Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Diciembre 2017

Fragancias Nativas

Nümün
Fragancias Nativas

No es llegar y hacer un perfume. Hacen falta buen olfato, constancia y una propuesta sólida y entretenida, la trilogía perfecta para Pilar Silva y Natalia Kapstein, quienes bajo el nombre Nümün, fabrican perfumes unisex, que rescatan la flora nativa chilena. Una aventura que comenzó hace un par de años y que hoy quieren seguir expandiendo a través de nuevas fragancias y líneas. “Queremos generar una industria relacionada con el bosque nativo chileno que pueda ser sustentable”, afirman.

Por Macarena Ríos R./ fotografías Teresa Lamas G.

Cerro Florida, once de la mañana. El taller de Pilar está lleno de botellitas de distintos tamaños y colores. Como si fuera el laboratorio de un viejo alquimista. Abre una caja labrada de madera, y con un gotario extrae un líquido semitransparente. “Mira, prueba esto”, me dice, y deposita en las yemas de mis dedos un par de gotas que me paso con movimientos circulares por la sien. “Te va a entrar por los ojos”. “¿Qué es?”, pregunto. “Esencia de cedro, menta y eucaliptus”.

Su encuentro con las fragancias tiene una historia bastante singular, que parte con la inesperada muerte de su papá. “Recién había salido de la Universidad. En ese minuto me cuestioné todo, porque en lugar de empezar a atender y trabajar con los problemas de los demás como sicóloga, era yo la que necesitaba una terapia urgente. Estuve con un duelo cuático, no me esperaba esta muerte, me movió los esquemas, estaba en shock. En esa época tenía un viaje planificado a la India con mis amigas del colegio y aunque al comienzo dudé en ir, partí igual. Allá conocí olores increíbles y los aceites esenciales. Si me preguntas, yo creo que ese fue el principio”.

Tiempo después, Pilar se fue a estudiar perfumería y aromaterapia al Ginny Rose Institute en California. “Ginny, su dueña, es una botánica muy capa que fue mi mentora”.

¿Qué aprendiste?

A entrenar la nariz, a reconocer las familias olfativas y los aceites esenciales de calidad, a formular, a preparar un eau de toilette o un eau de parfum. El método de Ginny es el llamado vocabulario del olor, donde existen siete olores básicos: floral, frutal, madera, spicy, verde vegetal, herbal y alcanforado y cítrico. También aprendí los efectos que tienen las distintas plantas en las personas.

¿Cómo cuáles?

Terapéuticos, por ejemplo. Hay algunos olores que te suben el ánimo, otros lo bajan. La lavanda es somnífera, es muy buena para inducir el sueño, porque te relaja. El eucaliptus tiene propiedades expectorantes, te ayudan a la descongestión, el sándalo es afrodisíaco. Las plantas son súper poderosas. Cada aceite esencial tiene distintos componentes químicos naturales.

De pronto me siento despejada. Increíblemente despierta. Advierto un frescor alcanforado. Pilar sonríe. “Es el aceite, te dije que te iba a entrar por los ojos”.

 

OLOR A CHILE

En un afán por buscar fragancias propias, se miraron el ombligo y decidieron partir por casa. “Nos motivó dar a conocer las plantas nativas chilenas. Reflejar el olor de los bosques del sur después de la lluvia, el del desierto bajo el sol y sus temperaturas extremas. ¿A qué olía el litre, el canelo, el laurel chileno, el espino? Durante un año buscamos “con pinzas” destiladores de plantas nativas chilenas, quienes actualmente son nuestros proveedores. Ellos recolectan el material vegetal, por lo general ramas y hojas de árboles”.

¿Qué se necesita para hacer un perfume?

Un aceite esencial de buena calidad, alcohol orgánico y agua desmineralizada.

¿Cómo es el proceso?

Hay varios métodos distintos…el más típico es el método de arrastre de vapor por alambique que extrae los aceites esenciales de las plantas. Ese concentrado tiene todas las propiedades de la planta que estás destilando y el aroma en un pequeño volumen. No es llegar y hacer un perfume. Estuvimos un año investigando y probando distintas fórmulas.

¿Cuál es la diferencia entre perfume y fragancia?

Es lo mismo. Las fragancias pueden tener distinta concentración. Un eu de perfum es más concentrado que un eu de toilette por ejemplo, que es más liviano y se evapora más rápido.

¿Cuánto debiera durar un perfume?

Los perfumes sintéticos te pueden durar de un día para otro, porque tienen compuestos químicos hechos para perdurar. Nuestros perfumes, que son naturales, que son eu de perfum, duran entre cuatro y cinco horas, lo que es muy bueno para un perfume natural. Nosotras trabajamos en la fijación, en cada formulación usamos aceites esenciales que fueran más pesados, es decir, que no se evaporaran tan fácilmente.  Fue un aprendizaje, de ensayo y error, ¡la primera tirada no duraba nada!

Se refieren a la primera producción —gracias a un capital semilla—, de cuatro líneas de perfumes unisex: Palo de Pimiento, Tepa, Kultrún y Canelo. “El pimiento es clásico del norte chileno, su aroma es maderoso, picante y especiado, el olor de la tepa es bien sureño, huele a bosque recién llovido y el kultrún es de laurel, que tiene notas ahumadas muy sureñas”.

 

PERFUME DE AUTOR

Nümün, significa “oler” en mapudungun, un guiño hacia lo nuestro, un tributo a los usos ancestrales de las plantas. Actualmente, además de perfumes hechos de plantas nativas, trabajan con otros formatos, como sales de baño, ambientadores y aromatizadores. “Queremos reconectar a los chilenos con su patrimonio aromático y natural, pero también nuestro foco está en dar a conocer nuestros aromas al resto del mundo”.

¿Piensan exportar?

Pretendemos que la industria se vaya profesionalizando. Nuestra idea es ayudar a que los procesos de nuestros proveedores sean cada vez más estandarizados, a lograr una trazabilidad mayor con el fin de tener un producto estable y uniforme en el tiempo. Eso nos va a permitir a acceder con mayor facilidad a mercados extranjeros y a certificaciones orgánicas.

¿De qué se trata?

La trazabilidad permite saber de dónde viene la materia prima. Los procesos cambian, la planta huele distinto si cosechas en diferente época del año y a diferente altura. Y no solo huele distinto, sino que tiene compuestos también distintos si crece en la montaña o a orilla del mar. Junto con resguardar el uso del bosque nativo, nos interesa que la extracción de aceites esenciales no provoque un desequilibrio en el ecosistema.

¿Quiénes compran sus productos?

Por lo general son personas que les gusta diferenciarse del resto. Y también a la gente que le interesan los productos naturales, que no quieren seguir con la industria tradicional y que valora lo natural.

¿Qué se viene ahora para Nümün?

Nuestra idea es crear otras fragancias con distintas plantas, seguir expandiendo la línea al área hogar y hacer fragancias a pedido, como la que le hicimos al Bazar La Pasión por su aniversario.

¿Por qué unisex?

Encontramos demasiado arbitrario que un olor tenga que ser para hombre o mujer. Además, las plantas no tienen género, así como los olores. Al principio teníamos una fragancia que era de canela y jazmín que a los hombres les encantaba. Ahí te das cuenta que el gusto por un aroma es muy personal y más que nada depende de tu historia y tus experiencias.

¿Pero no te encasilla?

Al revés. Además va un poco con los tiempos, los roles masculino-femenino se han ido diluyendo con los años, los estereotipos se están cuestionando en todos los ámbitos de la vida, en la moda, la perfumería, está todo tan cruzado que nos pareció perfecto.

¿Dónde se pueden encontrar tus productos?

En el Internado (Valparaíso), la tienda del Museo Palacio Rioja (Viña). También vendemos harto on-line, por ejemplo a www.esfranca.cl, www.mercadobirus.com y a tiendas de productos naturales en Santiago.

¿Ha costado emprender?

Ha sido un proceso. El nicho de la cosmética natural en Chile es pequeño, pero está en crecimiento. Según datos de mercado, la perfumería sintética va en retroceso y el único segmento que está creciendo en la actualidad son los perfumes naturales, de autor, que tienen que ver con la tendencia mundial de la moda slow, de volver a lo natural y dejar el rollo del consumismo. 

 

“Queremos reconectar a los chilenos con su patrimonio aromático y natural, pero también nuestro foco está en dar a conocer nuestros aromas al resto del mundo”.

“El nicho de la cosmética natural en Chile es pequeño, pero está en crecimiento. Según datos de mercado, la perfumería sintética va en retroceso y el único segmento que está creciendo en la actualidad son los perfumes naturales, de autor, que tienen que ver con la tendencia mundial de la moda slow, de volver a lo natural y dejar el rollo del consumismo”. 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+3+3   =