Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Octubre 2017

BIKINI LIFE

Inés Lombardi, diseñadora de vestuario
BIKINI LIFE

La diseñadora iquiqueña, Inés Lombardi, comparte la historia de su marca ilombardi Swimwear, un mar de bikinis al cual nos sumergimos con múltiples colores, detalles y, sobre todo, originalidad. 

Por: Soraya Valdivieso V. / Fotografías Mariela Sotomayor

A los seis años, mientras pasaba tardes enteras junto a su abuela, Inés ya se dedicaba a diseñar ropa para sus muñecas de papel. Se esmeraba en cada detalle: los colores, las combinaciones, los accesorios. En su adolescencia descubrió que esta debilidad por las creaciones era parte de la historia familiar y, por eso, cuando debió tomar las riendas de su destino, su elección fue casi obvia: Diseño y Vestuario en el Duoc UC.

 

Con su título bajo el brazo, buscó la manera de unir sus pasiones por el mar, el deporte y el estilo, lo que se resumió en una sola palabra: bikini.

 

Fue entonces que dio vida a ilombari Swimwear, una marca versátil, atrevida, alegre e innovadora. Ha apostado por lo arriesgado y la potencia del color, mezclando diferentes estilos de tendencia y contenidos. Sus raíces nortinas han marcado sus campañas, realzando el mar iquiqueño o las dunas del desierto de Atacama, pero el horizonte no está ahí, ya que Inés, gracias a su espíritu libre y salvaje, ha viajado a múltiples lugares del mundo en busca de la inspiración y el surf, dos facetas transcendentales en la vida de la diseñadora.

 

La colección 2018 será lanzada en septiembre 2017 y no sólo se viene firme en Chile; Miami y Tahití son dos puntos de ventas que ya esperan la revolución ilombardi. Bajo el hashtag #playasconestilo puedes encontrar la marca en Facebook, Instagram, Pinterest,  Vimeo y su página web www.ilombardi.cl.

 

¿Qué se viene de novedoso en tu colección 2018?

Los pompones de hilo de algodón y los pompones de lycra. También añado el tipo de bikini que se llama “KINI”, un traje de baño de lycra que se compone en su mayoría por el tejido croché; yo lo modifiqué a mi manera y es una novedad dentro de mis diseños. En esta temporada también hay más alternativas en trajes de baño enteros y sumamos a la paleta de colores, los clásicos blanco y negro, que es muy difícil encontrar en mis colecciones anteriores. Reforcé todo lo que es manual: tejidos macramé, croché; simulo los teñidos manuales en nuestros estampados… en fin, detalles que hagan la diferencia.

 

 

 

 

 

¿Qué buscas inspirar en tus clientas con esta nueva apuesta?

Actitud, energía, darles poder femenino, quiero que se sientan guapas. Me encanta que las mujeres se atrevan, se sientan libres y felices. Mi marca intenta constantemente irradiar eso, todo se trata de actitud en esta vida. Si te sientes linda, vas a ser linda.  

 

El tejido y el croché se destacan en tus trabajos. ¿Por qué decides reaparecer con ellos?

Me encantan los tejidos y las nuevas apuestas, los tejidos manuales hacen piezas únicas e irrepetibles y en mis colecciones intento nunca repetir un mismo modelo; me importa tener congruencia entre lo que diseño y lo que la marca expresa. Además, la recepción del público fue excelente. Eso me inspiró a seguir con esta tendencia que hoy esta full de moda.

 

Se vienen las transparencias en los bikinis, ¿sigues esos parámetros o te mantienes alejada de lo que dice la prensa de la moda?

En general, intento no seguir lo colectivo, eso también es parte de mi marca; los modelos son exclusivos y es muy difícil encontrar en la playa alguien que tenga el mismo bikini. Sí, sigo tendencias, aunque para mí las transparencias ya pasaron de moda, hace dos temporadas atrás fueron parte de mi colección. Siempre intento traer la tendencia del momento y bajarla un poco al mercado chileno. En un principio intenté ser más osada, pero no me dio buenos resultados, porque las chilenas son tímidas y no se atreven a usar cosas que no han visto. Hoy voy incorporando algunos guiños de lo que se usa en el mundo a mis colecciones, pero de manera sutil para que las clientas no se asusten y así logro tener un mejor resultado y abarcar más público.

 

Según tu visión, ¿cómo ha cambiado la forma de percibir una prenda tan importante como es el bikini?

Durante estos últimos años ha habido un boom en el área de los bikinis, han aumentado las marcas de trajes de baño considerablemente, incluso hay bloggers que sólo se dedican a mostrar bikinis en sus redes sociales, todo un cambio y evolución. Las clientas, por su parte, entendieron que tener un bikini es como llevar tu ropa interior a la playa, no puedes usar algo viejo y andrajoso. Hoy en día están dispuestas a pagar más y a comprar más de un traje de baño, lo que antes era muy difícil.

 

¿Qué debemos considerar a la hora de comprar un bikini?

 

Primero que todo, saber para qué quieres el bikini. Según yo, toda mujer debería tener cinco trajes de baño en su closet para el verano, uno para tomar sol, otro de cambio, otro para ir a un bar sin tener que ponerse polera, otro para reuniones familiares o con gente más adulta y un traje de baño entero.

 

¿Proyectas hacer crecer la empresa?

Sí, pero todo a su tiempo, estamos creciendo y no es fácil. El mercado está pasando por un momento complejo y la economía, peor. Quiero afirmarme en Chile, crecer en Miami y Tahití y después mirar más allá, por ahora hay harta pega que hacer.

 

LEYENDA LOMBARDI

 

Sus bisabuelos fueron los primeros en tocar tierra chilena desde Italia y aquí lograron consolidar una familia que se ha destacado en diversos ámbitos: su abuelo fue el médico estrella de su ciudad y como familia fundaron La Confianza, una de las primeras grandes tiendas en Iquique. Además, en la sangre llevan el amor por la diplomacia, heredado por su tío, actual Cónsul italiano en el puerto nortino. Junto al empuje y la fuerza, Inés heredó su nombre de su abuela paterna.  

 

Pero el compromiso de Inés con el norte va más allá de haber nacido en el Hospital Regional Ernesto Torres Galdames. Sus raíces, la familia, la playa, el desierto y el calor son elementos clave que construyen el carácter y personalidad de esta gran diseñadora.

 

¿Cuál es tu mejor recuerdo de niñez?

Los días en la playa buscando pescaditos, caracoles o sacando almejas, también recuerdo las caminatas eternas a las dunas o las infaltables “playitas” hasta la orilla, revolcándome en las olas junto a mis amigos de infancia.

 

¿Qué te gusta hacer en Iquique?

Me encanta ir a la Zofri, al Terminal Agropecuario, caminar al centro; antes siempre visitaba a mi abuelita y me comía un helado de mango en el Pingüino. Obvio que ir a la playa todos los días y tratar de surfear la ola La Punta.

 

¿Cuándo decides dejar Iquique y abrirte a nuevos horizontes?

No fue una decisión mía. Cuando mi papá falleció, mi mamá decidió irse a Santiago, y como siempre fuimos playeros, la búsqueda del mar nos hizo movernos mucho por todos lados, no sólo en Chile, también en el extranjero.

 

Desde los quince años, con un grupo de amigos, tomó sus primeras lecciones de surf, pese a que no era algo lejano para ella ya que su familia es surfer. Sus hermanos y primos practicaban este deporte, “somos gente de mar”, agrega Inés. “Mi papá pescaba con mis tíos o buceaban, siempre estuvimos ligados a todo lo que se relacionaba con el mar”.

 

¿A qué lugares del mundo te ha llevado el surf?

A muchísimos, es lo mejor de todo; amo el surf por su filosofía de vida. De partida, me ha llevado a casi todo Chile, y del extranjero he podido conocer Perú, Costa Rica, República Dominicana, Nicaragua, México, Estados Unidos, Fiji, Tahití, Indonesia y Australia.

 

¿Cómo son tus momentos de relajo?

Planeo viajes a lugares remotos, donde pueda surfear, bucear o hacer algún deporte y disfrutar de alguna playa paradisiaca; eso me ayuda mucho a crear mis colecciones, son mi fuente de inspiración.

 

 “Me encanta que las mujeres se atrevan, se sientan libres y felices. Mi marca intenta constantemente irradiar eso, todo se trata de actitud en esta vida. Si te sientes linda, vas a ser linda”.  

“Toda mujer debería tener cinco trajes de baño en su closet para el verano, uno para tomar sol, otro de cambio, otro para ir a un bar sin tener que ponerse polera, otro para reuniones familiares o con gente más adulta y un traje de baño entero”. 

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+7+7   =