Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Espacio Inmobiliario

EDICIÓN | Mayo 2017

CAJA DE RESONANCIA

Construida casi por completo de madera, la Biblioteca Municipal de Constitución es un edificio único que resuena con su entorno y busca brindar identidad a una zona de orgullo maderero. Diseñada por el arquitecto nacional Sebastián Irarrázaval e inaugurada en 2015, este espacio premiado internacionalmente por su diseño, invita a lectores, grandes y chicos, a disfrutar de un entorno luminoso y cálido donde no hay barreras para leer. 

Por Fernanda Shorr R. Fotografías Francisco Cárcamo

En el corazón de Constitución, frente a la Plaza de Armas, destaca un edificio de madera con tres enormes vitrinas que invitan a mirar hacia su interior, para encontrarse con un espacio claro, luminoso y lleno de libros. Se trata de la Biblioteca Municipal de Constitución, inaugurada en 2015 gracias a una iniciativa público-privada de reconstrucción tras el terremoto del 2010, que afectó gran parte de la ciudad. En su gestión y financiamiento participaron la municipalidad local, la Fundación La Fuente, el Banco Itaú y la Fundación Arauco de la compañía maderera Arauco.

 

Se trata de una biblioteca sin salones de lectura, y sin los clásicos carteles de silencio, hoy casi obsoletos. En este proyecto, diseñado por el arquitecto chileno Sebastián Irarrázaval, los libros están a la mano de los visitantes, de manera que no haya barreras entre el lector y la lectura, generando las mejores condiciones para que este pueda leer. Con cerca de cinco mil libros en su inventario y un promedio de cincuenta visitantes por día, hoy el edificio es un punto de encuentro para los residentes de la ciudad, quienes, además de leer, pueden disfrutar de su belleza arquitectónica.

 

La biblioteca cuenta con trescientos cincuenta metros cuadrados construidos, casi en su totalidad de madera de pino laminado y hormigón expuesto. Al entrar al edificio hay que subir una gran escalinata —también utilizada como anfiteatro— para acceder al piso principal de lectura. Una vez arriba, se pueden apreciar mucho mejor las tres naves que sustentan el diseño del proyecto, y cuyo cielo de madera intercalada deja pasar hacia el interior una gran cantidad de luz desde todos los ángulos posibles.

 

Este espacio abierto y luminoso, con vigas a la vista y ventanales que miran hacia la plaza, fue diseñado en base a tres áreas flexibles pero definidas, separadas sólo por el mobiliario, la decoración y el tipo de libros; una zona para los niños, otra para jóvenes y otra para adultos. La mayor parte de los muebles están integrados y son parte de la arquitectura. Para la decoración del interior se utilizó una paleta de colores tierra, verdes, naranjos y rojos, que fuera similar a las tonalidades de la plaza. En la zona infantil, una gran alfombra de colores rojos y unos delicados avioncitos colgando del techo invitan a los niños a leer en esta área.

 

 

DISEÑO E INSPIRACIÓN

 

Desde su inauguración, la biblioteca diseñada por Irarrázaval ha recibido diferentes reconocimientos, como el premio de honor de los Wood Design & Building Awards, concurso norteamericano que reconoce la excelencia en arquitectura en madera, y su distinción con el RIBA Award for International Excellence, otorgado por Royal Institute of British Architects (RIBA).

 

¿Qué necesidades de la comunidad se buscó cubrir al momento de diseñar la biblioteca?

Nos basamos en la necesidad de promover la lectura y acercar los libros a la gente, que era el objetivo de Fundación La Fuente, quienes se hicieron cargo de este proyecto municipal. Este plan tenía que encarnar y lograr ese objetivo, y de eso se desprendieron algunas decisiones de diseño, que tienen que ver con hacer de la biblioteca un lugar confortable para leer.

 

¿Por qué se tomó la decisión de hacer la biblioteca en altura?

Para leer hay que estar en una situación de seguridad o de tranquilidad, y eso se logra al subir la altura de la biblioteca sobre el nivel de la calle, para quedar por lo tanto en dominio visual de la plaza. Eso inmediatamente da una sensación de confort que tiene que ver con un sentido primigenio de seguridad. Subirla también genera condiciones lumínicas con una luz balanceada que se logró con el techo organizado en base a tres naves, diseñadas para poder recibir luz desde todos los ángulos posibles.

 

¿Qué se buscaba lograr con el diseño de las grandes vitrinas de la fachada?

Con el diseño de la biblioteca se intentó generar —en un sentido metafórico— una caja de resonancia, que resuene con lo que está pasando en la plaza y con el lugar, en términos culturales. La estimulación de la lectura parte por hacer que la gente entre a la biblioteca. Una manera de invitarlos a ingresar es con estas grandes vitrinas que, además de ser ventanas, son lugares donde se exponen los libros.

 

¿Además había una finalidad de transparentar lo que pasa al interior del edificio?

Las vitrinas transparentan, pero al mismo tiempo son como refugios hacia la calle, son un muro que separa pero que también conecta, generando espacio público. De esta forma, el edificio cuida al transeúnte y al potencial lector, lo protege y lo invita, como un signo de lo que pasa después en el interior donde está pensado todo para ese usuario.

 

¿Bajo qué conceptos de arquitectura se trabajó?

Hay una estrategia de diseño que es la idea de la repetición como una manera de generar coherencia interna. Cuando repites cosas se producen unidades, y eso parte por la repetición de estas tres naves iguales que están orientadas hacia la plaza. La otra decisión tuvo que ver con alzar el espacio público 1.60 metros sobre el nivel de la calle. Una medida que permite al lector estar en una situación de dominio, sin embargo el transeúnte que está abajo todavía tiene noción de lo que pasa en ese plano superior, el espacio no queda por allá arriba inalcanzable, sino que invita al lector a subir y entrar.

 

UN EDIFICIO DE MADERA

 

¿Por qué tomaron la decisión de construir en madera?

Por un lado, era más económico hacerlo con ese material, pues en la zona abunda la madera y la mano de obra para ejecutar trabajos de calidad. Por otro lado, la productividad de Constitución está asociada a la madera, lo que genera un sentido de identidad, de pertenencia y del orgullo local.

 

¿Cuáles son las ventajas y bondades de trabajar con este material?

En el caso de una biblioteca, se necesita un confort acústico para leer, y la madera tiene la cualidad de absorber todas las vibraciones y sonidos, generando una condición acústica muy buena. Por otro lado, los tiempos de ejecución son rápidos, es un material más económico y con posibilidad de un buen acabado, donde la mano de obra está muy presente.

 

¿Qué tan confiable es la madera como material para construir grandes estructuras?

La madera es un material muy flexible que funciona muy bien en lugares sísmicos. Estructuralmente es tan buena como el fierro, tiene las mismas propiedades mecánicas, pero es mucho más barata. 

 

“Con el diseño de la biblioteca se intentó generar —en un sentido metafórico— una caja de resonancia, que resuene con lo que está pasando en la plaza y con el lugar, en términos culturales”.

 “En el caso de una biblioteca, se necesita un confort acústico pata leer y la madera tiene la cualidad de absorber todas las vibraciones y sonidos, generando una condición acústica muy buena”.

 “Para leer hay que estar en una situación de seguridad o de tranquilidad, y eso se logra al subir la altura de la biblioteca sobre el nivel de la calle, para quedar por lo tanto en dominio visual de la plaza”.

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

Decoración multiespacio
Espacio Inmobiliario
Lima. Perú. Catacumbas de San Francisco
Perspectiva Urbana
» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+1+7   =