Tell Magazine

Entrevistas » Deporte

EDICIÓN | Abril 2017

Energía pura

Marcelo Sanhueza, Muay Thai
Energía pura

Tras incursionar en varios deportes a lo largo de su vida, hoy este viñamarino, de profesión periodista, disfruta practicando Muay Thai: un arte marcial de origen tailandés que el mismo calificó como una pasión. Tanto así, que en enero de este año viajó a dicho país del sudeste asiático, donde peleó y le ganó a un exponente local de la disciplina. 

Por Jorge Aldunate I. – Fotografías: Andrea Barceló A., Pedo Elorriaga A. y gentileza de Marcelo Sanhueza E.

Marcelo Sanhueza Emperiale nació hace treinta y cuatro años en Viña del Mar y desde muy temprana edad que su vida se ha relacionado con el deporte. De niño jugó fútbol, y luego dio el salto a las artes marciales. “Todo nació por iniciativa de mi amigo Manuel Araos, que me inició en esto. Con él comencé a entrenar karate kyokushin en el gimnasio Leme de Viña del Mar. Eso hasta 2010 cuando, por razones laborales, me fui a vivir a Santiago. Ahí conocí a Francisco Aravena, quien me introdujo en el mundo del kickboxing, el K-1 y finalmente al Muay Thai, deporte que a la larga se transformó en una pasión”.

 

EL ARTE DE LAS OCHO ARMAS

 

El Muay Thai es un arte marcial antiquísimo originario de Tailandia. Se le conoce como el arte de las ocho armas, pues consiste en golpear a tu adversario utilizando ambos puños, codos, rodillas y pies. A eso, se agrega un sistema de lucha de pie que se llama clinch y que también tiene por objetivo doblegar al rival. En Asia, y particularmente en Tailandia, es una actividad extremadamente popular, a tal punto de ser considerado deporte nacional.

 

Además, a diferencia de otras disciplinas donde prima la parafernalia y el show mediático previo a las peleas, en el Muay Thai se da mucho un ambiente de respeto entre los competidores. Estos tienden a saludarse antes y después de cada combate, donde incluso se hace una reverencia al rival vencido. Lo mismo ocurre con el público, pues pese a que en Tailandia se estila apostar en torno a cada pelea, los aficionados en todo momento se muestran respetuosos con los luchadores, ya que valoran que dos competidores estén entregando el máximo de ellos arriba de un ring. Dado lo anterior, año a año luchadores de todas partes del mundo visitan dicho país para interiorizarse con las raíces del deporte que aman. Tal es el caso de “Melo”, como lo llaman sus amigos, quien ha tenido la oportunidad de viajar tres veces a Tailandia para familiarizarse con el deporte que lo apasiona.

 

Cuéntanos tu experiencia en Tailandia practicando este deporte

 

El de este año fue mi tercer viaje a Tailandia. En los dos primeros estuve entrenando e interiorizándome en la cuna misma del Muay Thai. Ya en este último viaje se dio la oportunidad de pelear y competir profesionalmente contra un luchador local de nombre Mazda Sor Sommit. El evento constaba de ocho peleas y yo era el único extranjero, pues todos los demás luchadores eran tailandeses. La velada se llevó a cabo en el Samui Muay Thai International Stadium, de la ciudad de Koh Samui. Cuando llegó el turno de la sexta pelea, que era la mía, me subí al ring, combatí y tuve la suerte de poder ganar y salir sin lesiones. Solo machucones.

 

¿Qué tan importante es el Muay Thai en la cultura tailandesa?

 

En Tailandia, el Muay Thai es el deporte nacional, por lo que en importancia vendría siendo el símil de lo que es el fútbol en Brasil o el rugby en Nueva Zelanda. Allá los niños salen de la pobreza entrenando y compitiendo profesionalmente en este deporte. Además, lo envuelve un tema bien espiritual y místico que tienen los tailandeses, donde previo a las peleas se realizan rituales y una danza que llaman wai kru o ram muay, con el fin de mostrar respeto a tu entrenador y antepasados. También, antes de la batalla tu coach te pone en la cabeza un amuleto que se llama mongkol, que se utiliza para ahuyentar los malos espíritus y para proteger al peleador. En definitiva, todo lo relacionado con la historia y tradición del Muay Thai se encuentra en Tailandia, al igual que sus máximos exponentes.

 

¿Es verdad que tuviste un percance los días previos a la pelea?

Sí. Resulta que tres días antes de la pelea me atacó un virus al estómago y me enfermé de gastroenteritis aguda. Recuerdo que competía un domingo y estuve jueves, viernes y sábado sin poder comer prácticamente nada y estresado por el hecho de no poder recuperarme satisfactoriamente. Ahí me estuvo ayudando mi amigo y doctor, Rodrigo Dölz, quien me aconsejaba a la distancia para poder mejorarme.

 

¿Y nunca pasó por tu cabeza la posibilidad de cancelar el match?

Nunca. Lo único que pensaba en ese momento era que estaba a más de treinta mil kilómetros Chile y que por ningún motivo iba a desaprovechar la oportunidad de pelear en el país que es la cuna del deporte que practico. Así que le di para adelante no más, porque si no me subía ahora al ring por una enfermedad, me iba a arrepentir toda la vida.

 

¿Es muy fuerte el desgaste físico y mental que conlleva este deporte?

Yo creo que el Muay Thai es el deporte más exigente del mundo, porque tienes que estar cien por ciento bien tanto de salud, como física y mentalmente. Y esto último es lo que más cuesta. En el fondo, si tú no tienes una de esas tres condiciones, lo más probable es que no desarrolles una buena pelea. Acá uno está solo arriba del ring y no puedes pedir cambio como en deportes colectivos, por lo que si no respondes de manera óptima, entonces corres el riesgo de salir herido, cortado, noqueado o de sufrir una lesión grave.

 

¿Qué opina tu familia al respecto?

 

Es un tema. Por un lado, mi mamá se pone nerviosa cuando sabe que voy a pelear. Mis amigos también dicen que uno está medio loco. Pero sin lugar a dudas la que más sufre es Giancarla Peverelli, mi señora. Es ella quien se lleva toda la carga negativa en torno al estrés mismo de este deporte. Uno antes de subirse a pelear, obviamente, está estresado y nervioso, pero ya al primer combo se te pasa y tienes que pelear y darle para adelante no más. Ella, en cambio, sufre de principio a fin. Aún así me acompaña y me apoya en todo. Por lo mismo, no tengo más que palabras de agradecimiento para ella por apoyarme sin condiciones en el deporte que me apasiona.

 

DISCIPLINA PARA LA VIDA

 

El Muay Thai, al igual que las artes marciales en general, no tiene una edad predeterminada para comenzar a practicarlo. Por lo general, este tipo de actividades acarrean menos lesiones que otros deportes convencionales, siempre y cuando se haga en un lugar idóneo y con una persona capacitada. Según Marcelo, “es fundamental que el alumno, o los papás de estos en caso de ser niños, investiguen y tengan claro el lugar donde desarrollarán la disciplina que elijan y con qué entrenador se entrenará. Cumplidos estos requisitos, el Muay Thai les puede brindar un montón de beneficios que les servirán para toda la vida”.

 

¿Cuáles son los principales beneficios que entrega el Muay Thai?

 

La principal virtud tiene que ver con la disciplina con tu vida misma, porque uno estructura su día a día en base al deporte. Es decir, sabes qué y a qué horas tienes que comer, dormir y entrenar. También te entrega seguridad ante situaciones extremas, como puede ser un robo o un asalto, pues estás capacitado para la autodefensa. También te entrega compañerismo, ya que a pesar de que uno se sube solo al ring, detrás está todo el sacrificio y el entrenamiento que hiciste con tus entrenadores y compañeros de equipo. En definitiva, el Muay Thai te da disciplina, determinación, carácter, seguridad, autoestima y compañerismo.

  

¿Qué lugar y entrenador recomiendas para practicar Muay Thai en Viña del Mar?

 

En Viña hay hartos lugares para entrenar artes marciales en general. El Muay Thai en Viña del Mar lo pueden practicar en el gimnasio Leme, con el profesor Manuel Araos. Él es un entrenador que ha estado en Tailandia y que también tuvo la oportunidad de competir allá. Él está capacitado para realizar un entrenamiento a cualquier persona que vaya y demuestre interés en practicar Muay Thai, ya sean novatos, intermedios o avanzados. El Jiu Jitsu, sin dudas, en la Cohab de Andrés Pérez, y también hay otros profesores que tienen las capacidades como Cristopher Úbeda, Raúl Tapia, Titi Fernández y algunos más que se me escapan.

 

Define el Muay Thai en una frase

 

Energía pura.

 

“La velada se llevó a cabo en el Samui Muay Thai International Stadium, de la ciudad de Koh Samui. Cuando llegó el turno de la sexta pelea, que era la mía, me subí al ring, combatí y tuve la suerte de poder ganar y salir sin lesiones. Solo machucones”.

 

“El Muay Thai te da disciplina, determinación, carácter, seguridad, autoestima y compañerismo”.

 

“En Viña hay hartos lugares para entrenar artes marciales en general. El Muay Thai se puede practicar en el gimnasio Leme con el profesor Manuel Araos, que también tuvo la oportunidad de competir en Tailandia. Está capacitado para realizar un entrenamiento a cualquier persona que vaya y demuestre interés en practicar Muay Thai, ya sean novatos, intermedios o avanzados”.  

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación9+8+2   =