Tell Magazine

Columnas

EDICIÓN | Febrero 2017

Casa Gibbs y patrimonio

Por Luis Núñez San Martín
Casa Gibbs y patrimonio

Y llegó el momento. Es complejo no ser autorreferente cuando el trabajo realizado, la restauración del Mural de la Casa Gibbs, será entregado a la ciudad. Es una mezcla intensa de emociones que nos recuerda a todos los involucrados por qué hacemos lo que hacemos.

Si bien las obras tuvieron una duración aproximada de tres meses, fue más de un año de preparación. Plantear la idea, conseguir los siempre escasos recursos, mantener al equipo motivado y alerta, a pesar de las dificultades que a veces nos distraían del camino.

Así, Camila Díaz, Benjamín Contador y Carlos Massardo conservaron su entusiasmo y asumieron junto a mí el desafío. Dalibor Kurte se sumó apenas pudo, entregando su talento y completando nuevamente aquel mural que también pintó hace ocho años atrás. Hoy vuelve ya egresado de Bellas Artes y esperamos que estas iniciativas lo motiven a él y a otros talentos a quedarse en esta tierra.

La Corporación ProA y el apoyo de los auspiciadores lograron concretar este sueño, asociando fondos públicos y privados para remozar lo que se ha convertido en una de las postales de Antofagasta. Un orgullo haber trabajado con este gran equipo y el eterno agradecimiento a nuestra ciudad, que cada día valora más estos aportes que, desde el arte, buscan engrandecer nuestra alma.

 

Otras Columnas

» Ver todas las Columnas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación2+8+3   =