Tell Magazine

Columnas » Astronomía

EDICIÓN | Enero 2018

Fenómenos meteorológicos

Por Arturo Gómez M., ex astrofotógrafo del Observatorio Interamericano Cerro Tololo
Fenómenos meteorológicos

Cada cierto tiempo, nuestra atmósfera, en complicidad con el sol o la luna, nos muestra bellos fenómenos lumínicos que muchas personas, según sus creencias, atribuyen a fenómenos paranormales o mensajes esotéricos.

No podemos negar que las personas, en este último tiempo, caminan mirando hacia abajo, haciendo lectura de mensajes en sus celulares, o bien tratando de ganarle algún juego de combate a la máquina desafiante. A su vez, esto de estar mirando hacia abajo y no poner atención a nuestro entorno, es la causa de numerosos accidentes que se producen a diario y que cuando son mostrados en las páginas de las redes sociales, son tan divertidos que terminamos riéndonos del afectado.

 

Cada cierto tiempo, nuestra atmósfera, en complicidad con el sol o la luna, nos muestra bellos fenómenos lumínicos que muchas personas, según sus creencias, atribuyen a fenómenos paranormales o mensajes esotéricos.

 

La población, en general, cuando ve círculos en la luna o el sol, los asocia a dichos que se narran principalmente en el campo. Yo los escuché muchas veces en Rengo, lugar de mis primeros años de juventud. Decían: "Círculo en el Sol, aguacero o temblor... Círculo en la Luna, novedad ninguna" y yo les creía. Por supuesto que el temblor nunca llegaba y el aguacero, menos.

 

Hace algunos días, nos tocó observar un fenómeno que es muy común cuando se juntan nubes a gran altura y bajas temperaturas en la atmósfera alta, los que dan como resultado un círculo alrededor del sol. El nombre técnico de este fenómeno meteorológico es "halo solar" y se produce por la presencia de cristales de hielo en dichas nubes.

 

Entre otros fenómenos atmosféricos relacionados con las nubes y el sol, están los "parhelios" y es cuando las personas informan que hay tres soles en el cielo. Por supuesto que eso es imposible, ya que hay un solo sol en el cielo. Lo que pasa es que, en el halo solar, se ven a la izquierda y a la derecha del sol, una imagen muy brillante de este, dando la impresión de la existencia de dos soles extras, por lo que, a simple vista, uno cuenta "tres soles". Al igual que el halo solar, también está asociado a la formación de cristales de hielo en altura.

 

Pero sin duda alguna, el fenómeno más común para el público es el arcoíris, ya que en los cuentos para niños siempre aparece su imagen en el cielo, en cuyo extremo hay un cofre con monedas de oro. Lo llamativo del arcoíris primario es la ubicación de los colores. La parte externa está dominada por el color rojo, en cambio su interior es de color azul, a diferencia del halo solar, cuya parte externa es azul y la interna es roja.

 

Para finalizar y para los que viajan en avión mirando por la ventanilla, es interesante explicar un fenómeno cuando vemos la sombra del avión por sobre las nubes. Alrededor de esa sombra del avión, se forma un círculo igual que el halo solar, con la diferencia que en ese momento están alineados el sol, el avión y la sombra. Este fenómeno lleva por nombre "gloria solar" y es muy común cuando la sombra del avión se ve sobre las nubes. Es frecuente escuchar a personas que asocian estos fenómenos atmosféricos a catástrofes o profecías malignas.

 

Otras Columnas

CURIOSIDAD
Monocitas
Año 4.655
Asia Dónde Vamos
El opio del pueblo
Presta Oído
Dulce verano
Rodrigo Barañao
Tron
Cine Paralelo
» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación3+6+4   =