Tell Magazine

Espacio Inmobiliario » Perspectiva Urbana

EDICIÓN | Mayo 2017

Lima. Perú. Catacumbas de San Francisco

Lima. Perú. Catacumbas de San Francisco

José Pedro Vicente, Arquitecto. Magíster en Arquitectura Pontificia UC. Santiago.

www.josepedrovicente.cl, Instagram: @josepedrovicente

Para poder respaldar una observación, debemos hablar con fundamento, de lo contrario, se debilita el testimonio. Del mismo modo, las edificaciones deben ejecutarse con fundaciones para avalar la sujeción y evitar el volcamiento. Esto se traduce en una suerte de muros de mayor envergadura enterrados lo suficiente como para transformar el edificio en un "mono porfiado". Lo curioso de esto, es que la Iglesia de San Francisco, como todas las edificaciones de la misma época, un poco posteriores a ella, y para qué decir las precedentes, simplemente hacían "más de lo mismo" sin mayores criterios estructurales que volver a repetir las soluciones aplicadas en las edificaciones que se mantenían en pie, de modo que el historial les garantizara la permanencia.

Si a la información anterior le agregamos un grado más de complejidad, podemos señalar que las fundaciones se ejecutaron con una estructura de arcos, los cuales buscan llevar los esfuerzos del centro al perímetro del edificio. Esto permite generar espacios subterráneos susceptibles de ser utilizados. En una primera instancia, solo se encontraban habilitadas dos naves laterales, las cuales funcionaban como bóvedas sepulcrales, independientes e incomunicadas entre ellas.

A mediados del siglo XVII, para complementar este conjunto histórico, construyen una nueva iglesia, liberando todo lo que corresponde al subsuelo de su nave central. Luego, un trabajo de comunicación subterránea mediante ciertos puntos donde la estructura de sus fundaciones lo permitiera, da origen —a modo de laberinto— a las catacumbas que sirvieron tanto de albergue hospitalario como sepultura. A pesar de su restrictivo y acotado espacio, fueron miles de personas las que fallecieron en este lugar, debiendo ordenar los cuerpos unos sobre otros, separados con tierra y cal para acelerar el proceso de descomposición, evitando epidemias y malos olores.

Silenciosas y estremecedoras, las catacumbas ofrecen tantas lecturas y apreciaciones como cantidad de visitantes recorran sus pasadizos. Su compleja habilitación de subsuelo, en distintas etapas y sin mayores conocimientos técnicos, la frialdad para el almacenamiento de cuerpos enfermos y sin vida, el funcionamiento y relación programática con el resto de los recintos tales como capillas, bibliotecas, iglesia y, presumiblemente, conectividad con el Palacio de Gobierno, hacen de este lugar un espacio de reflexión.

Si cada visitante consigue una lectura según sus atenciones e intereses, me permito un análisis personal de este conjunto histórico, y es en relación a los beneficios de un servicio instalado bajo tierra. La lógica indica que se refiere a un sentido de protección, estrategia defensiva y encubrimiento para los requisitos que en aquellos años era necesario aislar. Hoy, en términos urbanos, no vendría mal enterrar todas las bencineras y supermercados de modo que la ciudad se libere de ciertas instalaciones invasivas y ajenas a la escala humana.

PD: Cada loco con su tema.

 

Otros ESPACIO INMOBILIARIO

Decoración multiespacio
Espacio Inmobiliario
CAJA DE RESONANCIA
Espacio Inmobiliario
» Ver todas los espacio Inmobiliario


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+1+2   =