Tell Magazine

Columnas » Archivo Histórico

EDICIÓN | Mayo 2017

Resignificación de los censos en La Serena

Hernán Cortés Olivares. Académico e Historiador Universidad de La Serena.
Resignificación de los censos en La Serena

Las poblaciones humanas han sido cuantificadas desde que son capaces de reunirse para enfrentar juntos la supervivencia ante los peligros de la naturaleza o de otros clanes, tribus o naciones que amenacen su espacio vital. La adaptación política de la gobernanza de estas tribus y naciones necesita, en forma permanente, conocer las cifras que genera el ciclo vital de sus integrantes: ¿Cuántos nacen y sobreviven? ¿Son mujeres u hombres? ¿Cuál es la fuerza laboral? ¿Cuantos deben constituir la fuerza militar?

 

En la medida en que la evolución y la adaptación de las sociedades se hace más y más compleja, el imperativo de contar permanentemente a los individuos es vital. Jesús fue censado por los invasores romanos; el fin último: aumentar y aplicar con mayor eficacia los impuestos y así mantener el imperio, su expansión y todas las demandas de su aristocracia gobernante. Todas las civilizaciones crearon su propio sistema contable y sus ejecutores usaron la religión, la burocracia y el miedo para aplicar las medidas censales.

El imperio inca, creo un sistema único: los quipus, red de cordelillos de todos colores y nudos. Solo descifrables por los quipucamayos. Los museos andinos lucen orgullosos tamaña creación civilizadora. Pero este sistema le permitía a la teocracia totalitaria saber exactamente cuántos eran sus siervos, dónde vivían, qué hacían, cuántos tributaban, su estado civil, los vencidos que se trasladaban desde sus tierras originarias y, sobre todo, como en el caso de Chile, cuántos y dónde estaban desplegados los veinte mil soldados diseminados en los valles del norte y la zona central.

La invasión española, bajo el manto protector de la cruz y la espada, trae consigo otras motivaciones censales, pero los mismos objetivos ¿Cuántas almas para Dios y cuanta mano de obra para producir en el trabajo de las minas y las actividades agropecuarias, servicios domésticos y cualquier actividad que permitiera obtener beneficios? El primer censo aplicado en el Reino de Chile fue el año 1558, por orden del gobernador García Hurtado de Mendoza y ejecutado por el oidor de la audiencia en Lima y con vasta experiencia en el Alto Perú, el licenciado Hernando de Santillán, y su supervisor, Juan Pardo. Tuvo como objetivo estratégico conocer la cantidad de mano de obra sobreviviente que se encontraba en los pueblos, mitimaes y yacimientos auríferos, además de las viudas y huérfanos, herencia de los enfrentamientos y castigos militares a los rebeldes.

Los resultados demográficos para el territorio de La Serena y sus términos, que comprendía desde el río Loa hasta el río Choapa, no suman más de 3.790 habitantes en total, de los cuales en su mayor parte estaban adscritos a las ocho encomiendas entregadas por Pedro de Valdivia y se concentraban en torno a las minas de La Higuera, Brillador, Andacollo, Tamaya, Mincha, Millapel, Chigualoco y el Chivato. Este censo dio como resultado financiero, conocer, exactamente, quiénes eran los mandones principales y jefaturas, los grados de parentesco, las familias, edades, si eran o no originarios, naturales o forasteros; a la fecha quedaban muy pocos en los pueblos originarios, pues el inca los trasladó y reemplazó por habitantes del Alto Perú y el Cuzco. Y el conquistador español, en un corto período también, desmanteló la población para llevarlos como sirvientes o soldados amigos a la frontera araucana. Francisco de Aguirre era protegido por una verdadera guardia personal: los flecheros de Copayapu. Un verdadero símil de la guardia personal del inca formado por los feroces Cañaris.

A este primer censo de población y financiero le seguirán otros, como el de los jesuitas donde cada alma salvada, en estado presente o ausente, era contabilizada para recibir el pago respectivo desde las mismísimas Cajas de Comunidad de los indígenas. Este censo también nos entrega noticias sobre la especialización laboral en torno a la viticultura.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+2+2   =