Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Octubre 2017

Momento gourmet

Ignacia Tirapeguy, Sabores de Ignacia
Momento gourmet

Del dulce al salado, de las pastas a los cocteles; Ignacia Tirapeguy ha pasado por todas las preparaciones hasta llegar a lo que hoy ofrece a sus clientes: catering, cocteles y comidas, pero lo que la distingue de los demás son los coffee breaks de mediodía que la han posicionado en un servicio que antes solo ofrecía galletas y café.

Por Soledad Posada M. / Fotografías Sonja San Martín D.

Preocupada de los detalles, la chef Ignacia Tirapeguy destaca por entregar comida saludable y también gourmet, en los coffee breaks que realiza su empresa, Sabores de Ignacia. Un nicho que encontró luego de darse cuenta de la falencia que había de este servicio en Concepción.

Ignacia estudió Fonoaudiología tres años, y luego dio un vuelco hacia la gastronomía, que era lo que realmente le gustaba hacer. “Siempre me encantó cocinar y que a los demás les gustara mi comida. Desde niña, hacía alfajores y dulces, y los iba a vender, primero en el colegio y después en la universidad. Al final, me buscaban para hacerme los pedidos”. Y tiene muy claro de dónde obtuvo su amor por la cocina: su abuela Inés Ramos fue profesora de cocina. Así, mientras Ignacia cocinaba con su papá, de paso, miraba a la abuela. Ellos han sido su inspiración y su máximo puntal. “Este es un sueño familiar, y contra la adversidad ha sido vital el apoyo de mi familia”, aclara.

COFFEE BREAK

La dueña de Sabores de Ignacia decidió hacer de la cocina su profesión, y estudió Gastronomía Internacional en INACAP, y un diplomado en Administración Gastronómica y Hotelera. Mientras estudiaba, se dio cuenta de la falta de un buen servicio de coffee break. Así, desarrolló el tema, dando prioridad a la incorporación de sabores gourmet, además de agregar comida saludable.

En INACAP sabían de su oficio y le propusieron ser la proveedora de coffee break de la institución, trabajo que mantiene hasta hoy. “Empecé mi emprendimiento en septiembre de 2014 y, en marzo de 2015, con los coffee break. Y así me hice conocida en otras universidades, empresas, institutos y personas particulares. Fundé Sabores de Ignacia y tengo mi taller de cocina, habilitado con mesones y hornos”.

Con ella trabaja una cocinera y de acuerdo a los eventos, contrata a más personal. Su empresa se especializa, asimismo, en minicocteles, comidas y catering. “Siempre ando en busca de nuevas ideas, aunque también hago preparaciones según la fecha. Por ejemplo, en invierno, agrego a los coffee breaks calzones rotos o sopaipillas”.

 

MÁS SALUD

La cocina de Ignacia destaca por la incorporación de una alimentación saludable, y también incorpora pedidos especiales, como una opción para celiacos. “Somos una alternativa sana, por ejemplo, ofrezco galletas de avena, quequitos de zapallo con zanahoria, jugos de fruta natural, pan pita integral, pan con rúcula y salmón ahumado, o queso de cabra con tomate cherry y albahaca”. También, agrega mini fajitas, pollo con verduras salteadas y pastas de queso crema. En dulces, suele acompañar los eventos con profiteroles con crema pastelera, mini pie de limón, cocadas, muffins, etc. Además, Ignacia elabora productos caseros congelados, como mini quiche, empanaditas y pastas, que mantiene en stock o a pedido.

¿Qué te diferencia de otras empresas del rubro?

Todo lo que sirvo es ciento por ciento casero, artesanal y sin premezclas. Además, tengo una opción de eventos de tipo saludable orientados a la vida sana y variaciones para casos específicos, como para personas veganas o celiacos, por ejemplo. Otra cosa que los clientes agradecen mucho, es que nos preocupamos de los detalles, del montaje, de la decoración y podemos hacer eventos temáticos según el tipo de cliente.

¿Te gusta más cocinar dulce o salado?

Primero me gustaba más cocinar dulces, ahora me acomoda más cocinar preparaciones saladas, porque se puede jugar más con los sabores. La repostería es muy exacta.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos para emprender?

Los principales obstáculos para emprender han sido el capital, la captación de clientes y la dificultad para insertarse en el rubro cuando se está empezando. Hay que ganarse la confianza de los clientes.

¿A quiénes quisieras agradecer?

Quisiera agradecer a mi familia, en especial a mis padres Nicolás y Alejandra, por su apoyo incondicional, desde que empecé hasta el día de hoy. Agradecer a los clientes y empresas que confiaron en mí y me dieron la posibilidad de trabajar con ellos.

¿Cuáles son tus planes?

Insertarnos con mayor presencia, seguir mejorando y prestar cada día un mejor servicio. A futuro me gustaría tener un pequeño café al paso, con dulces normales y una opción más sana. Un lugar que me permita mostrar mis productos y atender clientes, siguiendo también con los eventos de forma paralela.

 

“Siempre ando en busca de nuevas ideas, aunque también hago preparaciones según la fecha. Por ejemplo, en invierno, agrego a los coffee breaks calzones rotos o sopaipillas”.

“Tengo una opción de eventos de tipo saludable orientados a la vida sana y variaciones para casos específicos, como para personas veganas o celiacos, por ejemplo”.

Otras Entrevistas

Resuelta
Mujer
Visceral
Cultura
» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+8+2   =