Tell Magazine

Columnas » Salud

EDICIÓN | Octubre 2017

Cuidar la piel todo el año

Dra. Constanza Ullrich, dermatóloga Clínica Tabancura
Cuidar la piel todo el año

Se inicia la primavera y los rayos del sol comienzan a estar presentes mayor cantidad de horas durante el día. Los sobreros y lentes de sol empiezan a aparecer con mayor intensidad y tanto hombres, como  mujeres olvidan uno de los órganos más extensos de nuestro cuerpo: la piel.

Es así como se vuelve relevante recordar que la protección solar no es sólo materia de las estaciones de primavera y verano. El uso de protector solar debe ser parte de nuestra rutina diaria, evitar la exposición al sol entre las 11.00 y 16.30 hrs y proteger la piel incluso en invierno y días nublados.

Los protectores solares deben ser iguales o superiores a FPS30 y repetir su aplicación diariamente cada 3 o 4 horas, es decir en la mañana, al medio día y al atardecer, aunque sintamos que los rayos solares han perdido fuerza.

En el caso de los más pequeños de la casa de hasta 6 meses, no se les puede aplicar protector solar, por lo que no deberían exponerse innecesariamente al sol. Para protegerlos, lo más indicado es tomar medidas físicas como la ropa y preferir lugares con sombra.

A los mayores de 6 meses tampoco se les debe exponer al sol, pero al cuidado físico se puede agregar protectores solares, prefiriendo fórmulas protectoras minerales o pantallas para evitar reacciones alérgicas. Además, la radiación solar acumulada antes de los 20 años de edad es la más dañina.

Durante todas las actividades cotidianas, es importante considerar que la radiación ultravioleta A (UVA) traspasa incluso las ventanas de nuestros lugares de trabajo y hogares, provocando envejecimiento prematuro y baja de defensas de la piel y sus mecanismos de recuperación, por lo que indirectamente también redunda en el riesgo de cáncer de piel.

Los labios, el cuello, orejas y pecho son parte de las zonas más expuestas, por lo que no se debe olvidar repetir la aplicación de protector y en el caso de los labios, utilizar protectores labiales diseñados especialmente para este tipo de piel.

Para finalizar, es importante mencionar que la ropa también es un excelente aliado, tanto para niños y adultos, por lo que se recomienda el uso de telas especiales hechas para proteger del sol, especialmente disponibles en tiendas de deporte al aire libre o preferir telas de trama gruesa como el algodón y en colores oscuros.

Sólo tomando las anteriores precauciones y formar el hábito del cuidado de la piel durante todo el año desde pequeños, será posible prevenir enfermedades tan complicadas como el cáncer o de ámbito estético como envejecimiento prematuro o trastornos pigmentarios. Frente a cualquier lesión sospechosa, consultar a un dermatólogo. 

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+5+9   =