Tell Magazine

Columnas » Salud

EDICIÓN | Agosto 2017

Tiempo de cuidar el corazón

Dra. Bárbara Clericus Coordinadora Cardiología Clínica Tabancura
Tiempo de cuidar el corazón

Según datos recientes, en Chile cada una hora muere una persona por un infarto agudo al miocardio (IAM), siendo levemente  más propensos a este tipo de afección los hombres, pero en el caso de las mujeres presentándose con eventos más severos y de peor diagnóstico.

 

Pero no sólo el IAM es motivo de preocupación o la muestra de que algo mal puede estar en nuestros corazones, pues las enfermedades cardiovasculares en realidad abarcan a un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos que comprenden cardiopatía coronaria, enfermedades cerebrovasculares, arteriopatías periféricas, cardiopatías reumáticas, cardiopatías congénitas, trombosis venosas profundas y embolias pulmonares.

 

La clave para evitarlas, más allá de los antecedentes familiares que cada uno de nosotros puede tener, está en una serie de cuidados y hábitos que se deben cultivar desde pequeños para proteger y fortalecer a este importante órgano.

 

Una de las primeras acciones es procurar una alimentación saludable rica en vegetales,  carnes blancas, pescado y cereales integrales, así como también el aceite de oliva y fruto secos, que han demostrado sus beneficios y mayor relevancia en el último tiempo.

 

Importante es también equilibrar el número de calorías que se ingiere y  la cantidad de ellas que se utiliza en la actividad diaria, así como también moderar la ingesta de sal. Para potenciar el sabor de las comidas, se recomienda el uso de especias.

 

Evitar el sedentarismo es una de las mejores herramientas para prevenir daño cardiovascular, por lo que la práctica del deporte es muy importante. La actividad física  baja los niveles de colesterol en general y sube el HDL (colesterol bueno), mejora la capacidad orgánica del corazón, disminuyendo la necesidad de oxígeno y reduciéndose la tensión arterial.

 

Si se sufre de problemas cardiovasculares, lo recomendable, previo a la práctica de un deporte, es tener una evaluación y recibir las indicaciones de un cardiólogo. El ejercicio debe comenzar en forma suave, hasta dedicar unos 20 a 30 minutos diarios a hacer ejercicio como caminata a paso vivo, natación o bicicleta.

 

En el caso de los adultos sedentarios, es conveniente que consulten a su médico: tan peligroso es para la salud no hacer nada de deporte como, en esa situación, lanzarse a un ejercicio exhaustivo y desmedido de forma aislada.

 

Si se trata de eliminar malos hábitos, el tabaquismo es uno de los primeros, ya que posee monóxido de carbono y nicotina, elementos que causan una serie de daños  al corazón y el sistema cardiovascular,   como son el aumento del estado de coagulación, aparición de arritmias,  liberación de catecolaminas y vasoconstricción de  las arterias coronarias, favoreciendo también el desarrollo de placas de colesterol  y un mayor riesgo de infarto al corazón  y de accidentes isquémicos cerebrales.

 

En muchos casos las enfermedades cardiovasculares son silenciosas y permanecen largo tiempo sin producir síntomas, por lo que un control preventivo nunca estará demás, siendo importante también poner especial atención a síntomas como fatiga al caminar, dificultad para respirar, hinchazón de las piernas y palpitaciones.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+8+5   =