Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Enero 2018

Un espacio para crear

Carolina Contreras, Directora Artequín-Inacap Antofagasta
Un espacio para crear

Un proyecto cultural educativo, innovador y único en la ciudad es Artequín–Inacap Antofagasta, el que desde abril de 2017 comenzó a encantar a las familias de la ciudad con su oferta y novedosa forma de mostrar el arte a grandes y chicos. El equipo de este museo está conformado por cuatro personas, lideradas por su directora Carolina Contreras, quienes trabajan en conjunto para sacar adelante este nuevo polo cultural, a través del arte, la educación y la entretención, con visitas guiadas y talleres educativos.

Por Claudia Zazzali C. / Fotografías Rodrigo Herrera

Vivir la experiencia. Esa es la invitación que nace de Artequín-Inacap Antofagasta apenas uno ingresa al lugar. Cada visita estimula nuestros sentidos y nos transporta a otro lugar, lleno de colores e historia. En Antofagasta, su directora Carolina Contreras asumió el tremendo desafío de generar un polo cultural en el sector norte de la ciudad, que hasta hoy carecía de infraestructura cultural.

Esta interesante propuesta cautivó a Carolina, quien se afincó en el corazón de nuestro desierto, dejando atrás su trabajo en museos de Santiago y su vida en España. Profesora de Historia, mención Patrimonio y con estudios de magíster en Gestión cultural y Economía cultural, hoy no tiene miedo a ser polifuncional, “porque lo importante es lograr nuestro objetivo”.

Carolina trabaja codo a codo con su coordinadora educativa Mariana Vadell y las monitoras Teresa Varas y Claudia Jofré, quienes se desdoblan para cumplir con los objetivos trazados para que este espacio cobre cada día más protagonismo.

¿Cómo nació el aterrizaje de Artequín en Antofagasta?

La fundación Artequín nació hace más de veinticinco años en Santiago y hace un tiempo comenzó su expansión por Chile, arribando a Antofagasta el año 2017, gracias al apoyo de Inacap, que permite mantener el museo abierto para toda la comunidad de forma gratuita. Estamos en una etapa piloto, atendiendo de lunes a viernes y trabajando fuertemente para hacer alianzas con instituciones consolidadas como la Biblioteca y el Museo Regional, además del Centro Cultural Estación Antofagasta.

¿Cuál es el objetivo de haber abierto esta sede en Antofagasta?

Antes de nuestra llegada, en la ciudad solo existían algunas salas de exhibiciones, que trataban de cubrir toda la necesidad de difusión cultural. No había museos exclusivamente de arte, que además incluyeran instancias de formación. Nuestro objetivo es enseñar sobre las artes y sus técnicas a través de la historia del mundo. Para eso, contamos con cuarenta y un reproducciones de obras que van desde la Mona Lisa hasta piezas abstractas de Pietr Mondrian. De esta forma acercamos la experiencia de una exposición a los espectadores.

Queremos brindar a nuestros visitantes una experiencia completa y en una hora, aproximadamente, hacemos una visita guiada programada para un máximo de veinte personas. A través de una metodología interactiva y lúdica, dividimos la experiencia en tres fases: la primera es motivacional, donde a través de material audiovisual buscamos incentivar la percepción y capacidad de observación; luego está la etapa reflexiva, donde mostramos dos o tres obras de colección, entregando conceptos teóricos sobre lo que están viendo y culminamos con la creación, desarrollando un taller práctico relacionado con el tema tratado y que aporta, tanto a niños como a adultos, conocimientos que se condicen con el lema de Inacap, que es Aprender Haciendo.

El espacio se pensó para que todo estuviera al alcance de los niños: los cuadros, las bancas, los asientos, las mesas, las sillas. También, tienen aparatos electrónicos, mucha tecnología, como televisores touch y tablet, con juegos creados especialmente para este museo.

“Somos un espacio inclusivo y hemos recibido visitas de personas con necesidades especiales, que sin problema pudieron utilizar las rampas, los baños habilitados especialmente para ellos y todos los accesos. Dependiendo del grupo, adecuamos los materiales e implementación de nuestros talleres y visitas guiadas, entregando una experiencia emocional para luego dar paso a actividades prácticas, donde son todos son incluidos sin excepción”.  

 

VIVIR LA EXPERIENCIA

 

Las visitas han sido diseñadas de acuerdo a la edad de los niños y los planes y programas del Mineduc, lo que nos transforma en un aporte real para profesores y una herramienta educativa para enseñar arte. Todo esto se complementa con talleres y experiencias para jóvenes y adultos. “Esperamos el próximo año abrir sábado y domingo y consolidarnos como un espacio de ocio, entretenimiento y a través del aprendizaje y experiencia artística poder llegar a toda la familia. Eso es lo lindo de Artequín, que grandes y chicos descubren nuevas experiencias, nuevos conocimientos”, comenta Carolina.

¿Se cumplió el sueño de generar un espacio de arte?

De todas maneras, ya que estamos ubicados estratégicamente en la zona norte de la ciudad, que es hacia donde está creciendo la ciudad. A través de un estudio preliminar, nos dimos cuenta de que todas las actividades culturales y recreativas estaban ubicadas en el sector centro sur de Antofagasta. Estamos muy cerca de colegios y liceos, a los cuales se les hace difícil trasladarse a centros culturales que están al otro lado de Antofagasta y eso nos impulsa a trabajar de cerca con ellos.

¿Cuáles son las proyecciones para el próximo año?

Concretamos una alianza con Puerto de Ideas y el próximo año haremos una sede con ellos. Además, desde enero de 2018, abriremos de martes a domingo y continuaremos trabajando en verano, para estar junto a las familias en vacaciones, para que los niños de la zona norte de la ciudad puedan disfrutar de este espacio recreativo, innovador, que aprendan y puedan venir junto a sus papas, tíos, abuelos, porque queremos involucrarlos en este proceso.

Quienes estén interesados en los talleres y actividades programadas para este verano, pueden visitar la página web www.artequinantofagasta.cl o las redes sociales de Facebook, Twitter o Instagram. “Es importante que reserven su hora y asistan a todas las actividades, para que puedan comprender la experiencia completa. Somos un museo especial, y estamos enfocados en traspasar conocimientos de manera entretenida, única y, por sobre todo, innovadora”. 

 

“Esperamos consolidarnos como un espacio de ocio, entretenimiento y a través del aprendizaje y experiencia artística poder llegar a toda la familia. Eso es lo lindo de Artequín, que grandes y chicos descubren nuevas experiencias, nuevos conocimientos”.

El espacio se pensó para que todo estuviera al alcance de los niños: los cuadros, las bancas, los asientos, las mesas, las sillas. También, tienen aparatos electrónicos, mucha tecnología, como televisores touch y tablet, con juegos creados especialmente para este museo.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+9+5   =