Tell Magazine

Columnas » Presta Oído

EDICIÓN | Agosto 2017

Ya no los hacen así

Por Marcelo Contreras
Ya no los hacen así

Keith Richards se derrumba en un camerino en viaje de heroína. Led Zeppelin recibe discos de oro y en la ceremonia hay sexo en vivo. Keith Moon de The Who arroja un cartucho de dinamita en el baño de un hotel y el cuarto estalla. Los locos setenta. Otros tiempos. El exceso de las grandes estrellas del rock era parte de los personajes y del guión a interpretar. Rompían las reglas y se comportaban como salvajes abriendo paso hacia el estrellato.

 Hoy Justin Bieber es lo más parecido a un rockstar y cae mal, se desubica. No es divertido ni provocador. Da jugo. Así se le juzga. Resulta paradojal porque, se supone, vivimos en tiempos más tolerantes. Sin embargo hoy es absolutamente impensado que situaciones como esas —Richards en el film Cocksucker blues sobre la salvaje gira de 1972—, reportes gráficos —la foto de Led Zep mirando la cópula está en Google—, y los legendarios desmanes de Moon, pudieran ver la luz pública.

 Las estrellas de hoy no solo de la música, sino de los espectáculos en general, se sienten obligados a ser intachables. Extralimitarse no está permitido. Esta época de corrección política, sobre todo en redes sociales, no tolera exabruptos. Hay que estar limpio y saludable. Así Miley Cyrus, que hasta hace un tiempo se vanagloriaba de su afición canábica, vuelve a la música arrepentida sobre su pasado.

 El arte necesita experimentar los límites, explorar territorios, vivir la vida como pocos pueden, con otros ojos y percepciones. Quizás por eso una cultura como el rock terminó rezagada en las preferencias juveniles. Sus exponentes ya no corren riesgos. Nadie desea ser crucificado por comportarse como le da la gana. 

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+2+7   =