Tell Magazine

Entrevistas » Cultura

EDICIÓN | Marzo 2017

BARRO, TORNO Y COLOR

Cerámica Gres, Taller Grulla, Pichilemu

En Playa Hermosa, Punta Lobos, está el Taller Grulla, creado por una pareja apasionada por el barro y sus infinitas posibilidades. Llegaron desde Santiago para radicarse en Pichilemu hace cuatro años. Al lado de la casa que se construyeron, hicieron un taller donde los colores fuertes de sus creaciones brillan entre la pasta húmeda, los tornos y los esmaltes de colores amarillos, fucsias, turquesas y pasteles.

Por María José Pescador D. / fotografía Francisco Cárcamo P.

Pía Rubilar (38) y Horacio Fuentes (39) se conocieron en Pichilemu, y se casaron en estas playas. Mientras vivían en la capital, se construyeron una casa en Punta de Lobos, en un terreno que tenían. El primer piso lo hicieron entero de barro, y así fue creciendo el amor por esta materia prima. En un principio arrendaban la casa de marzo a diciembre, hasta que decidieron trasladarse a vivir en ella, aquí hicieron su taller y juntos trabajan lo que es la pasión de ambos: la arcilla.

 

Pía es diseñadora industrial. En la capital hizo un curso de escultura, y aprendió la técnica de la cerámica, yendo a clases durante un año al Taller Villaseca. Por su parte, Horacio tiene una hermana que es ceramista, así que ya conocía de cerca este trabajo. Una vez instalados en la casa de la playa, postularon a un SERCOTEC y ganaron un Capital Semilla con el cual crearon el Taller Grulla (www.tallergrulla.cl ), que es una amplia y cómoda construcción en madera de treinta y seis metros cuadrados que está en el patio de la casa en donde viven. Dentro destaca un torno muy antiguo, de esos que rotan a través del movimiento de los pies. “Me conseguí este torno, es de los típicos antiguos de Pomaire, y empezamos a comprar todas las herramientas para implementar el taller”, cuenta Pía. Destaca un gran mesón de trabajo, repisas con tazas, jarrones, platos, y todo tipo de objetos utilitarios. Unos están en crudo, otros ya cocidos y algunos terminados en brillantes esmaltes de fogosos colores. Más atrás, el horno que produce la magia.

 

¿Qué ofrecen en el taller?

(Horacio) Durante el año hacemos clases continuas para adultos, con bloques de tres horas cada uno. También talleres para niños, y ahora en verano estamos más dedicados a los workshops de fines de semana, para quienes vienen a veranear o para personas que sólo pueden venir esos días. Una de las ideas del taller es que quienes quieran hacer su propia pieza de cerámica puedan venir y en una tarde aprender. Este concepto lo vimos en un viaje que hicimos a Asia, especialmente en Vietnam, Bali y Camboya. También ofrecemos objetos terminados listos para comprar y hacer un regalo diferente.

 

¿Por qué el nombre y el logo de una grulla?

(Horacio) Porque la grulla simboliza buena fortuna, buen augurio, salud, bienestar, felicidad y prosperidad. Para nosotros tiene, además, un significado especial porque hicimos con nuestras propias manos doscientas grullas para decorar nuestro matrimonio.

 

¿Cómo trabajas la cerámica gres?

(Pía) Compramos los implementos en Santiago. Traemos la pasta y aquí la trabajamos. Primero se amasa para hacer una pelota, que se llama pella, la que luego se centra sobre el torno. Esto es lo más complejo. Hay que tener precisión con las manos, sobre todo en el torno eléctrico que trabaja más rápido. Una vez lista la forma del objeto, se instala sobre una torneta para ir haciendo los retoques, sacando los filetes y afinando la pieza para obtener buenas terminaciones. Posteriormente se seca al sol y así resulta lo que llamamos biscocho; en esta etapa la pieza es muy frágil, no se puede tomar del asa, por ejemplo, una taza porque se rompería. De ahí se mete al horno a novecientos grados Celsius durante nueve horas, aquí se empieza a quemar lento, la idea es que la greda vaya perdiendo el agua. Una vez lista esta etapa se esmalta, para lo que se pueden comprar colores hechos o bien hacer uno mismo distintas mezclas. Por último, se mete al horno a mil doscientos cincuenta grados Celsius para que los pigmentos reaccionen y se adhieran. Aquí están por otras diez horas, aproximadamente. Luego de esto ya tenemos una pieza terminada.

 

¿También tienen sistema de vaciado?

(Pía) Sí, eso es para hacer piezas en serie, y que sean más simétricas. Los moldes los hace Horacio en yeso.

 

BARRO DE LA TIERRA

 

¿Por qué no ocupar la arcilla de Pañul, que les queda al lado?

Porque allá lo que hacen es procesar la piedra de barro para volverla polvo y eso lo mezclan con agua y luego amasan. Y nosotros necesitamos muchos kilos para las clases, entonces el amasado se haría imposible, es difícil, es mucha pega. Para eso lo que estamos viendo ahora es comprar una extrusora; teniendo esa máquina nos ahorraríamos comprar la materia prima en Santiago y ahí podríamos ocupar la de Pañul, que es la idea. De hecho, ya contamos con una muestra y queremos usarla, y hacer pruebas para ver cómo se comporta a altas temperaturas, en una primera instancia…Si resultara bien nos bajaría muchísimo los costos de ir a comprar todos los materiales a Santiago.

 

¿La diferencia entre los objetos hechos con cerámica gres, que los hechos con otro tipo de arcilla?

(Pía) En Pañul, por ejemplo, queman la greda a leña a novecientos grados Celsius. Entonces con el tiempo al objeto le empiezan a salir hongos, porque el poro no está completamente cerrado debido a que la quema no es a tan alta temperatura. Por lo mismo el objeto no es tan impermeable y duro.

 

¿La gracia del gres?

(Horacio) Esta cerámica es más dura, tiene más impermeabilidad. Además, las terminaciones pueden ser jaspeadas, brillantes, opacas…Y esa es la gracia de la cerámica gres, que cada pieza es única, ya que todo va a depender de si está más cerca del calor o no, y de múltiples factores. El resultado final es una incógnita, quizás no tanto para quienes sabemos más, pero siempre se generan sorpresas en la pieza final.

 

¿Cómo definirían su trabajo?

(Pía) Contemporáneo, lo nuestro no es estilo rústico. Como soy diseñadora trato de innovar, no hacer lo mismo que otros… Además me gusta lo moderno.

 

“Esta cerámica es más dura, tiene más impermeabilidad. Además, las terminaciones pueden ser jaspeadas, brillantes, opacas… Y esa es la gracia de la cerámica gres, que cada pieza es única”.

“Una de las ideas del taller es que quienes quieran hacer su propia pieza de cerámica puedan venir y en una tarde aprender. Este concepto lo vimos en un viaje que hicimos a Asia, especialmente en Vietnam, Bali y Camboya”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+5+3   =