Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Marzo 2017

Comprometidos

Guillermo Swett y Germán Sanhueza, socios de Bio Bio Pack
Comprometidos

Aguerridos y perseverantes, al igual que todos los emprendedores que volverán a levantarse después de los incendios que asolaron la Región del Biobío, son los socios, Guillermo Swett y Germán Sanhueza, quienes día a día compiten contra las grandes empresas de papel higiénico, toallas absorbentes, servilletas y pañales, para transformar sus sueños en realidad.

Por Soledad Posada M. / fotografías Sonja San Martín D.

Aunque la proximidad de los pasados incendios aún está en sus memorias, los principales ejecutivos de Bio Bio Pack, Guillermo Swett y Germán Sanhueza, saben salir de situaciones difíciles, porque tienen un pasado de muchos años en puestos gerenciales de grandes industrias papeleras.

Hace un año que su emprendimiento, Bio Bio Pack, tiene en la vitrina de supermercados pequeños y medianos, papel higiénico, rollo de toalla absorbente, servilletas y pañales. Además, cuentan con una línea especial para empresas, en la que fabrican sabanillas y rollo de toalla absorbente grande, entre otros.

Todos los productos salen de su planta instalada en Coelemu, a sesenta kilómetros de Concepción. Aquí se encuentran las máquinas que cortan los formatos de papel correspondiente, a partir de un gran rollo de papel importado. Los pañales los importan directamente y les imprimen su marca Cangu, con una calidad que iguala al líder del mercado en su categoría.

El galpón está ubicado en esta ciudad del secano costero, con la que Guillermo Swett tiene una relación cercana, por lo que conoce a su gente, su calidad humana y compromiso. “En la planta trabajan dieciocho personas. Son trabajadores competentes y muy comprometidos. Les pagamos treinta por ciento más de lo que gana un trabajador en esa ciudad. Queremos aportar en lo que podamos, pagar lo mejor y devolver la mano”. Aquí trabaja un tercer socio, como gerente de planta, el ingeniero Rubén Méndez. 

COLUSIÓN

Biobio Pack cuenta con más de ochenta clientes, desde cadenas de supermercados regionales hasta almacenes de barrio, ubicados entre las ciudades de Viña del Mar y Temuco. “Queremos ser transparentes con los consumidores, otorgándoles una alternativa económica y de calidad, con un precio justo y en concordancia con el cliente final”, señala Germán Sanhueza.

El tema de la colusión de las empresas papeleras ha traído solo una mayor apertura. Guillermo Swett indica que en general la gente sigue comprando su papel higiénico de siempre, porque no asocia directamente la marca con los nombres de las empresas.

Lo que sí los mantuvo y mantiene expectantes fueron los diversos focos de incendio que afectaron a la zona aledaña a Coelemu, durante el verano. Los incendios causaron mucha preocupación en la gente, por lo que en la empresa se organizaron para mantener limpio el galpón y sacar las cenizas. Como medida de seguridad futura pretenden contar con contenedores para guardar los productos.

El uso de redes sociales destaca en esta empresa que cuenta con dos cuentas en Facebook, donde reciben comentarios de apoyo de los consumidores: La Patrona Tissue y Pañales Cangu, además de su sitio www.biobiopack.cl. Para los socios, la meta es alcanzar el 0,5% del mercado, “para allá vamos”.

¿Cuáles han sido los principales obstáculos para su emprendimiento?

Los principales obstáculos han sido los típicos que tiene cualquier empresario que debe partir desde abajo, como conseguir el capital de trabajo y lograr el volumen de venta necesario. En nuestro caso, el manejo de las compras de la materia prima en el exterior, ha sido un gran desafío, ya que se debe saber, casi adivinar, cuál será el papel indicado para el producto que le gustará al mercado, y tomar esa decisión hasta noventa días antes de que llegue a la fábrica. Otro tema es lograr precios similares a cualquier otro participante del mercado, cuando la estructura y el volumen de producción no lo permiten tan fácilmente como a las empresas de mayor tamaño. Además, las acciones de punto de venta u ofertas, originadas dentro de este mercado por parte de otros oferentes son enormes. Nosotros, por nuestro tamaño no podemos igualarlas. Sin embargo, los clientes nos prefieren en sus locales y los consumidores nos reciben en sus hogares.

¿Cómo una pequeña empresa puede competir con los líderes del mercado?

Nuestro foco, más que "competir", ha sido el de buscar nichos en  los que visualizamos una necesidad de un producto específico y a la vez la oportunidad de generar ese producto. También nos hemos preocupado de establecer una relación con nuestros clientes lo más armónica posible.

INCENDIOS

¿Por qué eligieron Coelemu para instalar la planta?

Hace muchos años que tengo una relación especial con Coelemu. En el año 2004 mi familia y yo decidimos dejar Santiago y Coelemu fue mi primer destino, ya que aquí tuve la posibilidad de ser gerente de operaciones de una planta industrial del área maderera con alrededor de quinientos trabajadores. Durante ese trabajo conocí a mucha gente muy buena y siempre me impresionó su compromiso en el trabajo y cómo cuidan de él. Además, en el minuto de decidir en donde instalaría las maquinarias Rubén Méndez había terminado unos galpones para otro proyecto y consideró que era mejor usarlos para Bio Bio Pack.

¿Cómo ha sido la experiencia en el pueblo de Coelemu?

Solo una palabra; excelente. En este primer año de funcionamiento no hemos tenido ni una sola renuncia ni desvinculación. A nivel de la comunidad además hemos tenido una gran aceptación y apoyo cuando se ha necesitado. Hemos tratado de ser parte de Coelemu.

¿Tomaron medidas por los incendios?

Por supuesto que sí, pero lamentablemente solo las que están a nuestro alcance. Las construcciones se encuentran en un lugar despejado sin riesgo inminente de incendios forestales. Además, existe una preocupación de mantener libre de pastos secos y malezas alrededor de las construcciones. Otro punto de gran preocupación es la instalación eléctrica para evitar cualquier tipo de falla en ésta. Por último, contamos con suministro independiente de agua, más un par de estaciones de mangueras al interior de las instalaciones para el control inmediato de cualquier amago en caso de existir.

¿Qué consejo le darían a las pequeñas empresas que perdieron todo?

El único consejo que podría darle a quienes se han visto perjudicados, es que sigan haciendo lo mismo que antes; no flaquear y levantarse una y otra vez. Así es la historia de todos los pequeños empresarios de este país.

 

“Queremos ser transparentes con los consumidores, otorgándoles una alternativa económica y de calidad, con un precio justo y en concordancia con el cliente final”.

“El manejo de las compras de la materia prima en el exterior, ha sido un gran desafío, ya que se debe saber, casi adivinar, cuál será el papel indicado para el producto que le gustará al mercado”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+7+8   =