Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Abril 2017

Innovador

Francisco Fernández, CEO Recicla Chile y presidente del capítulo regional de la ASECH
Innovador

Desde 2009, Francisco Fernández se dedica a reciclar aparatos electrónicos. Un negocio futurista para la época, pero que ahora va en camino a la automatización, porque su objetivo es seguir avanzando para llegar al procesamiento de quinientas toneladas de material reciclable.

Soledad Posada M. / fotografías Sonja San Martín D.

Sicólogo de profesión, a Francisco Fernández (35) se le ocurrió reciclar chatarra electrónica, después de ver un programa en Discovery Channel, donde una empresa extranjera recuperaba metales preciosos, como oro, plata y paladio, de estos aparatos.

Sin pensarlo dos veces, llamó a cientos de potenciales clientes y, en 2009, partió Recicla Chile con dos usuarios: Cementos Bio Bio e Ewos, a quienes les ofrecía un servicio de retiro y procesamiento. Las empresas penquistas pagaban porque alguien les sacara esta “basura” y la empresa de Francisco ganaba al venderla debidamente embalada directamente al extranjero. “Primero mandábamos a Alemania, a una empresa que separaba lo reutilizable”.

Es ese tiempo, el galpón de almacenamiento estaba en Concepción, sin embargo, en 2010, Francisco decide cambiar su planta a la ruta 5, cerca de Chillán, porque tenía más clientes, había más volumen y a un costo más bajo. En todo su camino empresarial, postuló a diversos fondos y recibió apoyo de Innova Biobío, Corfo, Sercotec y ProChile.

EL SALTO

En 2013, adquirió nueva tecnología que le permitió separar él mismo el material reusable. En la planta, recuperaba metales ferrosos; no ferrosos, como el cobre y aluminio; y metales preciosos, desde las placas de circuito integrado, como oro, plata y paladio. “Ahora contamos con una línea de fundición y vendemos a diferentes destinos”. Sus principales clientes fabricantes industriales son LG, Sony, Xerox, Embotelladora Embonor, Coca Cola Andina y Dimacofi, además de atender a empresas de diversos rubros, como pesqueras, forestales, universidades, hospitales y compañías mineras, entre otras.

En 2016, comenzó el proceso de automatización, para llegar a procesar hasta quinientas toneladas. Con máquinas que trituran el material, separan los metales ferrosos y no ferrosos, más la línea de procesamiento manual.

Todos los años hace por lo menos una campaña de reciclaje de Iquique a Coyhaique, con las redes de recolección gratuita y en colaboración con las municipalidades. “Reunimos cerca de doscientas toneladas de material en estos eventos, donde los particulares entregan los equipos que ya no funcionan o no usan”. Además, ha sido una vitrina para que la comunidad los reconozca y aprecie su labor.

¿Cuál ha sido la principal dificultad para emprender en tu rubro?

Cuando yo empecé, no había una ley que fomentara el reciclaje, solo una norma que regulaba los residuos peligrosos y no peligrosos. Desde 2016, existe la Ley 20.920, que establece un marco para la gestión de residuos, la responsabilidad extendida al productor y fomento al reciclaje, que permitirá, en el tiempo, ir aumentando el desempeño del rubro en general, tanto de mi área como de otras temáticas ambientales.

Las decisiones empresariales, ¿las meditas largamente o sigues tu instinto?

Al inicio muchas decisiones se toman por instinto, por lo que uno cree podría ser mejor, también se consulta con colaboradores, amigos, etc., con aciertos y derrotas para afrontar de mejor forma el crecimiento. En nuestro caso, fue necesaria la creación de un directorio con expertos externos en diferentes áreas y también procesos de mentoría avanzada en los que participamos actualmente.

¿En qué te ha ayudado tu carrera de sicología?

No tengo claridad al respecto, asumo que el entrenamiento de tener un mejor contacto con personas y habilidades de entrevista ha podido ayudarme en desarrollar fortalezas comerciales e, incluso, de cobranza con clientes.

¿Qué consejos le darías a alguien que quiera emprender?

En primer lugar que tenga fe y convicción de que sus proyectos se pueden hacer realidad con trabajo. Si esa convicción existe, junto a las ganas de trabajar, claramente las posibilidades de lograr buenos resultados son mayores.

ASECH

Francisco siempre se ha mantenido viviendo en Concepción, lugar donde además dirige la Asociación de Emprendedores de Chile, ASECH, en su capítulo regional. En esta instancia desarrolla su liderazgo, con la idea clara que la mayoría de los mil doscientos emprendedores inscritos pueden exportar, gracias a la tecnología actual y buenos contactos en el extranjero. “En esto, ProChile es un excelente aliado. Los productos locales se pueden vender directamente en el exterior, por qué pensar en probar suerte primero en el Alto Las Condes, cuando es posible que afuera paguen mucho más. Los emprendedores deben saber que estando aquí, se puede. Hay que poner el foco en los contactos, networking y desarrollo. Lograr vencer la barrera mental, antes que nada”.

¿Cuál es la impronta del capítulo regional de ASECH?

La ASECH nace, en 2012, en la región con la idea de entregar apoyo y ser la voz de los emprendedores locales. Con el paso de los años, nos hemos propuesto ser articuladores del ecosistema de emprendimiento regional y lograr, ojalá, el posicionamiento de los emprendedores locales en lo más alto de la escena mundial. No queremos que se vayan ni que haya fuga de talentos ni ideas, queremos que hagan lo mejor desde acá, que Biobío se posicione a nivel mundial.

Los socios de ASECH, ¿tienen potencial de futuros exportadores?

Los socios de ASECH en nuestra región tiene potenciales diferentes, pero claramente muchos de ellos poseen las fortalezas para exportar, pero no solo productos que fabriquen ni materias primas que produzcan, sino también servicios profesionales en conocimiento, ingeniería, medioambiente, audiovisuales, diseño, industrias creativas y muchos otros de gran nivel en la región. No podemos olvidar el capital humano calificado que año a año se genera en nuestra zona junto con emprendedores talentosos que pueden tener un lugar importante en diferentes países.

 

“Reunimos cerca de doscientas toneladas de material en las campañas de reciclaje, donde los particulares entregan los equipos que ya no funcionan o no usan”.

“Nos hemos propuesto ser articuladores del ecosistema de emprendimiento regional y lograr ojalá el posicionamiento de los emprendedores locales en lo más alto de la escena mundial”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación4+8+5   =