Tell Magazine

Entrevistas » Mujer

EDICIÓN | Febrero 2018

Líder

Cintya Gajardo, diseñadora industrial
Líder

Elegida por la Fundación Barak Obama para participar junto a otros doscientos cincuenta latinoamericanos en la iniciativa Jóvenes Líderes de las Américas, Cintya Gajardo viajó a Estados Unidos y luego a Lima, donde vio y escuchó en vivo al expresidente Obama. Una señal de que su trabajo y liderazgo son reconocidos internacionalmente.

Por Soledad Posada M. / Fotografías Sonja San Martín D.

La diseñadora industrial, Cintya Gajardo, fundadora de OLEAJE, una empresa de desarrollo e investigación de productos y servicios para la acuicultura; no solo formó una empresa, también estudió un diplomado en Emprendimiento y Liderazgo, que utiliza para apoyar a otros emprendedores en la incubadora de negocios de la Universidad del Bío-Bío. Además, hace clases en INFOCAP, la “universidad del trabajador”, sobre proyectos, iniciación de actividades, fuentes de financiamiento, emisión de boletas, etc.

Sencilla, modesta y muy alegre, Cintya destaca por sus atributos para hacer empresa, apoyar a otros para hacerlo y su labor social en pro de también ayudar a surgir a la población más vulnerable. Algunos de estos aspectos, seguramente, fueron importantes para ser invitada a participar en la primera versión del programa estadounidense, Young Leaders of the Americas Initiative, donde junto a otros doscientos cincuenta profesionales de Latinoamérica y El Caribe, estuvo cinco semanas en EE.UU. reforzando sus habilidades de liderazgo y emprendimiento. En esa instancia, hubo una competencia interna por ciudades y ganó. Representó al Estado de San Diego y expuso en Washington, lo que también le dio el derecho a viajar a Lima, junto a otras treinta personas seleccionadas, para asistir a charlas de emprendimiento y estar con el expresidente de EE. UU., Barak Obama.

OLEAJE

La empresa de Cintya nació al hacer su tesis de diseño industrial, que se centró en buscar una manera en que los parásitos, que atacan los salmones, no puedan entrar a las jaulas. Su prototipo fue un sistema que no utiliza químicos y que funciona de forma electrónica.

 

¿Cómo se te ocurrió la idea de evitar los parásitos de los salmones?

Empecé a buscar problemas que se pudieran solucionar a través del diseño industrial, y en los diarios encontré que se hablaba mucho del Virus ISA, la anemia infecciosa del salmón. Me llamó la atención que ocasionara tantas muertes y tantas pérdidas. Investigué y me enfoqué en los piojos del salmón (Caligus rogercresseyi), que parasitan principalmente a los salmones atlánticos (Salmo salar) que son los más cultivados y exportados por Chile. Las soluciones, en general, buscan eliminar los parásitos una vez que estos ya están en las balsas-jaulas o directamente parasitando a los salmones. Yo busqué una forma de eliminar los parásitos antes de que estos entraran a las balsas-jaulas, y así evitar el uso de químicos, que es otro gran problema.

¿Por qué crees que fuiste elegida por la Fundación Barak Obama?

Por el alcance del proyecto, porque es un problema mundial, por lo tanto, esta solución tiene un impacto tremendo en cualquier cultivo marino de salmones atlánticos y, en general, impacta en una gran cantidad de personas y seres vivos. Se rompe el paradigma de que las parasitosis sólo se tratan con antiparasitarios. Además, tomando en cuenta lo que preguntaban o evaluaban, el dominio del inglés era claramente un factor excluyente y lo otro era la actitud, porque todas las personas que fuimos teníamos en común que éramos sociables, comunicativos, nos interesaban mucho los proyectos de los demás, curiosos y motivados por lo que cada uno estaba haciendo

¿Qué aprendiste en EE.UU. que se puede emular acá?

La voluntad. Para mí fue impactante el enviar correos o llamar a empresas y que me respondieran con muy buena voluntad. Todos abiertos a ayudar, a apoyar a los demás y esa cultura nos falta en temas de emprendimiento. En Chile fue súper difícil hacer contacto real con una salmonera para empezar a probar mis prototipos. Al final, por un familiar que tenía el amigo de un amigo en una salmonera, pude contactarme y empezar a hacer pruebas. Además, si un estadounidense no puede ayudarte o no sabe lo que necesitas, siempre te da el contacto de otra persona que puede hacerlo. Eso es valiosísimo, porque permite a las empresas pequeñas escalar rápido. Todo es mucho más fácil cuando puedes apoyarte en alguien que sabe.

INVOLUCRADA

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me gusta investigar y crear cosas nuevas. Me aburre el investigar o dedicarme a algo que no sé si va a tener una aplicación real. Es muy interesante trabajar con empresas, porque se parte desde el otro lado, buscando la solución a algo que ya es una problemática o necesidad, por lo que sabes que vas a llegar a algo que se va a aplicar o se va a utilizar. Además, me gusta trabajar con gente, con equipos de trabajo multidisciplinarios. Es ahí donde se logran las mejores cosas, cuando se unen distintas miradas y conocimientos.

¿Cuál es la idea central en tus charlas para emprendedores?

En general, cuando hablo sobre innovación, emprendimiento, proyectos y todo lo relacionado, mi foco es mostrarle a la gente que las cosas que he logrado o sé hacer, las aprendí de la base de ser una persona común y corriente; que lo importante es encontrar lo que te mueve, lo que te apasiona y ahí lanzarte, emprender, poner tu dinero o conseguirlo. Pero desde esa base, porque al final todo esto del emprendimiento es mucho más demandante que trabajar para otra persona. Pasé muchos meses pensando en salmones, asociando todo con soluciones para los salmones, soñaba con salmones. En el emprendimiento, todo lo que está en juego es tuyo, entonces todo tu tiempo va a estar en eso y nadie quiere perder tiempo ni dinero ni nada.

¿Qué te motiva a hacer clases en INFOCAP?

Es muy importante que todo el mundo pueda tener oportunidades, y a través de la formación, educación y compartir entre todos los distintos actores es que se pueden, en cierta medida, equiparar las oportunidades. En INFOCAP les muestro a los alumnos que estas existen, cómo pueden encontrarlas, aprovecharlas y así mejorar sus ingresos, sus emprendimientos y, en el fondo, su calidad de vida. Además, los estudiantes de INFOCAP son tan amables y receptivos que dan ganas de compartir lo que uno sabe con ellos. Y ellos también saben y hacen muchas cosas y, a veces, lo que les falta es ordenar un poco sus ideas o direccionarlas. Son personas maravillosas, con ansias de lograr cosas, y cuando alguien tiene ganas de lograr algo o de hacer algo, hay que apoyarlo y esta es mi forma de hacerlo.

¿Cuáles son tus planes?

Me gustaría trabajar con alguna empresa de cualquier rubro, porque me va bien al crear e innovar en áreas que desconozco. También, me gustaría seguir prestando servicios para la Universidad del Bío-Bío, porque me agrada la diversidad de proyectos que existe y siempre se pueden hacer cosas nuevas y distintas para cada proyecto. Me gusta estudiar y siempre intento aprender algo nuevo. Ahora estoy estudiando para obtener mi certificación PMP (certificación Profesional en Dirección de Proyectos) y me gustaría en el futuro hacer un magíster o algo relacionado, que me permita investigar sobre metodologías de innovación, gestión de proyectos, emprendimiento o afines. En paralelo, también quiero tener otros emprendimientos, porque para mí son como hobbies. Entre ellos, el desarrollo de una aplicación para la educación y un proyecto de paisajismo.

 

 

“Me gusta trabajar con gente, con equipos de trabajo multidisciplinarios. Es ahí donde se logran las mejores cosas, cuando se unen distintas miradas y conocimientos”.

“En INFOCAP, le muestro a los alumnos que las oportunidades existen, cómo pueden encontrarlas, aprovecharlas y así mejorar sus ingresos, sus emprendimientos y, en el fondo, su calidad de vida”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+9+2   =