Tell Magazine

Columnas » Salud

EDICIÓN | Enero 2018

Disfruta del verano con precaución

Dr. Rafael Guevara Médico urgencia Clínica Tabancura
Disfruta del verano con precaución

 

El verano es una época especial, llena de diversión y descanso, pero también con riesgos ante los que debemos tomar algunas medidas de seguridad e higiene para cuidar nuestra salud y la de toda nuestra familia.

Entre los varios factores que atacan nuestra salud en dicha estación del año, se encuentran las deshidrataciones, por lo que es importante consumir líquidos de manera continua y acorde a  la cantidad de líquido corporal que se haya perdido.

Si combinamos piscina y calor es importante estar a atentos a  enfermedades o malestares causados por bacterias, como la otitis externa. Esta condición se da  especialmente en niños, pues pasan tiempo prolongado en estos lugares y sus trompas de Eustaquio son más cortas, lo que propicia  condiciones ideales  para la llegada de  gérmenes hasta el oído medio.

Los hongos también son materia de preocupación durante esta época del año, especialmente en los pies, por lo que es indispensable desplazarnos alrededor de piscinas, baños y camarines, siempre con sandalias.

En verano proliferan los insectos, y sus picaduras pueden causar desde inflamaciones, hasta vómitos, mareos o fiebre. Para prevenir debemos procurar usar permanentemente repelentes de insectos. Si uno es víctima de la picadura, lo inmediato es desinfectar el área, y aplicar algún desinfectante.

Respecto a las intoxicaciones alimentarias es importante mantener el agua  y alimentos en buenas condiciones, especialmente si se realiza un picnic o camping en que algunos alimentos no poseen una adecuada cadena de frío. 

Por último, y no menos importante, es dedicar especial preocupación al aumento de la temperatura del cuerpo, causada por una exposición prolongada al sol. El organismo pierde agua rápidamente, pudiendo provocar fiebre, mareos, sequedad, dolor de cabeza, entre otros síntomas.

Especial preocupación se debe tener con los bebés y ancianos, ya que son más vulnerables, y se deshidratan más rápidamente. Lo mejor es bajar la temperatura  con agua fría, beber agua y situarse en un lugar con ventilación y fuera de la exposición solar.

 

Otras Columnas

CURIOSIDAD
Monocitas
Año 4.655
Asia Dónde Vamos
El opio del pueblo
Presta Oído
Dulce verano
Rodrigo Barañao
Tron
Cine Paralelo
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+2+4   =