Tell Magazine

Entrevistas

EDICIÓN | Enero 2017

Ecologismo en las venas

Alexandra Cousteau
Ecologismo en las venas

Asume que el apellido Cousteau le ha abierto tantas puertas, como la herencia de una gran pasión por el mar y sus infinitos misterios. Navega desde siempre y apenas con cuatro meses realizó su primer viaje, a Isla de Pascua. Años después regresó a nuestro país, en el marco del Festival Internacional de Innovación Social, fiiS 2016, cuando reflexionó junto a los antofagastinos respecto a nuestro borde costero y cómo debemos asumir nuestra responsabilidad de preservarlo para las futuras generaciones. En medio de autógrafos, cientos de fotografías y sus charlas, pudimos conversar con ella, la princesa sirena.

Por Claudia Zazzali C. / Fotografías por Cristian Rudolffi

Es inevitable que al escuchar su nombre, una pequeña voz en nuestras cabezas nos repita... “el Calyyypso”, con ese acento francés que tenía el doblaje de la serie de documentales que su abuelo Jacques –Yves Cousteau divulgó por el mundo. En el Calypso creció su padre Phillipe y, por supuesto, la misma Alexandra.

 

Alexandra Cousteau a los tres años había viajado por África, Egipto, Túnez, Uganda y Kenia y, a los siete, ya buceaba con SCUBA, gracias a las lecciones de su abuelo, el creador de este sistema submarino que revolucionó la exploración oceanográfica.

 

Ni siquiera se cuestiona sobre cómo llegó a convertirse en embajadora de los mares y del rol que cumple para importantes organizaciones que preservan los océanos para las futuras generaciones. “Es mi trabajo”, responde con una sonrisa.

 

Visitó Chile para hablarnos sobre el mar. En un español perfecto nos invitó a reflexionar sobre el futuro y cómo nos debemos a nuestra costa, sobre todo en el norte, donde nos instó a buscar soluciones a temas que nos involucran a todos. Ofreció dos charlas masivas en Antofagasta, en la primera versión del Festival Internacional de Innovación Social, fiiS 2016. Luego, su agenda seguía cargada de encuentros y conferencias.

 

¿Cómo has aprendido a moverte por el mundo? Hoy en Chile, mañana en México, luego Berlín, París…

He estado viajando por el mundo durante toda mi vida. Se ha convertido en mi segunda naturaleza, por lo que estoy muy acostumbrada.

 

¿Cómo te describirías? ¿Como documentalista? ¿Líder ambientalista? ¿Exploradora?

Todos: Me considero una exploradora, documentalista y ambientalista centrada en el tema del agua, los océanos y el cambio climático.

 

¿Qué sientes cuando estás junto al mar?

Siento libertad y paz interior, pero a la vez una profunda preocupación por el estado actual de los océanos. En la mayoría de lugares, una simple ojeada a la superficie del agua es todo lo que necesitas para darte cuenta del problema a nivel global que representa la destrucción de los océanos.

 

¿Qué es Oceana y en qué consiste tu trabajo con esta organización?

Oceana es la organización más grande a nivel global, dedicada exclusivamente a la conservación de los océanos. Trabajo con ellos en su incidencia política, prensa y medios, expediciones, grabación de documentales, recaudación de fondos, compromiso público, etc. Voy allí donde me necesitan.

 

¿Crees que existe cierto grado de conciencia sobre la protección del océano?

No lo suficiente como para solucionar los retos y problemas existentes. Todos los sistemas oceánicos están bajo estrés y peligro. Necesitamos una mayor concienciación y movilización pública, gubernamental, de organizaciones sin ánimo de lucro e, incluso, de la industria para poder protegerlos de forma eficiente.

 

¿Podrá realmente producirse un cambio de mentalidad?

Puede producirse, pero cuanto más esperamos, menos podremos salvar para que las futuras generaciones puedan disfrutar de los océanos. Dependemos de nosotros mismos.

 

¿Qué sientes al ser parte de la Dinastía "Cousteau"?

Es una bella historia y un maravilloso legado. Me ha enseñado cuán preciosos son nuestros recursos naturales y la importancia de protegerlos. Y que aún tenemos mucho trabajo por hacer.

 

BLUE LEGACY

 

Blue Legacy es una organización fundada por Alexandra Cousteau, que busca capacitar a la gente para recuperar y restaurar el agua del mundo. Este y otros logros la posicionan como una de las jóvenes líderes del ambientalismo mundial, lo que, entre otras cosas, la hizo meritoria de recibir el grado de Doctor Honoris Causa en la Universidad de Georgetown, su Alma Mater. “Fue un tremendo honor ser reconocida por una institución por la que siento una profunda admiración. ¡Fue algo totalmente inesperado!”, nos cuenta Alexandra.

 

¿Qué representa para ti Blue Legacy?

Blue Legacy no me define, sino que más bien lo hace el trabajo que realizamos conjuntamente. Blue Legacy, Oceana, National Geographic son algunas de las organizaciones con las que coopero y trabajo para planificar y ejecutar proyectos e ideas que puedan cambiar el mundo. Pero más que las organizaciones, lo importante son las ideas y el trabajo que estas realizan.

 

¿Y en qué momento de tu vida aparece el lenguaje audiovisual?

Crecí con él. Cuando era pequeña solía sentarme en las salas de edición de la Cousteau Society y admiraba cómo trabajaban y editaban las películas. Es una parte de mi infancia.

 

¿Cuál es tu diagnóstico de la situación en Chile?

Chile tiene oportunidades enormes de expandir su sostenibilidad y la producción de energías renovables, de crear una pesca abundante y sostenible, promover un turismo sostenible, y mucho más. Pero, desafortunadamente, este no ha sido el enfoque hasta ahora. No soy experta en las cuestiones medioambientales chilenas, pero puedo asegurar que hay margen de mejora.

 

¿Crees que Chile es un país privilegiado por su extensa costa?

Chile es un lugar bendecido con un medio ambiente único y hermoso que puede seguir aportando felicidad, salud y prosperidad a los chilenos. Desarrollen ese potencial de manera sostenible. ¡Protéjanlo!

 

¿Cuál es tu lugar favorito en el mundo?

Hay muchos lugares increíbles en el mundo. Sobre todo me encantan aquellos en los que aún no he estado. ¡Tienen el mayor potencial para nuevas aventuras!

 

Eres madre de dos hijos, ¿cómo ves el futuro del planeta, siendo tus hijos tan pequeños?

Estoy muy preocupada. Hemos perdido mucho hasta la fecha y continuamos perdiendo año tras año. El cambio climático ya está aquí. Los océanos se están muriendo. Los bosques desapareciendo. El agua está contaminada. Nos aferramos a nuestras viejas costumbres contaminantes y destructivas. Nos resistimos a adaptar soluciones sostenibles. Pero podemos cambiar. Y podemos tener fe… solo debemos trabajar para que así sea. Y espero que lo hagamos pronto.

 

“Oceana es la organización más grande a nivel global dedicada exclusivamente a la conservación de los océanos. Trabajo con ellos en su incidencia política, prensa y medios, expediciones, grabación de documentales, recaudación de fondos, compromiso público. Voy allí donde me necesitan”.

 

“Ser una Cousteau es una bella historia y un maravilloso legado. Me ha enseñado cuán preciosos son nuestros recursos naturales y la importancia de protegerlos. Y que aún tenemos mucho trabajo por hacer”.

Otras Entrevistas

» Ver todas las entrevistas


OPINA

  • Verificación Anti SPAM, Ingrese el resultado de la siguiente operación6+3+8   =