Tell Magazine

Entrevistas » Mundo Empresarial

EDICIÓN | Febrero 2017

DULCE DE ABEJAS

Mieles de Chile, producida en Isla de Pascua

Se dice que en Chile existen más de ochocientas clases distintas de abejas, dejando a nuestro país como único en el mundo con esta capacidad. Pero aún hay más: en Isla de Pascua están las únicas abejas del mundo que viven en un entorno absolutamente libre de patógenos. Así lo descubrió Jorge en una de sus visitas a este paraíso, y decidió emprender un negocio con la miel, y de paso, ayudar a multiplicarlas para darle un respiro al planeta.

Por María José Pescador D. Fotografías Danny Bolívar U. Y gentileza de Jorge Vásquez

Jorge Vásquez (31) es un rancagüino geógrafo de profesión, y aunque no alcanzó a ejercer mucho en este ámbito, su pasión por la tierra es, quizás, lo que lo llevó a dedicarse al negocio de la miel. El 2012 fue como turista con su hermana a conocer la Isla de Pascua, y se enamoró del lugar. Volvió a viajar solo un par de veces más, hasta que se encontró con un amigo que también estaba cautivado por la belleza del lugar, más conocido como el ombligo del mundo. Juntos decidieron que querían emprender un negocio que tuviera que ver con la isla, e investigando un poco más se les ocurrió incursionar en el mundo de las abejas.

 

Fue así como el siguiente viaje de Jorge, el 2014, tenía un objetivo claro: conocer a un apicultor isleño que pudiera ayudarlo en el tema. De esta forma llegó donde Patricio Manutomatoma. “Él tenía en ese tiempo doce cajones, yo le expliqué lo que quería hacer y en ese minuto me contestó que no estaba interesado. Me volví, pero seguí en contacto con él, y luego de seis meses logré convencerlo de que nos asociáramos, y hoy es el gerente de operaciones de nuestra empresa”.

 

¿Qué tienen de especial las abejas de la isla?

Que son las únicas en el mundo que están libres de patógenos. Son una especie única en el planeta, andan libres y no están contaminadas con ningún tipo de enfermedades que son propias de ellas. Se han hecho varios estudios internacionales que afirman esto. Por otro lado en la isla hay floración todo el año, lo que permite tener hasta cuatro cosechas en los doce meses. En el continente con suerte tienes dos. Esta es una tremenda ventaja comparativa…

 

¿Eso hace a la miel que ustedes producen distinta?

Sí, porque todo se basa en la alimentación la abeja. Si esta se alimenta de los árboles que hay en el cerro, como el quillay, el litre, el peumo, va a ser una miel súper característica, que es buena igual, pero en la isla tenemos guayaba, plátano, papaya, mango, etc… Entonces la consistencia, la textura, el aroma y el gusto son distintos. En general, esta miel es líquida, nunca se pone dura…

 

 

 

 

LA PRODUCCIÓN

 

La empresa que Jorge formó junto a Manutomatoma y que es la encargada de producir la miel se llama Apícola Manu Meri Honey. Junto a esta y con el objetivo de hacer la distribución de la misma en el continente, es que creó otra sociedad con otro amigo llamada MielesChile —www.mieleschile.cl—.

 

¿Qué quiere decir Manumeri?

Manu es miel y Meri es pájaro, entonces significa “El pájaro de la miel”.

 

¿Cuál fue el primer paso para la producción?

Primero estandarizamos las colmenas que tenía Patricio, que eran unas doce o quince. Cada colmena puede tener unas veinte mil abejas. Estandarizar significa seguir un procedimiento; nosotros seguimos el más común en Chile que es el método Langstroth, que tiene ciertas medidas para hacer los cajones y seda estampada entre otros requisitos… Luego empezamos a generar más colmenas para tener más producción. El término que se usa es el de “estirar” las colmenas, y para esto me contacté con un amigo profesor, agricultor con más de cuarenta años de experiencia en el rubro, quien le enseñó a Patricio a armar más colmenas.

 

¿Cuántas colmenas tiene hoy?

En dos años logramos tener sesenta colmenas. Y para cumplir con los estándares que fijan el Seremi de Salud y el SAG tuvimos que hacer una sala de extracción, bodega de envasado y sala de almacenamiento, esto en una construcción de ciento veinte metros cuadrados. Todas estas las dispusimos en el terreno de Patricio que debe tener unas dos hectáreas.

 

¿Cómo están repartidos los apiarios?

Tenemos cinco apiarios —así se les llama al conjunto de cajones— repartidos por la isla: en Anakena, en el volcán Rano Raraku, en Aka Hanga, en Vaka Kipo, que es el sector en donde está la casa de Patricio, y en el Rano Kau.

 

¿Por qué están en distintos lugares?

La abeja se alimenta de variados néctares, y cuando no encuentra de qué alimentarse o se muere o le roba miel a la de al lado. Por lo mismo es que buscamos repartir los cajones por toda la Isla con la idea de que tengan hasta para regodearse en comida. Por ejemplo, en el Rano Raraku hay mucha guayaba.

 

¿Qué ventajas en la producción tiene el que estén los apiarios distribuidos en distintas zonas?

La principal es que mientras terminas de cosechar uno, empiezas con el otro… Es decir nunca se paraliza la producción que es constante.

 

¿En qué se diferencia que se alimenten de una sola especie o de más?

Cuando la abeja se alimenta en más del cincuenta por ciento de sólo una especie de floración se logra una clara distinción; así, podemos decir: esta miel es de guayaba, es decir, es monofloral. Si se alimenta de varias especies resulta una miel multifloral.

 

¿Si la abeja se alimenta de guayaba cambia el sabor de la miel?

Esto no significa que tenga gusto a guayaba, pero sí cambia la textura, la consistencia, el color y el sabor…

 

¿Las características de las demás zonas?

En Vaka Kipo tenemos paltos, eucaliptus y guayaba. En el de Rano Kau hay fundamentalmente guayaba, en Aka Hanga hay casi pura papaya, y en Anakena hay mucho chocho, flor de sangre, cardo y guayaba en los arbustos.

 

ABSOLUTAMENTE ORGÁNICA

 

¿Cómo es el proceso de las abejas para almacenar la miel?

Ellas se alimentan y luego, una vez lleno el estómago del néctar, van secretando la miel a través de una glándula que tienen en su vientre, para ir almacenándola en las colmenas y así tener su reserva. Es como si fuera una secreción.

 

¿La diferencia de la miel de la isla y la del continente?

No puedo decir que la miel del continente sea mala, pero hay diferencia en cuanto a la textura y el sabor.

 

¿En qué proceso están ahora?

En ponerle a la miel certificación de origen, y certificación orgánica.

 

¿Cada cuánto se cosecha?

Cada tres o cuatro meses.

 

¿La primera vez que cosecharon cuánta miel sacaron?

Todo depende de cuánta floración haya, así se ve cuánto comen y entonces cuánto producen. La primera fue en octubre del 2014 y sacamos unos doscientos kilos, que son ochocientos frascos de doscientos cincuenta gramos.

 

¿Y hoy?

Creo que podríamos a llegar a los mil kilos y eso aún es poco. Nuestro objetivo es tener doscientas colmenas, y nos conformamos con sacar veinte kilos por cosecha… Pero uno nunca sabe porque todo depende de cómo se alimente la abeja.

 

¿Cuál es el principal problema con el que se han enfrentado?

El clima que en los últimos años ha cambiado mucho en la isla, y se nota. En noviembre, por ejemplo, llovió todo el mes, eso es raro, y la abeja con lluvia no sale porque las gotas le afectan, lo que implica que no puede ir a buscar comida por lo que se empieza a comer lo que tiene en la colmena. Y eso retrasa el proceso. En la isla no se alimenta con otras cosas a las abejas; en el continente, en cambio, si pasa esto, les dan azúcar o glucosa, algo que no es natural por lo que la miel resulta distinta.

 

¿Dónde se distribuye la miel?

En este minuto en un punto solamente de Santiago, una tienda que vende solo productos orgánicos que se llama Todo Granos —www.todogranos.cl—, y lo demás nosotros mismos a pedido a través de la página web o por amigos y conocidos, como también a través del Facebook. De todas maneras, nosotros apuntamos en un futuro no muy lejano a exportar la miel.

 

Describe tu miel

Tiene una textura suave, que no la tiene la miel del continente. Es absolutamente líquida, tanto en invierno como en verano. Yo la recomiendo para comerla con galletas o frutas. Echarle miel al té es un crimen, porque el té es más fuerte de sabor que la miel, por lo tanto le quita todo… El aroma es suave, no satura con una cucharada.

 

¿Propiedades de la miel?

La miel es el mejor antiséptico natural, sirve para muchas cosas: enfermedades cardiovasculares como purificador, es una eficaz barrera contra los virus, los resfríos. De la miel se deriva el propóleo que se usa para las alergias. También aporta jalea real que se usa mucho en la industria de la cosmética, y si vamos más allá, el veneno de la abeja sirve para la artrosis.

 

“Todo se basa en la alimentación de la abeja. Si esta se alimenta de los árboles que hay como el quillay, el litre, el peumo, va a ser una miel súper característica. En la Isla tenemos guayaba, plátano, papaya, mango, etc… Entonces la consistencia, la textura, el aroma y el gusto son distintos”.

“Nuestra miel tiene una textura suave, que no la tiene la del continente. Es absolutamente líquida tanto en invierno como en verano, yo la recomiendo para comerla con galletas o frutas… el aroma es suave, no satura con una cucharada”.

“La miel es el mejor antiséptico natural, sirve para muchas cosas. De la miel se deriva el propóleo, ideal para las alergias. También aporta jalea real que se usa mucho en la industria de la cosmética, y si vamos más allá, el veneno de la abeja sirve para la artrosis”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación8+5+2   =