Tell Magazine

Reportaje » Fotoreportaje

EDICIÓN | Noviembre 2017

UNA NOCHE MÁGICA

Reportaje Navidad

Este año no podía ser la excepción. Y es que el reportaje en donde mostramos las distintas tendencias en cuanto a decoración para las fiestas de fin de año, se ha vuelto nuestro sello indiscutible. En estas páginas las propuestas de cuatro expertos en la materia, para darle un toque especial a la tan querida Navidad.

Por María José Pescador D. Fotografías Francisco Cárcamo P.

BOTÁNICO RÚSTICO

 

Así fue la escena que nos propuso Rodrigo Abarzúa, de formación diseñador de muebles, del Duoc, se ha desempeñado por más de quince años en el área de la decoración. Actualmente se desempeña como decorador de proyectos inmobiliarios para Homy.

 

Para la producción eligió como ambiente el vivero Jardín San Ignacio, ubicado en San Francisco de Mostazal. Allí, en medio de plantas, árboles y flores, instaló una mesa provenzal como centro del encuentro. En ella dispuso plantas, tablas y pocillos de madera con frutas, quesos, ensaladas, además de una jarra con sangría. Para decorar, objetos de mimbre, y telas de yute. A un  lado dos silla de fierro blancas con cojines estampados en rosas, al medio un lechero antiguo, abajo una alfombra a rayas, cajas de frutas, botellones de vidrio, dos poufs de lana y una silla de mimbre Julio Iglesias. Destaca una escalera que es conceptualmente el árbol de Navidad y la que sostiene los regalos; las luces dispuestas en el gran árbol que cubre la escena y una carretilla con plantas y hierbas medicinales y culinarias como romero, tomillo, menta, orégano, y hierba buena. Además de frutillas, plantas, arbustos y flores como pinos rastreros, azaleas, rayos de sol, boj,  plantas variegadas, y cañaverales enanos.

     

¿Qué quisiste plasmar en tu Navidad?

Una instancia de reunión previa. Un cóctel buffet para disfrutar en la terraza o jardín a media tarde, previo a la cena. Creé un árbol conceptual o simbólico en torno a las escaleras, objetos cotidianos de un jardín o vivero. La idea es la de crear un entorno para darse el relajo previo a la noche de celebración, al aire libre.

 

¿En qué te inspiraste?

Los primeros recuerdos que se me vienen a la mente, más que la festividad en sí, es toda la preparación previa que conlleva. Mi máxima satisfacción, y dedicación tiene que ver con el resultado final que se crea en torno al disfrute con los seres queridos. Pensar en un regalo, preparar la minuta de la comida, buscar la música adecuada, adornar nuestro árbol y la casa, hacen que, de cada uno de esos ritos de preparación, resulte algo mágico...Un recuerdo, un olor, un sabor, un deseo...eso para mí es la Navidad. Tengo muy presente el olor a pino que dejaba por días nuestro árbol natural, recuerdos de ir a buscarlo, elegirlo con mi padre, moverlo de un lugar a otro en la casa, adornarlo con mi hermana, esa frescura que dejaba y el color verde imponente son mi fuente de inspiración. El olor de las hierbas que preparaba mi madre para sazonar la comida, son recuerdos que llevo siempre en mi mente. Colores verdes, beige, tierras, rojos y burdeos, además de texturas naturales.

 

¿Qué productos elegiste y por qué?

Me enfoqué principalmente en hacer contrastes de colores y texturas, con muchas plantas y hierbas, objetos de mimbres y texturas naturales como yute, botellones de vidrio para dar pequeños brillos, una jaula, y adornos navideños como estrellas espejadas y ramos dorados, además de cajones de madera, almácigos, y pequeñas luces. Algunos objetos cotidianos que están muy presentes en el campo y la naturaleza, sobre todo en los jardines, huertos y viveros. Elegí un concepto botánico rústico, porque es el tipo de Navidad con el que me identifico. Algo fresco, soleado en la naturaleza, colorido y veraniego. Para el coctel una tabla de quesos y frutos –de cabra, brie, gouda con especias, queso fresco, frutillas, cerezas, damascos, ciruelas deshidratadas, aceitunas y dátiles. Además de un ceviche de cochayuyo con mango y palta, y una sangría para refrescarse.

 

Datos  

 

Vivero Jardín San Ignacio,

Calle interior Los Ciruelos, parcela 4,

Parcelación San Ignacio,

Contacto Francisca Toledo, fono  +56 9 66832452.

 

Francisco Abarzúa

rodrigo.abarzua.o@hotmail.com y raabarzuao@sodimac.cl

Fono +56 9 83286274.

 

Agradecimientos:  

 

Gonzalo Prez y  María José Quintanilla.

 

CAMPESTRE Y NATURAL

Esta apuesta fue creada por la diseñadora Ximena Cox, y su socia y amiga Marianne Luteijn, ingeniero comercial, pero amante de la decoración. Ambas viven en Curicó, y crearon la marca “Con Sello Propio Deco” hace poco más de tres años.

Para la producción eligieron distintos rincones de la casa de Ximena, pensando siempre en la hora del té, una instancia familiar, previa a la cena de Navidad. Una casona de campo de ensueño, con más de doscientos años de antigüedad, situada en las afueras de Curicó y remodelada por sus dueños. En la entrada, y sobre la manilla de la gran puerta de acceso se dispuso una pequeña corona hecha con frutos secos. A un lado arbustos con luces y regalos hechos con papel craft y envueltos en cordel del que cuelgan distintas figuritas con motivos navideños.

En la entrada destaca un arrimo de madera de roble hecho por la dueña de casa, con un florero con piñas secas, y otro con ramas de pino recogidas del jardín de las cuales cuelgan tres pelotas plateadas. Arriba un espejo rodeado de hojas de pino también recolectadas del patio. En el living y dentro de la chimenea el pesebre. Junto a la ventana regalos y hacia el otro lado el árbol navideño que es el tronco de una parra antigua y pequeña, de la que cuelgan figuritas que son los tesoros de Marianne. En el jardín se dispuso la mesa, en la que había cerezas, distintos tipos de tortas, galletas de mantequilla, alfajores de maicena, y muffins, hechos para la ocasión por Hotel Raíces de Curicó. El paisaje con un enorme parrón, rosas blancas, fuentes de agua, gigantes abedules, palmeras, entre otros, es simplemente fascinante y por lo mismo, este espacio es un lujo para la vista por sí solo.

¿Cuál es el concepto que quisieron transmitir?

 (Marianne) Para mí es lo sencillo. Uno puede decorar la Navidad con lo que se tiene alrededor; quizás reutilizar ese objeto y ponerle algo distintivo. Todo va a depender de las cosas que uno posee y de sus tradiciones. Lo relevante es rescatar lo que es importante para cada familia. Nosotras abogamos por lo sencillo, porque lo sencillo es siempre bonito. Ahora si te gusta la cosa más recargada, está perfecto también, nosotras nos adecuamos a las exigencias del cliente.

(Ximena) La idea es reutilizar. Darle un brillo a lo que uno tiene. Lo nuestro es intentar usar los objetos que se poseen en la casa y darles una nueva vida. Uno tiene muchas cosas en su casa que no ve, pero que pueden tener un gran valor si se renueva o cambia de lugar. Lo que queremos proponer es que no es necesario comprarlo todo nuevo para cada festividad.

¿Qué objetos quisieron utilizar?

(Marianne) Tratamos de compaginar todos los lugares para que fueran un solo conjunto. La idea es seguir una línea. Nuestro lema es: “menos es más”. Usamos muchas velas, palitos y ramas recogidas del jardín, cintas, hojas de pino, y en la mesa un arreglo simple y platos sencillos que se usan en el día a día. Nos gusta que en distintos rincones haya algo navideño, algo especial, poco, pero que se note a simple vista, que está pasando algo.

(Ximena) A nosotros como familia, nos importa más el pesebre, es el centro. No hacemos pino. Por eso le damos más énfasis a este, y lo ponemos bajo la chimenea, y usamos ese tronco de parra pequeñito para representarlo. Pensamos en que la producción fuera de una misma línea, para que las fotos, en la revista, se vieran homogéneas.  

Datos

Instagram: consellopropiodeco

www.hotelboutiqueraices.cl

 

 

ATEMPORAL

Es así como la reconocida diseñadora de profesión, Maite Vega, le llama a su estilo de decoración. Con más de treinta años en el rubro, tiene su propia tienda, Laurentina, en Rancagua, donde se pueden mandar a hacer todo tipo de muebles y además encontrar distintos objetos ornamentales, como también pedir sus servicios de asesoría.

Esta destacada decoradora nos abrió las puertas de su casa para mostrarnos cómo es su Navidad. “Trabajo en todo Chile, mis clientas son de Santiago, Santo Domingo, Zapallar…he hecho casas hasta en Iquique…”. Y asegura que en estos más de treinta y tantos años en el rubro, el secreto del éxito es la perseverancia, la responsabilidad y la honestidad.

Su casa instalada en una loma en Machalí, ya ha sido cotizada por revistas de decoración de nivel nacional. La gran puerta de entrada está decorada en todo su alrededor por ramas de pino de las que cuelgan cintas rojas y objetos con motivos navideños. Aquí, cada rincón la casa, que Maite declara como de estilo ecléctico, tiene un detalle que rememora esta fiesta familiar. En la entrada un arrimo presenta una fuente con pelotas de colores y abajo un viejito de pascua reposa en una mecedora. En el living y debajo de la chimenea está el primer pesebre, a un lado una mesa tipo arrimo tiene tres ángeles, y la mesa de centro viejitos pascueros, pelotas navideñas y flores.

En la sala de estar, otra chimenea pintada en sus bordes de color rojo, también guarda un pesebre, decorado con hojas de trigo, ángeles dorados y cintas rojas. A un lado en la escalera que va hacia el segundo piso, cajas de regalo, y botas con dulces. En el mesón isla de la cocina, grandes frascos de vidrio con pelotas navideñas en su interior, además de tortas, galletas y espumantes. En el comedor de diario, un arreglo central y una lámpara de lágrimas adornada para la ocasión con guirnaldas doradas y una estrella.

Llama la atención el magnífico comedor central en donde hay un enorme espejo con marco dorado, una lámpara con lágrimas y una mesa absolutamente preparada para la festividad: un mantel a cuadros rojo con verde, platos con servilletas a tono, copas, y muchas flores.       

¿En qué te basaste para esta producción?

Así es la Navidad que hago todos los años. Si te das cuenta no tengo árbol. Para nosotros este es un tema muy familiar y le damos énfasis a lo espiritual. Me gusta que la casa se vea acogedora.

 

DATOS

Tienda Laurentina

Avenida Capitán Ramón Freire 640, Rancagua.

 

Otros Reportajes

» Ver todas los Reportajes


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+7+6   =