Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Marzo 2017

Fusión frutal

Du Ciel
Fusión frutal

Para la diseñadora industrial, Jou Araya, la fórmula para elaborar la fruta deshidratada ––producto estrella de su emprendimiento–– fue un regalo “del cielo”. A eso se debe su nombre, pues la tierra le provee el resto. Con más de dos años de producción desde el fértil y generoso sector de Altovalsol, se ha ido abriendo camino en el rubro de la comida saludable y hoy, su sueño, es traspasar las fronteras de la región y del país.

Por Verónica Ramos B. / Fotografía: Francisco Díaz U.

Dejó el arte de los mosaicos para dedicarse por completo a un proyecto que, tal como ella afirma, “es un obsequio del cielo”. Una manera metafórica de agradecer no solo al universo, sino a quienes dieron origen a esta historia. Su hermana Katherine, doctora en biología molecular y química farmacéutica, fue quien, desde Puerto Montt, desarrolló, junto a su marido francés, un método para deshidratar la fruta manteniendo intacto su color, su aroma y su sabor.

 

“Katherine y Max no tenían tiempo para dar continuidad a esta idea y me proponen tomar este emprendimiento. Lo acepté como un gran desafío y puse todas mis energías para llevarlo a cabo. Me enamoré de este trabajo y se convirtió en un hijo para mí”, recalca Jou Araya (34).

 

El regalo de la fórmula fue un primer gran paso, sin embargo, Jou debió esmerarse por perfeccionar los procesos. “Cada fruta tiene su propio tiempo de deshidratación, porque posee distinta cantidad de agua. Esto lo fui aprendiendo en el camino. Tuve que estudiar e investigar, también, los tipos de cortes para cada fruta porque es fundamental en el proceso. El espesor de la frutilla, por ejemplo, es distinta a la de la piña o el kiwi”.

 

¿Qué producto tenías pensado para esa primera etapa?

Los snacks de frutas deshidratadas. Este producto se convirtió en mi fuerte, hasta hoy; es lo que más produzco y vendo. Está pensado para consumirlo en cualquier momento del día y en una porción determinada para adultos y niños. No contienen azúcar, químicos, aditivos o preservantes. Esto es lo que nos diferencia del mercado, porque la fruta tampoco tiene glaseados.

 

¿Y cuál es el secreto para preservarlos?

El tiempo de duración del deshidratado. Para ello utilizo máquinas industriales que deshidratan la fruta por largas horas a bajas temperaturas y luego pasan por un proceso de humedad. La verdad es que es un trabajo de varias etapas y cada una de ellas me encanta… es una labor muy bonita.

 

FAMILIA UNIDA

 

Fascinada con este descubrimiento, hace más de dos años que Jou no deja de sorprenderse con las bondades de la fruta. Más aún, si su propia tierra se las brinda. Sus padres, Luis y Lucía, compraron una parcela en el sector de Altovalsol y solo la utilizaban para vacacionar. Con el tiempo, plantaron árboles frutales, sin saber que estos se convertirían en los principales proveedores de Du Ciel.

 

“Tenemos cosecha propia de manzanas, damascos, membrillos, duraznos y ciruelas. También compro a Slow Food, una agrupación regional donde los vendedores son sus propios productores de vegetales, hortalizas y aceitunas. En el caso de la frutilla, la compro en Pan de Azúcar. Siempre me he preocupado de la calidad y limpieza de los productos que utilizo, no los adquiero en cualquier parte”.

 

¿Cómo es un día de trabajo en Du Ciel?

El proceso es muy minucioso y de bastante trabajo. Me levanto temprano a cosechar la fruta, luego la lavo, la corto y la monto en las bandejas para el proceso de deshidratación. Cuando la fruta está en las máquinas, diseño las etiquetas, preparo los envases, etc. Cuando partí en esto hacía todo sola y los productos se llamaban Kaluj, pero hace un año se sumaron mis padres y, a mediados del 2016, inscribimos esta empresa familiar como Du Ciel Energía Frutal.

 

Gran ayuda

¡Espectacular! Mis padres son un tremendo aporte y tengo amigos que también me ayudan muchísimo. Esto me permitió instalar la tienda en calle Huanhualí 519, en La Serena. Durante las mañanas trabajo en la parcela y en las tardes nos turnamos con una amiga para atender el negocio. Hoy, tengo más tiempo para participar en exposiciones y ferias…

 

¿Y más posibilidades de aumentar la producción?

¡Claro! Trabajamos en familia y, además, tenemos más máquinas para deshidratar la fruta. Por ejemplo, disponemos de una semana para hacer solo frutilla, tres días para las manzanas y tres días para hacer piñas. Así es mucho más rápido desmontar, pesar la fruta y envasar al vacío.

 

¿Y cuántas horas toma deshidratar la fruta?

Eso es relativo. En el caso de las frutillas deben estar en las máquinas entre ocho a diez horas. La naranja es la que requiere más tiempo, entre dieciocho y veinte horas. Las máquinas funcionan toda la noche y así aprovecho mejor mi tiempo.

 

¿En qué otros lugares vendes tus productos?

En Espacio Cazaux tenemos un stand donde ofrecemos diversos productos saludables para las personas que van al gimnasio. Tenemos, también, una página en Facebook donde nos hacen los pedidos y enviamos a diferentes ciudades del país.

 

SALADOS E INFUSIONES

 

Además de los coloridos snacks o mix de frutas, Jou ha ido incorporando otras creaciones a Du Ciel. Entre ellas destacan las mandalas de cereales con quínoa, avena, multisemillas, frutas deshidratadas, pasas, maní, almendras, sésamo, linaza, amapola y miel de Huanta. Las bolsitas de Pois Chichés, garbanzo crocante con sal de mar, es otro producto innovador dirigido especialmente a las mujeres, por cuanto estimula la hormona del estrógeno.

 

“Elaboramos un área de vegetales con tomates y aceitunas deshidratadas, y betarragas crocantes, ideal para ensaladas y cóctel ¡A los niños les encanta! Y es una excelente alternativa porque no es muy apetecida. La granola para consumirla con leche o yogur tiene avena, kiwi, manzana, frutilla, plátano, pasas, linaza y chía. Las infusiones son otra línea de productos que han tenido gran aceptación”, afirma Jou.

 

¿Cuál es el plus de estas infusiones?

Se pueden consumir frías o calientes. Aplicas dos cucharaditas de estos pequeños trozos de fruta deshidratada al té o agua y no solo lo puedes beber, sino además puedes comer la fruta porque poseen una serie de beneficios al organismo. La infusión de naranja estimula el sueño; la de limón-menta-jengibre es energizante y diurético. La de piña y frutilla es antiinflamatoria; manzana-canela sirve para limpiar el colon y el té verde-berries- frutilla es ideal para dolores menstruales e infecciones urinarias.

 

¿Y para condimentar?

Mezclamos sal de mar con distintas hierbas y condimentos. Son cuatro tipos de sales de cincuenta gramos cada una. La Oliver es con orégano y aceituna, la Italianita lleva tomate-orégano-ajo, la Romerita que es romero-pimienta-ajo y la Picarona que es sésamo negro-merkén-ajo. Elaboramos también dos tipos de especias para repostería: de limón y de naranja. Cuando trabajo con estas frutas siempre me quedan los extremos y la idea es aprovechar todo. Primero se deshidratan y luego lo molemos. Estas especias se utilizan en queques, pie, mate, ensaladas, etc. Tienen sabor y aroma, muy fuerte y exquisito.

 

¿Cada producto cuenta con su información nutricional y beneficios?

Exacto. Mi hermana es quien elaboró el etiquetado con la información específica de cada producto, en función de sus propiedades y la cantidad recomendada para cada porción.

 

En definitiva, alimentos sanos para cualquier hora del día

Nuestros productos son naturales, libres de azúcar y eso es muy importante para las personas que se preocupan de llevar una vida saludable. Pueden saciar el apetito con las calorías y el aporte nutritivo necesario para el organismo. El azúcar produce adicción y, en este caso, nuestros productos son adictivos porque son ricos y sanos.

 

¿Y en términos de venta, cuál es tu balance?

¡Buenísimo! Partí muy de abajo… haciendo las etiquetas a mano y vendiendo solo a familiares o conocidos. Hoy, tengo mi tienda y me piden productos para ocasiones especiales. El año pasado me encargaron doscientas bolsitas de mix de frutas como recuerdo de matrimonio para los invitados. Fue un lindo proyecto, distinto y una gran vitrina, porque además participamos en la Expo Novios con esta idea. En definitiva, siento que he avanzado mucho, que he logrado dar pasos importantes y que me irá mucho mejor…

 

¿Proyectos?

¡Muchos! Tengo varias ideas. Quiero presentar un proyecto en los colegios para que en los kioscos o casinos se vendan los snacks o mix de frutas y los mandalas de cereales. A futuro me gustaría hacer un negocio en el Valle de Elqui, donde no solo pueda vender los productos, sino un espacio donde la gente pueda consumirlos acompañados de una infusión, mate o café. Mis expectativas más cercanas es que Du Ciel sea conocido desde Arica a Punta Arenas y luego fuera del país.

 

¿Y qué opina tu hermana de este resultado?

Está muy orgullosa de mí y de que mis padres formen parte de esta empresa familiar. Ha sido un trabajo de mucho esfuerzo, pero con grandes frutos.

 

“No contienen azúcar, químicos, aditivos o preservantes. Esto es lo que nos diferencia del mercado, porque la fruta tampoco tiene glaseados”.

“Cuando partí en esto hacía todo sola y los productos se llamaban Kaluj, pero hace un año se sumaron mis padres y, a mediados del 2016, inscribimos esta empresa familiar como Du Ciel Energía Frutal”.

“Mis expectativas más cercanas es que Du Ciel sea conocido desde Arica a Punta Arenas y luego fuera del país”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación7+2+1   =