Tell Magazine

Columnas » Presta Oído

EDICIÓN | Enero 2018

El opio del pueblo

Por Marcelo Contreras
El opio del pueblo

De la decena de artistas más escuchados en Chile durante 2017 según Spotify, ocho son reguetoneros. A estas alturas, este género nacido entre las décadas del setenta y noventa en el Caribe, suma casi tres lustros de dominio absoluto en nuestro país. ¿La música anglo? No es mucho lo que tiene que decir en términos de masividad y preferencias, a excepción del británico Ed Sheeran que aún seduce oídos adolescentes en todo el mundo.

En general, los adultos suelen ironizar y desdeñar la calidad artística del género, insinuando que el reguetón es cualquier cosa menos música. Los argumentos no son desechables a priori: una construcción melódica casi inexistente, una base instrumental que se remite a una percusión con un dibujo reiterativo, letras libidinosas y vanidad. Curioso. Son exactamente los mismos reclamos que la generación adulta descargaba sobre el viejo rock & roll en los años cincuenta, cuando esa música desaforada desplazó el sonido de las grandes orquestas y ritmos latinos como el tango, el bolero y el chachachá, que requerían músicos entrenados. El rock no exigía nada de eso, sino más bien redujo las plazas de trabajo para los intérpretes producto de la amplificación (los tecladistas desterraron secciones completas de cuerdas y bronces), mientras los cantantes reemplazaron con gritos y alaridos las técnicas refinadas de los vocalistas dedicados a esos viejos estilos, generalmente románticos.

 

La historia de la música popular ha sido así, una permanente simplificación del lenguaje. Por eso el reinado del reguetón se mantiene firme. No requiere mucho oído ni entendimiento, solo el deseo de pasarla bien por un rato. Es el opio del pueblo de esta generación.      

 

Otras Columnas

CURIOSIDAD
Monocitas
Año 4.655
Asia Dónde Vamos
Dulce verano
Rodrigo Barañao
Tron
Cine Paralelo
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+3+7   =