Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Febrero 2018

Los conflictos de Saint Lambert con la sociedad regional

Hernán Cortés Olivares. Académico e historiador Universidad de La Serena.
Los conflictos de Saint Lambert con la sociedad regional

El estudio de los comportamientos, uso y costumbres de una sociedad regional, siempre en renovación, nos conduce a nuevos archivos y a una relectura de los textos de historia, visibilizando los claros oscuros de su verdad residual; esta vez, la del nacionalizado magnate británico Charles Saint Lambert.

El hecho de sangre acaecido en la hacienda de Amolanas, donde vivía Saint Lambert, es un hito en los ásperos contactos y experiencias de este con la aristocracia de los valles y costas de Atacama y Coquimbo, y también con el bajo pueblo, cuyas primeras impresiones psicosociales las emite en un estudio llamado Noticias Generales de los Minerales de la Provincia de Chile, publicado en El Telégrafo de Santiago, en 1819. En síntesis, advierte la absoluta falta de conocimientos, métodos, técnicas científicas y el desconocimiento del uso de maquinarias modernas en la industria de la minería. Este estudio le entrega una información única y actualizada de todos los yacimientos y riquezas mineras existentes en Atacama y Coquimbo.

La visión de Saint Lambert, respecto a los chilenos, es lapidaria, del que se sabe superior, e incluye a las autoridades regionales. Su visión crítica lo lleva a afirmar que la indisciplina y el desorden de los operarios y peones de minas, escandaliza, pues: “La tradición y las costumbres han establecido las cosas de modo que ellos pierden mucho tiempo de trabajo, desconocen una verdadera subordinación a los mayordomos de minas, fuera de la total ignorancia en las artes de trabajar las minas y el beneficio de los metales. Los hombres que dirigen las operaciones son rudos e ignorantes, que sin tener la menor idea de lo que es la fundición, arrojan a ciegas cantidades extraordinarias de leñas y metales sin sentido”.

Saint Lambert ofrece su calidad de profesional de la minería, su experiencia cosmopolita en todas las áreas mineras de Europa, pero agrega que “su verdad no es infalible” y ofrece al gobierno capitales propios para los experimentos, solicitando el cargo de Visitador apoyado por los gobernadores regionales, a fin de cortar de raíz inveterados abusos, obligando a las partes a cumplir los contratos.

Los conflictos de interés y demanda que sostiene con doña Mariana de La Sierra Alta, dueña de la estancia Las Amolanas y la fundición ubicada en la villa de Copiapó, a quien se la había arrendado, se generan por el deterioro de las propiedades, el ingenio de Las Juntas fue desarmado sin su autorización. Exige la reposición de todas las herramientas y utensilios de la fundición y el pago de todos los alquileres. El representante legal de Saint Lambert y administrador en la hacienda de Potrero Seco, Alejandro Delon, declara, en el tribunal, que su patrón firmó un contrato en compañía con don Diego de la Torre, hijo de doña Mariana, pero esta última alega que es la dueña absoluta, que sus ingresos los proporciona ella y que él no forma parte de la compañía. Menos puede aceptar el total exterminio de la madera de su propiedad y que tal destrucción se hace patente desde la Punta de Las Juntas hasta Amolanas, pues los bosques y las maderas preciosas están agotados.

 

Otras Columnas

Chandigarh, moderna integración urbana
Asia Dónde Vamos
Túnel Universo
Astronomía
Cartas de Amor
Cine Paralelo
Viña es un festival
Presta Oído
El último villano
Presta Oído
Comida Saludable
Rodrigo Barañao
FELICIDAD
Monocitas
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+9+5   =