Tell Magazine

Entrevistas » Mujer

EDICIÓN | Abril 2017

Altruismo tecnológico

Bárbara de la Fuente, líder del proyecto Fonoeduca
Altruismo tecnológico

Uno de cada cinco niños, en nuestro país, presenta algún tipo de trastorno del lenguaje. Una realidad que se convirtió en el leit motiv de dos amigas, dueñas de una impetuosa vocación social y que las llevó a formar un equipo multidisciplinario para crear una aplicación de ejercicios y actividades lúdicos, beneficiosos y de fácil manejo. El innovador proyecto, premiado en tres instancias, es solo el inicio de un largo camino que esta estudiante de ingeniería comercial espera recorrer en su propia cruzada como una gran emprendedora social.

Por Verónica Ramos B. / Fotografía: Francisco Díaz U.

Tiene veinticinco años y cursa el último año de ingeniería comercial en la Universidad de La Serena. Alta, delgada y buenamoza, afirma que no practica ningún deporte, porque su único pasatiempo es la vocación social. Le resulta fácil organizar campañas y eventos a beneficio. Moviliza rápidamente sus contactos, utiliza las redes sociales y en pocos días reúne todo lo necesario para ir en ayuda de quien lo necesite.

 

“Esta afición es un poco rara, porque no toda la gente tiene esa inquietud. En mis tiempos libres, en vez de quedarme en mi casa, publico en Facebook: ¿quién me apaña para dejar té, café, pan y frazadas a la gente en situación de calle en el centro de La Serena? Como mis amigos ya me conocen, hacemos un grupo y salimos a compartir con estas personas, que, la verdad, son muchas. Siempre estoy organizando campañas y a pesar de que a veces es muy agotador y sacrificado, siento una gran satisfacción”, comenta Bárbara.

 

¿Siempre te sentiste atraída por la vocación social?

Desde que era una niña, acompañaba a mi hermano para entretener y dar cariño a los niños en situación de abandono del Hogar Redes, incluso la Navidad y los veranos la pasábamos con ellos. También ayudamos mucho a la organización de padres de niños oncológicos y cuando ocurre alguna catástrofe natural en nuestro país, siempre realizamos campañas o eventos para ir en ayuda.

 

TERAPIA ENTRETENIDA

 

Bárbara tiene claro que su camino como ingeniera comercial es el emprendimiento con fines sociales. Tiene varios proyectos en mente, pero sin duda, ya ha dado pasos concretos y exitosos que la impulsan a continuar por esta senda. En el 2015, junto a su gran amiga y educadora diferencial, Nicole Ampuero, dieron el puntapié inicial para crear un innovador y atractivo proyecto. Se trataba de una aplicación para Android que tenía como principal objetivo potenciar las capacidades y aprendizaje de los niños.

 

¿Qué las motivo a enfocarse en esta área?

Con Nicole trabajamos en la empresa de mi hermano que presta asesorías a los colegios y como estábamos en paro en la universidad nos fuimos a trabajar a Vallenar. Allí nos dimos cuenta que así como hay muchos niños con necesidades especiales de lenguaje y falta de concentración, existen otros que aprenden muy rápido y requieren mayor estímulo de aprendizaje. Fue así como creamos una aplicación para potenciar las capacidades de los niños y, en el 2015, postulamos este proyecto al concurso de emprendimientos para estudiantes más importantes a nivel nacional: el JUMP Chile.

 

¿En qué consistía esta App?

Eran juegos para niños donde incorporamos distintas disciplinas de aprendizaje, pero en un nivel más avanzado. La idea era llevarlo a los colegios y que los niños pudiesen realizar distintas actividades a través de tablets. Como no pudimos desarrollar el prototipo de la aplicación por falta de personal de informática, llegamos solo a la semifinal del concurso. Cuando se abrió la convocatoria en el 2016, decidimos postular nuevamente e integramos en nuestro equipo a la fonoaudióloga Lorena Pardo, a los ingenieros en informática Benjamín Cortés, Sergio Córdova y Marcia Lafferte, y a dos ingenieros industriales.

 

Entiendo que la idea original derivó en otro ámbito

En ese tiempo yo estaba yendo al fonoaudiólogo porque tenía un problema de deglusión atípica. Los ejercicios que debía realizar eran muy aburridos y tenía que hacerlos tres veces al día en mi casa. Eran cincuenta chiclidos, cincuenta barridos linguales… ¡una lata! Cuando comenté esto al grupo, una de las chicas me dijo que su hijo tenía problemas de lenguaje y que le pasaba lo mismo con los ejercicios. Frente a esto, decidimos que una buena idea era desarrollar un proyecto de App para niños con dificultades de lenguaje, pero con ejercicios más entretenidos y que los motivasen a realizarlos.

 

¿Cuál fue el resultado?

Creamos la aplicación Fonoeduca y nuestra idea es ofrecerla a colegios e instituciones con proyectos de integración, también es de gran utilidad para estimular tempranamente el lenguaje y el habla en cualquier niño. Por ahora tenemos una alianza con la Teletón de Coquimbo y vamos a realizar un plan piloto en pacientes con trastornos en el lenguaje. Creemos que en abril ya estará listo para su funcionamiento.

 

¿Y qué vamos a encontrar en esta aplicación?

Son tres secciones, una de ella es para ejercitar la musculatura facial, a través de una aplicación similar al Snapchat. Cuando el niño se mira en la cámara, comienzan a salir objetos virtuales y estos deben ser atrapados con la lengua. Este ejercicio es recomendable también para niños con autismo, parálisis facial y labio leporino. Luego, incluimos una sección de soplos con reconocimiento de voz. El niño sopla la pantalla del celular o tablet y se van moviendo distintos objetos, lo que permite complementar el tratamiento en función de un trastorno específico. Y la última sección está relacionada netamente con los niveles de aprendizaje del lenguaje. Son varias actividades y juegos donde el niño va reconociendo y nombrando las imágenes.

 

¿Requiere de un tutor o el niño puede ejercitar solo?

Pueden ejercitar solos, pero también queremos incorporar otras actividades para que puedan compartir con sus papás. Estamos elaborando un tablero con realidad aumentada, es decir, van apareciendo distintos objetos en la pantalla que sobresalen y en función de lo que el niño debe fortalecer o potenciar va desarrollando distintos ejercicios. Incluimos, también, videos de la fonoaudióloga, quien va mostrando como realizar los ejercicios en la casa.

 

PREMIO A LA CONSTANCIA

 

Bárbara y su equipo fueron premiados en tres instancias, gracias a este novedoso proyecto. En noviembre de 2016, obtuvieron el primer lugar, categoría microempresarios, en la Feria de Ideas Empresariales organizado por la Universidad de La Serena. Luego, participaron en la Ideatón, concurso organizado por la Teletón y Mutual de Seguridad. Entre miles de participantes, fueron seleccionados y premiados dentro de los veinte mejores proyectos. En diciembre, nuevamente participaron en el Jump Chile 2016 y lograron un segundo lugar, categoría plata.

 

“Crear un proyecto que permita ayudar a tantos niños con dificultades y donde las familias no siempre cuentan con los recursos para pagar un fonoaudiólogo o un tratamiento, es nuestra mayor recompensa. El que puedan acceder de manera entretenida, fácil y rápida a estos ejercicios es una gran oportunidad para los niños, porque de no encontrar una solución o no corregir el problema afecta a su autoestima y seguridad. Por ejemplo, si el niño tiene dificultad con algún fonema como la doble r, es corregible hasta los seis años, después el proceso de rehabilitación es mucho más lento. Conocimos a los chicos de la Brújula Cowork, un espacio que brinda asesoría y apoyo a los emprendedores en La Serena. Les presentamos el proyecto y ganamos una membresía de tres meses. Estamos trabajando con ellos y nos han ayudado mucho, incluso, nos hicieron el contacto para presentar nuestro stand en la Expo Coquimbo, en enero de este año."

 

¿Qué buscan con esto?

Nuestra idea es crear una empresa desarrolladora de softwares educativos. Queremos postular a los capitales de CORFO y el objetivo es comprar las licencias de los softwares que nos faltan, porque son muy caros. 

 

¿Tu futuro está en el emprendimiento social?

¡De todas maneras! Me encantaría hacer una fundación relacionada con el ámbito tecnológico y que sea un aporte a la comunidad. Me gustaría viajar a otros países de Latinoamérica y dar a conocer este proyecto, en especial, a lugares más vulnerables socialmente, como las favelas en Brasil o a escuelas de Colombia. Mi sueño es que todos los niños tengan las mismas posibilidades y sé que algún día lo lograré.

 

“Nuestra idea es ofrecer la aplicación a colegios e instituciones con proyectos de integración, también es de gran utilidad para estimular tempranamente el lenguaje y el habla en cualquier niño”.

 

“Crear un proyecto que permita ayudar a tantos niños con dificultades y donde las familias no siempre cuentan con los recursos para pagar un fonoaudiólogo o un tratamiento, es nuestra mayor recompensa”.

 

“Me gustaría viajar a otros países de Latinoamérica y dar a conocer este proyecto, en especial, a lugares más vulnerables socialmente, como las favelas en Brasil o a escuelas de Colombia”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación5+9+2   =