Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Julio 2017

EQUITACIÓN DE ELITE

Clara Silva, equitación
EQUITACIÓN DE ELITE

Campeona nacional por equipo en preinfantil, Clara, oriunda de San Fernando, es la nueva apuesta de la familia Casa Silva para representarlos en los campeonatos ecuestres de Chile y el mundo.

Por María José Pescador D. Fotografías: Francisco Cárcamo P. 

Dice que la primera vez que se subió a un caballo tenía un año, y que fue en Lolol, con su papá, Gonzalo Silva, fanático y corredor de rodeo. “Toda mi familia ha estado siempre vinculada con los deportes a caballo: polo, equitación, rodeo… entonces era natural que yo practicara alguna de estas disciplinas”.

 

Su abuelo, Mario Silva, quiso implementar en las instalaciones de la viña familiar —ubicada en San Fernando y que lleva su apellido— un club ecuestre, al que se sumaron una cancha de polo, y una media luna. “A mi mamá se le ocurrió hace años esto, con la idea de que pudiéramos practicar algún deporte; se lo propuso a mi abuelo y aquí estamos. Nosotras somos cinco hermanas, las tres mayores hacemos equitación y las dos más chicas, están prontas a partir en este deporte”.

 

¿Por qué los caballos?

Pienso que es algo de familia, siempre he estado en este mundo, entonces las posibilidades de hacer otro deporte eran bien pocas. Al principio, debo decir, que me daban mucho miedo los caballos, no me atrevía ni a galopar… fue gracias a la motivación de mi mamá que todos los días me decía que tenía que venir y pasarlo bien, que no era una obligación, sino una entretención. Así fui superando el miedo y me empezó a gustar cada día más, también gracias al profesor que he tenido: Gonzalo Concha.

 

LA PROFESIÓN

 

A los once años esta jinete empezó a profesionalizar el tema ecuestre, se federó y partió en la categoría preinfantil participando en campeonatos de elite, y logrando sumar varios trofeos nacionales e internacionales en sólo cuatro años. “Empecé haciendo los selectivos para poder participar en el campeonato americano que ese año se hacía en Chile. Durante este proceso gané varias competencias y logré hacer los puntos, como tercera regional y primera por equipo en el nacional. Finalmente logré entrar en el americano y salí quinta”.

 

¿Cuántos niños logran llegar a un americano?

No más de treinta, de toda América.

 

¿Y chilenos?

Eso depende de cómo les vaya. Pero en el que se hizo en Chile, llegamos a la final unos siete, más menos…

 

¿Cómo fueron los años siguientes?

El segundo año participé en el americano de Argentina, no me fue tan bien como en el primero, pero aprendí muchas cosas, sobre todo en experiencia. El año pasado, en categoría prejunior, también participé en los nacionales y otros campeonatos que me permitieron llegar al americano que fue en Brasil.

 

EL FUTURO

 

¿Qué tan importante es la complicidad con el caballo?

Lo es todo. En el americano de Brasil no me fue como esperaba porque a mi caballo le dieron cólicos. El caballo lo entrena uno para que tanto este como el jinete se acostumbren a los movimientos de ambos. Para eso hay que entrenar fuerte. Yo practico de martes a domingo.

 

¿Por qué crees que elegiste la equitación en vez del polo y el rodeo?

Porque lo encuentro más femenino, no me veo en ninguno de los dos otros deportes. En el rodeo hay que gritar fuerte y el polo es más bruto…

 

¿Cuánto estás saltando?

En mi categoría tengo que saltar un metro treinta o cuarenta. Y lo máximo que he saltado es un metro cincuenta más menos, pero en un s"y espero ezo a prepararme preparando  fquita, y otras vtranquila....rnando,pero ir a fin de año al Americano.

er si me sirve paolo salto, no haciendo una cancha completa que tiene más menos entre doce y trece saltos.

 

¿Cuál es tu objetivo?

Llegar a saltar Gran Premio y ojalá afuera, y quién sabe a los Juegos Olímpicos.

 

¿Tus referentes?

De los chilenos, Samuel Parot, e internacionalmente, Penélope Leprevost.

 

¿En qué estás ahora?

Mi caballo está lesionado. Así que compramos otra yegua que ahora estamos entrenando; la estoy montando para empezar a sacarla a concurso y ver si me sirve para las categorías más altas. Es nueva, entonces a veces se levanta inquieta y otras tranquila… Con los caballos uno nunca sabe, no es fácil. De todos modos, nos estamos preparando para los campeonatos regionales y nacionales, y así poder ir a fin de año al americano 2017, que es en Argentina.

 

“Empecé haciendo los selectivos para poder participar en el campeonato americano que ese año se hacía en Chile. Durante este proceso gané varias competencias y logré hacer los puntos, como tercera regional y primera por equipo en el nacional. Finalmente logré entrar en el americano y salí quinta”.

 

“Con los caballos uno nunca sabe, no es fácil. De todos modos nos estamos preparando para los campeonatos regionales y nacionales, y así poder ir a fin de año al americano 2017, que es en Argentina”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación1+4+4   =