Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Enero 2018

Viajera no turista

Sol Leyton, periodista
Viajera no turista

Con dos nuevos programas recién estrenados para Canal 13, uno enfocado a Haití y otro en Islandia, esta periodista fanática de las islas, explica la diferencia de su estilo en pantalla, el costo emocional y lo que se aprende cuando te sumerges en un país que no es el tuyo.

Por Marcelo Contreras / Fotografías Andrea Barceló

¿Cuál fue tu primer viaje? Sol Leyton (38) guarda silencio. La memoria personal viaja en reversa. Se ve en una casa rodante junto a sus padres recorriendo Chile a los tres, cuatro años. Tiempo después viajaría a España a visitar parientes. Recuerda, vívidamente, el impacto de observar personas diferentes. “Tengo la sensación de ser muy chica y haberme encontrado en un lugar donde había gente distinta, un chino, un negro, un rubio, y nosotros, mi familia. El mundo es inmenso y que hay que salir a conocerlo. Siempre tuve esa inquietud”.

 

Esa especie de instinto por el movimiento y la exploración a escala planetaria se ha convertido en la vida profesional de Sol Leyton mediante programas de televisión de carácter documental como La última Cuba, Islas del mundo, Namaste y Chile Lindo, la mayoría emitidos por Canal 13.

 

Llegó a esa opción tras ingresar a Periodismo en la Pontificia Universidad Católica, convencida a medias. “Estudié sin muchas ganas. No me gustaba mucho. Lo encontraba fome, que no desarrollaba la creatividad. Estaba bien deprimida hasta que un día me mostraron el mundo audiovisual”. Para Sol fue como si le ofrecieran un boleto a la independencia laboral. “Podías crear y aprender más cosas. Dependía de ti usar una cámara, aprender a editar”.

 

Aún como estudiante y junto a compañeros participó de un espacio —Efecto invernadero— producido para la señal de cable de Canal 13. Siguió trabajando en reportajes hasta que se dio cuenta de que podía hacerlos por cuenta propia. “Quería tener un punto de vista. Cuando partí con Namaste, donde el asunto era la felicidad, la gente me decía “estai loca”. Pero era lo que yo quería hablar o contar”.

 

¿Qué es lo que te seduce de viajar?

La gente y las experiencias. Cada viaje te abre la mente, el corazón. Por eso me gusta más ser viajera que turista.

 

Stop. Buen punto. Hay una diferencia entre lo uno y lo otro. La periodista lo explica. “El turista recibe no más, va a lo que le dan, a lo que le dicen. El viajero estudia el lugar al que va a ir. Tiene inquietudes más allá. Se involucra con la gente. Quiere vivir en los lugares como son de verdad”. 

 

LO QUE QUIERO CONTAR

 

La periodista describe cómo organiza su trabajo cuando llega a un territorio nuevo, para luego transmitir ese proceso y conocimiento al telespectador. Lo primero, subraya, es tener una idea central. “Que el viajar tenga un sentido y no sea viajar por viajar”. Leyton pone como ejemplo lo que hizo para Islas del Mundo, basado en la condición particular de los territorios insulares. “Era un elemento geográfico que te permitía hablar de muchas más cosas como una vida simple, la naturaleza, comunidades donde todavía funciona la solidaridad”.

 

Leyton investiga y produce el viaje teniendo siempre en claro la posibilidad del factor sorpresa. “Por eso son equipos chicos con la libertad de moverse y quedarse en la casa de la gente, conociendo personas. Ahí viene la espontaneidad del viaje que es lo más lindo, lo que descubres en el camino”.

 

Insiste en que la perspectiva personal domina su mirada profesional y lo explica con lo realizado para La última Cuba. “Puede ser un contexto súper actual, pero ¿qué quieres contar?, ¿has escuchado a un cubano hablar?, ¿cuánto sé de lo que ellos piensan más allá de las teorías o de lo que escuchas en las noticias? Entonces te pones metas pequeñas que te den un sentido”.

 

INMUNES AL DOLOR

 

La pregunta de los sitios favoritos de cuantos conoce pone en aprietos a Sol Leyton. “Es súper difícil para mí”.

 

Hagamos un top tres…

Más que lugares, experiencias, lo que me ha pasado. Le tengo mucho cariño al Namaste. Toda la vida había soñado con el Himalaya. Un lugar extremo exige un esfuerzo físico. Siempre digo que hay un viaje externo e interno. Soy una adicta a las islas. Esos espacios chiquitos tienen más historias y enseñanzas que todo un continente. Y donde están las culturas más impresionantes del mundo. Hay un lugar que amo, el islote de Santa Cruz, en Colombia, que es la isla más poblada de la Tierra. Mide una hectárea, viven mil setecientas personas y el sesenta por ciento de la población son niños menores de doce años. Es como la isla del Nunca Jamás. Hice un programa ahí. Es impresionante la dinámica en un espacio chico, cómo se organizan. Un lugar donde mandan los niños. 

 

Según la periodista, no hay ningún sitio al que no volvería. Distintos son los costos emocionales de ciertos destinos. Haití la marcó. La vapuleada nación caribeña es el eje de Adiós Haití, Por Qué te Abandoné, uno de los nuevos programas que estrena en primavera Canal 13 en Sábado de reportajes. La notoria inmigración desde ese país hacia Chile —731% aumentó la llegada de haitianos entre 2013 y 2016— gatilló preguntas en Sol Leyton.

 

“Hablamos mucho de los inmigrantes, pero dentro de ese contexto me pregunto: ¿cuánto sé de Haití y de esta gente de la que todo el mundo habla? Uno no sabe nada. Haití tiene una de las historias más impresionantes de Latinoamérica. Ahí fue donde primero se abolió la esclavitud y se extendió luego a toda América”.

 

El viaje duró un mes por el país “con el único objetivo de escuchar a los haitianos, conocer su realidad, la realidad del pueblo”, dice la reportera, “y eso no lo podía hacer de otra manera que viviendo su vida con su gente y en sus casas”.

 

¿Qué encontraste?

Me he dado vueltas por lugares súper pobres, países donde el respeto a la vida se ha perdido. Pero Haití sufre el abandono. Eso fue lo que más me impresionó, a pesar de que es una de las naciones que recibe más ayuda internacional. La pobreza que ves, aunque todo el mundo te lo diga, es muy fuerte. No son los terremotos, los huracanes. Es la realidad de un país que vive así más allá de las catástrofes.

 

¿Por qué vienen a Chile? ¿La presencia militar chilena allá tuvo algo que ver?

No, para nada. Entrevisté a un doctor que me dijo que la mayor lucha de Haití es no olvidarse del dolor y hacerse inmune a él. Desde esa premisa, como que los haitianos perdieron el camino, su propio camino. Solo quieren escapar. Se van como un acto desesperado sin pensar en cuánto van a ganar o cómo van a trabajar. 

 

SÚPER ECOLÓGICO

 

Islandia Tierra de Hielo y Fuego se llama el otro programa que Sol Leyton tiene preparado sobre la lejana nación europea, y que debiera emitirse hacia fines de año. ¿Por qué Islandia? “Porque tiene una de las naturalezas más bonitas y salvajes del mundo”. Asegura que se parece a Chile por la diversidad de su paisaje y la fuerza de su naturaleza, incluyendo actividad volcánica. “A la vez, es uno de los países más ecológicos y sustentables del mundo, convirtiendo todo eso a su favor. A pesar de las dificultades de vivir en un clima así, se dice que es la población más amable del planeta. Entonces, de nuevo ¿qué podemos aprender nosotros?, ¿cómo es vivir en una geografía que te amenaza y usarla bien?”.

 

El periodismo audiovisual de viajes ha tenido un auge notable en los últimos tiempos. El programa del viajero que recorre el mundo, incluso, parece algo trillado. A pesar de la abundante oferta, Sol Leyton prefiere mantenerse al margen. “Veo poco a mis pares o gente de afuera. Me encanta que haya harto y que haya crecido, pero siento que la diversidad y tener tu propio punto de vista, el ser distinto, hace la gracia”.

 

Aunque ha vivido periodos fuera de Chile, Sol asegura que no le interesa radicarse en el extranjero. Cree que viajar ejerce un efecto en las raíces personales. “Mientras más conoces, más quieres lo simple de lo tuyo. Tu casa, tu familia, tu lugar. Y empiezas a ver tu realidad y tu vida desde un punto mucho más positivo y amable”.

 

Dada tu experiencia, ¿qué aspectos debe mejorar la oferta turística en Chile?, ¿dónde cojeamos?

Viajar por Chile es caro. La naturaleza chilena es impresionante, lo mismo la cantidad de culturas que no sabemos valorar, porque también es inviable en términos económicos. Se puede viajar barato, pero requiere mucho esfuerzo y aventura. Vas una semana a Brasil y te demoras y gastas menos que en ir a Punta Arenas. Es terrible.

 

"El mundo es inmenso y que hay que salir a conocerlo. Siempre tuve esa inquietud".

"Cada viaje te abre la mente, el corazón. Por eso me gusta más ser viajera que turista".

“El turista recibe no más, va a lo que le dan, lo que le dicen. El viajero estudia el lugar al que va a ir". 

“Hablamos mucho de los inmigrantes pero dentro de ese contexto me pregunto ¿Cuánto se de Haití y de esta gente de la que todo el mundo habla? Uno no sabe nada".

 “Veo poco a mis pares o gente de afuera. Me encanta que haya harto y que haya crecido, pero siento que la diversidad y tener tu propio punto de vista, el ser distinto, hace la gracia”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+3+4   =