Tell Magazine

Agenda » Arte

EDICIÓN | Septiembre 2017
Ser artista

Como galerista y conocedora del mundo del arte me sorprende el número de artistas nuevos que buscan abrirse paso en este mercado. Me he topado con grandes talentos y creadores y otros no tanto, pero en todos he visto, en su actitud y visión, pasión por lo que hacen. Esto es lo que marca la diferencia entre un aficionado y un verdadero artista.

Es sabido que dedicarse al arte, como a cualquier otra carrera, requiere de un gran esfuerzo, pero en esta área existe un desafío aún mayor, que tiene relación con el campo creativo que la labor de un artista implica: autodisciplina, perseverancia y trabajo —mucho trabajo—, son algunos de ellos. En algún artículo leí que la clave para formarse es mantener en movimiento la pasión por el arte y seguir adelante con esta creencia y, como todo en la vida, solo se necesita una oportunidad para lograr el éxito.

Muchas veces existe el temor de optar por una carrera artística y aunque muchos se deciden por una carrera tradicional, el espíritu creativo continúa latente y, en algunos casos, se ha impuesto a oficios y sistemas establecidos. Es el caso del artista James Chisholm, quien cambió su vida del mundo de los negocios al del arte. “El arte no es la manera más fácil de ganarse la vida, pero sí es posible hacerlo con trabajo, dedicación y, lo más importante, amor por el proceso de creación artística. El mundo obviamente necesita que algunas personas estén dispuestas a tomar el reto de una carrera artística”, dijo en una entrevista a un medio especializado.

Las redes sociales se han transformado en estos días en la mejor vitrina de las grandes creaciones. En la columna anterior me referí a Calvin Seibert, un neoyorquino que ha sorprendido al mundo visual con sus magníficos castillos de arena utilizando las redes sociales como medio de promoción. La tecnología ha permitido no solo ampliar el campo creativo, sino darlo a conocer de manera más cercana a un público más masivo e inexperimentado.

Quien realmente quiere ser artista no tiene límites para mostrar al mundo sus obras, sólo tiene que perseverar y crear. En todo sentido.

OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+9+2   =