Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Mayo 2017

LA VIDA HECHA JUGO

Livingjuice
LA VIDA HECHA JUGO

Los emprendedores viñamarinos Florencia Niemeyer y Francisco Leyton llegaron a los jugos prensados buscando mejorar su propia salud. Hoy poseen la planta más moderna de Latinoamérica, llegaron con éxito al mundo del retail y promueven la generación de conciencia respecto de la alimentación saludable y sus beneficios a todo nivel. Vivir tomando jugo y tomar jugo para vivir. Por ahí va la cosa.

Por Mónica Stipicic H. / Fotos Andrea Barceló.

Todo partió en la búsqueda de una mejor salud. Francisco empezó a desarrollar una enfermedad autoinmune que le afectaba fuertemente la digestión. Su calidad de vida y la de su familia se vio afectada y no hubo médico, examen ni medicamento que diera con una solución definitiva.

 

Junto a Florencia, su señora, comenzaron a leer todo lo que encontraron acerca del tema y descubrieron que su alimentación durante muchos años, había sido pobre en micronutrientes y excesiva en carbohidratos refinados. Es decir, debía empezar a incluir varias porciones diarias de frutas y verduras en su dieta, lo que no siempre era fácil en el día a día.

 

“Un día investigando sobre alternativas complementarias nos topamos con los libros de Norman Walker sobre jugos prensados y de Herbert Shelton sobre ayunos, lo que nos abrió la puerta definitiva al mundo de los jugos de frutas y verduras y a descubrir el poder que tenían en la salud de las personas. De hecho, a los pocos meses la condición digestiva de Francisco se recuperó completamente y los problemas a la piel que yo misma acarreaba desde la adolescencia, también desaparecieron”, recuerda Florencia.

 

Para esta pareja, emprender implica resolver un tema que los impacta directamente y, desde ahí proyectarlo. Por lo mismo, no pasó mucho tiempo para que Livingjuice viera la luz. “Hacer jugo todos los días tenía varias complejidades y el mercado no ofrecía nada que realmente los sustituyera. Estábamos dispuestos a pagar por el ‘problema’ que eso significaba, especialmente si se trataba de productos prensados en frío, como era en nuestro caso, que es más lento y tedioso que uno preparado en la juguera”, explica.

 

En esa época, Francisco comenzó a estudiar un MBA en Estados Unidos. Durante dos años viajó constantemente y fue testigo del surgimiento de una nueva industria. Allá compró su primera prensadora en frío, una prensa hidráulica manual llamada Welles Press, y vio cómo los productos naturales iban ganando espacio en las góndolas, por sobre preservantes, colorantes y saborizantes. Con esos antecedentes, la decisión estaba tomada.

 

¿Qué es un jugo prensado en frío?

Es un jugo extraído por medio de un proceso de presión hidráulica de varias toneladas que se realiza, desde el proceso inicial de higiene de la fruta y verdura hasta el embotellado, completamente en frío, sin influencia de ninguna fuente de calor. Al contrario de lo que se podría creer, no es una evolución tecnológica, sino la recuperación de los procesos originales de extracción de jugo. Cuando se aplican lentamente toneladas de presión sobre las frutas y verduras, puedes obtener hasta el último rastro de micronutrientes, enzimas y fitonutrientes. Y aunque se trata de un proceso lento y meticuloso, obtienes precisamente lo que fuiste a buscar en esas plantas.

 

COMPLEJIDADES SALUDABLES

 

“Hacer jugos prensados es un emprendimiento simple, lo complejo es crear un proyecto que sea escalable cuando se trata de bebestibles, especialmente de no pasteurizados y con vida útil tan breve, ya que las barreras tecnológicas son altas y caras, y las opciones logísticas son complejas y escasas”, explica Florencia.

 

¿Cuáles son exactamente esas complejidades?

Son muchísimas, especialmente si eres productor y participas del proceso completo. Lo primero es desarrollar un producto, lo que implica varias pruebas hasta lograr la mejor versión. Después, ser capaz de replicar ese proceso productivo de manera consistente y luego, lograr escalabilidad de esa producción, que es mucho más difícil que una multiplicación lineal de los procesos. En nuestro caso, el objetivo siempre ha estado en el consumo masivo y eso implicaba trabajar en el retail. Ser pyme y competir con multinacionales por el mismo espacio en la góndola es una guerra compleja de ganar. Y la única forma de ganarla es la excelencia; si eres excelente tienes rotación y si eso pasa vas a poder pelear más tus espacios. A eso hay que sumar las dificultades financieras que provienen del ingreso a las grandes ligas, porque no es lo mismo vender pocos productos por internet y que el cliente te pague antes de recibirlos, a que tu cliente sea una mega corporación… nuestra recomendación para cualquiera que quiera emprender en este rubro es poner ojo en las herramientas para enfrentar todo lo que va a pasar cuando les vaya bien.

 

¿El objetivo siempre fue llegar a la mayor cantidad de personas posibles?

Livingjuice nació desde el día uno con una misión clara: estar en todo Chile y, potencialmente, en otros países de Latinoamérica. Tener esa misión en la cabeza, pese a las complejidades que a veces podían verse como imposibles, fue clave para crecer de forma sostenida, aunque a veces eso implicara tomar decisiones que parecían contradecir lo que indicaba el mercado. Antes de comenzar fijamos una estrategia de crecimiento que se ha ido cumpliendo al pie de la letra, quizás no siempre a la velocidad que uno imagina al comienzo, pero siempre firme. La situación actual, aunque no es en ningún caso el fin del camino que imaginamos, es una transición súper satisfactoria, en que todas las estructuras ya están en su lugar, lo que permite tener muchas expectativas para el futuro cercano.

 

¿Cómo es esa situación actual?

Comenzamos haciendo y repartiendo los jugos nosotros mismos, y hoy tenemos más de treinta personas trabajando en la empresa. Cada mes que pasa es nuestro mes récord de ventas. La marca se ha ganado un espacio muy difícil de conseguir y hemos llegado a "meterle ruido" a todas las empresas grandes, que seguramente jamás pensaron que en un periodo tan breve podía aparecer una pyme capaz de pelearles y ganarles los espacios de venta en categorías donde no parecía haber un espacio para la innovación. Llegamos a competirles con herramientas distintas y estamos orgullosos porque creemos que, desde nuestra pequeña vitrina, estamos provocando un cambio de largo plazo que sólo traerá beneficios para los consumidores.

 

“Partimos vendiendo únicamente a través de la web y todavía lo hacemos. Vender vía online es la mejor alternativa para comenzar un proyecto de este tipo, porque te sirve para darle forma a tu producto y marca al controlar todas las etapas del proceso, desde la elaboración hasta la entrega. Nosotros negociamos mucho tiempo para saltar de ahí al Jumbo, porque materializar la operación era muy complejo; en esa época nuestros jugos tenían una vida útil de tres días… afortunadamente se la jugaron por nosotros y funcionó: en pocos meses nos convertimos en número uno”, relata Florencia.

 

Hoy Livingjuice opera desde Iquique hasta Puerto Varas, principalmente a través de esta cadena de supermercados y algunos Pronto Copec de carretera. “Nosotros somos de Viña y el proyecto comenzó en la Región de Valparaíso, así que para nosotros era súper importante estar presentes allí”.

 

DEL AYUNO A LA ÚLTIMA TECNOLOGÍA

 

Antes de haber comprado siquiera las botellas para hacer los primeros jugos "comerciales", Francisco ya se había reunido con los representantes de los dos únicos proveedores en el mundo de la tecnología HPP (High Pressure Process). Esto, porque en Estados Unidos los jugos que llegaban a las góndolas de Whole Foods (la cadena más grande de comida orgánica en ese país) usaban esta tecnología, que es la única alternativa de esterilización capaz de hacer que los jugos tengan completa seguridad alimentaria sin perder su calidad micronutricional y su sabor original y aumentando su vida útil a treinta días.

 

Gracias a las inversiones realizadas, hoy Livingjuice tiene la planta de jugos prensados más grande de Latinoamérica, una región en que la industria es aún muy pequeña. “Hace unos meses modificamos la que era la antigua planta de la empresa Frugo, la adecuamos a nuestras necesidades y, de a poco, la hemos ido automatizando, para poder llegar a los niveles de producción actuales”.

 

¿Cuáles son los beneficios de tomar jugos prensados?

¡Muchos! Al tomarlos ingieres altos niveles de micronutrientes que provienen únicamente de frutas y verduras. Y son jugos de verdad, no representaciones químicas de un jugo… y eso hace que además sean exquisitos. Puedes tomarlos como complemento de tu dieta o simplemente porque los encuentras ricos. Mi hijo de seis años es fanático de los jugos verdes, pero no tanto de las verduras, así que hemos encontrado ahí un beneficio familiar.

 

¿Qué diferencia existe con el jugo hecho en casa?

El proceso de prensado en frío marca la diferencia por la obtención de nutrientes, que es muchísimo mayor. Pero si te preparas un jugo en casa y lo tomas inmediatamente, también hay muchos efectos positivos y, por lo mismo, lo fomentamos mucho. Lo que sea más cómodo y funcional, mientras provenga de frutas y verduras, es bienvenido.

 

Hoy Livingjuice tiene doce recetas en dos formatos, de 473 y 350 ml. Y están a punto de lanzar el formato familiar. Y como son una empresa innovadora y que promueve la vida sana y natural, se preocupan del tema medioambiental. Por lo mismo, los residuos orgánicos que se obtienen del proceso de prensado son separados, retirados y trasladados a plantas de compostaje donde se convierten en abono. Así cierran un círculo positivo.

 

Pero además de producir los jugos, Florencia y Francisco promueven los ayunos de sanación. “Sabemos que nuestros órganos son perfectamente capaces de realizar procesos de limpieza por sí mismos, pero el trajín digestivo que tenemos por culpa de nuestra pésima alimentación, impide que estos procesos se realicen de manera eficiente. Es por eso que la humanidad y también los animales realizan ocasionalmente distintos procesos de ayuno. Hoy se está masificando el concepto de ayuno intermitente, donde mantienes una alimentación "normal", pero la alternas con períodos de privación de alimentos, lo que ha demostrado grandes beneficios en todo ámbito para la salud, y existen estudios que demuestran que un período de ayuno es capaz de regenerar por completo nuestro sistema inmune”.

 

¿Y qué papel cumplen los jugos en este proceso?

El ayuno con jugos es una alternativa en la que das descanso digestivo a tu organismo, ya que no debe procesar alimentos sólidos, pero sigue nutriéndose intensivamente. Nuestros planes de Cleanse son una alternativa, pero no un sistema de alimentación. Fomentamos que sea un punto de partida, una especie de reset para empezar desde cero una alimentación consciente. No fanática ni extremista, consciente de qué es lo que le damos a nuestro cuerpo de manera regular. 

 

“Hacer jugo todos los días tenía varias complejidades y el mercado no ofrecía nada que realmente los sustituyera. Estábamos dispuestos a pagar por el ‘problema’ que eso significaba, especialmente si se trataba de productos prensados en frío, como era en nuestro caso, que es más lento y tedioso que uno preparado en la juguera”.

“Comenzamos haciendo y repartiendo los jugos nosotros mismos, y hoy tenemos más de treinta personas trabajando en la empresa. Cada mes que pasa es nuestro mes récord de ventas. La marca se ha ganado un espacio muy difícil de conseguir y hemos llegado a "meterle ruido" a todas las empresas grandes”.

“Al tomarlos ingieres altos niveles de micronutrientes que provienen únicamente de frutas y verduras. Y son jugos de verdad, no representaciones químicas de un jugo… y eso hace que además sean exquisitos. Puedes tomarlos como complemento de tu dieta o simplemente porque los encuentras ricos”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+9+1   =