Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Espacio Inmobiliario

EDICIÓN | Junio 2017

Mirada patrimonial

Carmen Torres, Licenciada en Artes y doctora en Arquitectura y Patrimonio
Mirada patrimonial

El recién pasado 28 de mayo se celebró el Día del Patrimonio en Chile, y los penquistas pudieron pasear por el campus de la Universidad de Concepción con una nueva mirada, pues ahora pisaban suelo patrimonial. Todo gracias a Carmen Torres, quien supo darle el lugar que le corresponde a un espacio cuyo valor histórico se daba por hecho.

Por Soledad Posada M. / fotografías Sonja San Martín D.

Después de un arduo trabajo de alrededor de dos años recopilando los antecedentes necesarios, la profesora de Arte del Colegio Inglés Saint John’s y doctorada en Arquitectura y Patrimonio Cultural y Ambiental de la Universidad de Sevilla, Carmen Torres, logró su objetivo: conseguir que el campus central de la Universidad de Concepción fuera declarado Monumento Histórico Nacional.

Carmen Torres fue la primera guía de la Casa del Arte en la década del noventa y la primera organizadora de las giras de arte, que realiza el Colegio Saint John’s al extranjero; dos instancias que revelan su primera vocación de educadora.

A ella le encantan los desafíos. En solitario, se le ocurre una idea y no descansa hasta que la consigue, sobre todo si se trata de estudiar, organizar y finalmente llevar a cabo y cumplir los objetivos.

Estudió licenciatura en Arte en la UDEC, donde llegó a tener catorce ramos en un solo semestre, porque tomaba créditos de otras carreras. Así logró saber de todos los ámbitos que le interesaban, y conseguir el número de créditos de un magíster. El doctorado lo estudió mientras trabajaba como profesora de Arte en el Colegio Saint John’s, donde continúa haciendo clases.

Con todo su conocimiento, su perseverancia y la ayuda de personas claves, para hacer más expedito el trabajo, Carmen recopiló todo el material que necesitaba para postular al campus central de la UDEC como monumento nacional en la categoría de monumento histórico. Y el lunes 13 de febrero de este año, se publicó en el Diario Oficial, la ley que declara este estatus, después de una investigación que empezó en 2011.

ATRIBUTOS

Entre las cualidades que destacan para esta distinción, Carmen señala, en las conclusiones de su trabajo, que el urbanismo y la arquitectura del Campus de la Universidad de Concepción constituyen un ejemplo excepcional de la aplicación de los principios del modernismo, por lo que al cumplir Chile doscientos años, se le entregó al Campus de la Ciudad Universitaria de la Universidad de Concepción el premio a la Obra Bicentenario. “Este es un conjunto que se inserta en la ciudad, pero que da inclusión a esta. Este diseño urbanístico único en el país logra unificar los pensamientos de una ciudad moderna que liga urbanísticamente su campus a la ciudad que la contiene, ambas son una en términos de reconocimiento popular, histórico, colectivo imaginario de sus habitantes y de los visitantes, por esto es que a la ciudad de Concepción se le denomina la ‘ciudad universitaria’. Este espacio político que reúne a todos los habitantes sin ninguna distinción, es la más fiel expresión del espacio ciudadano, democrático y participativo. No hay otro espacio de estas características en Chile”.

Además, están declarados como patrimoniales once edificios del campus: Casa del Arte, Arco de Medicina, Torre Campanil y Foro Abierto, Biblioteca Central, Ex Instituto de Lengua, Escuela de Leyes, Escuela Bioquímica, Escuela Química y Farmacia, Anatomía Patológica, Casa del Deporte y Metálicos Inst. De Química. “Todos y cada uno de ellos de gran estilo arquitectónico que guardan la historia y la herencia de la ciudad entera constituyendo un ejemplo único en el siglo veinte, en la creación de un conjunto urbano arquitectónico que da testimonio de los valores sociales y culturales de una nueva Latinoamérica”.

Cabe destacar que, desde 1992, la interacción entre el hombre y el medio ambiente es reconocida como paisaje cultural, por lo que las imágenes, las vivencias y otros aspectos sociológicos y sicológicos que aportan las personas también se valoran.

CUIDADO COLECTIVO

Para Carmen Torres este hermoso campus, sus históricos edificios, íconos del urbanismo y la arquitectura moderna, poseen en su conjunto monumentos y paisajes con un valor excepcional desde el punto de vista de la historia y el arte. Además de nacer de los requerimientos de una región, la industria y sus habitantes.

¿Por qué quisiste hacer este trabajo?

Para que se hiciera legal algo que para todos los penquistas se daba por hecho, que es considerar la Universidad de Concepción un patrimonio nacional.

¿Qué significó en tiempo y trabajo?

Mucho tiempo de recopilación, además de la investigación, dos años más o menos, de trabajo, paciencia y trámites.

¿Por qué es importante el patrimonio en una ciudad?

En una ciudad es el sentido de identidad de sus habitantes, su pasado, sus raíces.

¿A quiénes quieres agradecer por su colaboración?

A Víctor Pérez Escolano, quien fue la inspiración desde su primera clase y a su guía y apoyo en todo el proceso. A María Teresa Rodríguez, quien me facilitó la Biblioteca de la Facultad de Arquitectura y del Departamento de Historia. Al profesor Mario Valdés Urrutia. Reconocimiento especial al profesor Jaime García Molina y al historiador Alejandro Mihovilovich, quien facilitó un abundante material gráfico y quien compartió conmigo todo su amplio conocimiento de la historia de Concepción y de la conformación de nuestra universidad.

¿Qué otras obras arquitectónicas merecerían ser evaluadas en la ciudad?

Muchas, mencionaría como primera en la lista el templo de los Mercedarios, por su conexión con la Universidad de Concepción y la historia de la ciudad.

¿Qué beneficios y responsabilidades implica tener una edificación declarada patrimonio histórico?

Los beneficios son múltiples, de parte de las autoridades, de ejercer la protección y tuición del patrimonio de carácter monumental, velando por su identificación, protección oficial, supervisión, conservación y puesta en valor, potenciando su aporte a la identidad y al desarrollo humano. Y también, responsabilidades, de todos los ciudadanos, a informarnos y cuidar nuestro legado. Como indican mis conclusiones: aceptar un valor patrimonial no significa que se encierre tras una vitrina de cristal o se momifique el elemento, todo lo contrario, el uso es fundamental en la apropiación de un bien a la comunidad y a la memoria de un pueblo. Mantener vigente un elemento patrimonial y su cuidado está relacionado con conocer la esencia de su aporte.

 

“Este diseño urbanístico único en el país logra unificar los pensamientos de una ciudad moderna que liga urbanísticamente su campus a la ciudad que la contiene.”

“El patrimonio implica responsabilidades, de todos los ciudadanos, a informarnos y cuidar nuestro legado”.

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+6+7   =