Tell Magazine

Columnas » Salud

EDICIÓN | Julio 2017

Innovadora cirugía endoscópica de columna

Por: Dr. Rodrigo González, traumatólogo especialista en columna
Innovadora cirugía endoscópica de columna

Nueva técnica quirúrgica mínimamente invasiva y de  rápida recuperación para el paciente

La cirugía endoscópica de columna es una técnica de creciente desarrollo en el mundo y en nuestro país, que  consiste en aplicar los mismos principios de una cirugía abierta de hernia de disco, pero realizando la menor agresión posible a la piel, músculos y ligamentos de la columna del paciente.

 

Para lo anterior, se necesita sólo una pequeña incisión de 10 milímetros a través de la cual se instala una serie de tubos dilatadores y finalmente un canal por el que se introduce el endoscopio con una fibra óptica que permite una visualización directa magnificada de la zona afectada, con una mini cámara e iluminación, proyectada en una pantalla HD  y al mismo tiempo control de Rayos X.

 

Esta técnica quirúrgica permite acceder a la columna vertebral del paciente en el nivel en el que se encuentra la lesión pudiendo visualizar los tejidos de la hernia y las estructuras normales y nervios que de allí salen, además, el cirujano trabaja monitoreando la parte radiológica y el desarrollo de la intervención en una pantalla de alta resolución. A través del endoscopio se introducen instrumentos  como mini fórceps y radiofrecuencia de baja temperatura que permiten retirar los fragmentos de hernia discal y coagular tejido.

 

En sus inicios, este tipo de cirugía fue diseñada para hernias, por lo que el 90% de los casos está orientado para hernias de disco lumbar. Sin embargo, esta técnica se ha perfeccionado con el tiempo y hoy la hemos ampliado a la solución de patologías como estenosis de foramen (estrechamiento de la zona de salida del nervio), además de manejo del dolor facetario lumbar y probablemente en el futuro podamos ampliar aún más las indicaciones.

 

En cuanto al tiempo que demora la cirugía, es usualmente 1 y media hora y puede caminar unas horas después de la cirugía. Gracias a la tecnología aplicada y su carácter de mínimamente invasiva, el período de dolor y reposo post operatorio es inferior a cuando se aplica la cirugía abierta habitual, básicamente porque el dolor post quirúrgico es mínimo y la cantidad de tejido que tiene que cicatrizar es reducida.

 

Habitualmente el paciente se siente muy bien en los primeros días, pues el dolor que motivó la cirugía desaparece completamente.  Incluso, se les permite regresar al trabajo a las dos semanas de la cirugía con algunas restricciones y el resto de las demás actividades deben ser integradas paulatinamente. Los cuidados frente al esfuerzo deben mantenerse igual que en una cirugía tradicional.

 

Ventajas que tiene sobre la cirugía convencional

-          Intervención quirúrgica con sedación y anestesia local

-          Hospitalización con estadía abreviada (12horas-24 horas)

-          Baja considerable de dolor post quirúrgico

-          Rápida recuperación y reinserción laboral

-          Menor uso de analgésicos en el post operatorio.

-          Mínimo sangramiento

-          Baja frecuencia de problemas como hematomas, fibrosis radicular e infección.

-          Cicatriz mínima 1 cm

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+2+3   =