiqué un proyecto que consistía en un módulo expositivo para galerías de arte. Ahora estoy en lista de espera con un proyecto que presenté al FONDART sobre Reinterpretación de la mitología y leyendas de la Región de Coquimbo. He participado también en otros proyectos formulados por el grupo ARCO.

INFINITAS IDEAS

En una pieza aledaña a su casa, Cristián creó su taller. Allí luce varias de las obras presentadas en la exposición colectiva de artistas regionales llamada Conmoción y afirma con orgullo que todas tienen dueños, pero que aún debe mantenerlas para esta muestra itinerante en la región. Llama la atención, también, una escultura en la que replicó sus propias manos y otra, donde la expresión de angustia y de dolor son los protagonistas en el busto de un hombre calvo y mayor. En otra de las repisas, sobresale el mundo de la ciencia ficción con dragones, zombies, duendes y personajes de películas.

Hay una fuerte crítica social en las obras presentadas en Conmoción

Eso es lo que quise representar. El Hombre Cerdo cargado de bolsas es una interpretación del consumismo. Está también el Hombre Tele, el Político Corrupto y el Delincuente Común. En definitiva son caricaturas de la sociedad y lo que espero con mis obras es que las personas puedan sacar una conclusión de inmediato, que sea fácil de entender.

Y los de ciencia ficción parecen juguetes de colección

Dentro de mis proyectos está el realizar, justamente, una línea de este tipo, a escala y en distintos tamaños. Ahora, gran parte de mis obras son el resultado de mi propia inspiración y el resto son esculturas a pedido.

¿Y qué tipo de esculturas te han encargado?

Hace poco me pidieron una escultura de cuarenta centímetros de Miguel Bosé y un boliviano me encargó un busto de Hulk. Varias personas me han encargado esculturas de mujeres embarazadas y de familiares fallecidos. Esto es lo más complicado porque se requieren fotografías de diversos ángulos… de preferencia un video.

UN ARTE PARA TODA LA VIDA

Para Cristián no existen condiciones especiales para aprender el arte de esculpir. Generoso con su cocimiento, imparte talleres a personas desde los quince años en adelante. “El taller dura tres meses y enseño todo el proceso, desde lo más básico hasta lo más específico, como las proporciones, las expresiones faciales, la tensión muscular”, destaca.

¿Tienes pensado presentar una nueva exposición?

En octubre de este año expondré en el Centro Cultural Palace de Coquimbo, con obras que buscan la reivindicación de los héroes de nuestros pueblos originarios. De esos hay varios en proceso, como es el caso de una escultura de Lautaro. Para ello debo dedicar una tres horas diarias porque tengo pensado realizar doce esculturas de cuarenta centímetros. Y como proyecto colectivo seguiremos durante el año con la muestra Conmoción.

¿La escultura seguirá siendo tu camino?

¡Toda la vida! Ahora mi sueño es fundir esculturas en bronce. Quiero hacer una fundición, porque en esta zona no existe. Mi idea es realizar obras que gusten a las personas, que les resulten atractivas. Si bien se necesita la técnica, tampoco se requiere ser un genio. Lo importante es la dedicación, el tiempo y, por sobre todo, la observación.

 

 “Dentro de mis proyectos está el realizar, justamente, una línea de juguetes de colección, a escala y en distintos tamaños”.

“En octubre de este año expondré en el Centro Cultural Palace de Coquimbo, con obras que buscan la reivindicación de los héroes de nuestros pueblos originarios”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+8+5   =